ENTRETENIMIENTO

Los 20 errores que ellas cometen en su rutina diaria de belleza

Abril 10, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Los 20 errores que ellas cometen en su rutina diaria de belleza

Algunos errores que se cometen diario en la rutina de belleza.

Abusar de la plancha, maquillarse sin limpiar la piel o excederse con el maquillaje son errores que se cometen contra la belleza. Qué es lo correcto en materia de autocuidado.

Desconocimiento,  asesoramiento inadecuado, vanidad o descuido. Estas son las principales razones por las que hombres y mujeres caen a diario en conductas que atentan contra su belleza y de paso, contra su salud.

Lo peor es que los efectos funestos muchas veces no se ven de inmediato sino a largo plazo, por lo que se continúa reincidiendo en el error. 

Especialistas en diferentes campos del cuidado personal resumen aquí las principales fallas que van en contra de un maquillaje perfecto, una piel radiante y un pelo brillante y saludable. Tome nota.

Con el maquillaje 

ELEGIR LA BASE APLICÁNDOLA EN LA MANO.  Cuando se escoge el tono de la base, probándola en la parte superior de la mano, suele quedar dos tonos por debajo del color natural de la piel y, por lo tanto, demasiado clara, lo que da un efecto totalmente postizo, a manera de máscara. 

 Lo que se debe hacer es probarla en la zona de la papada, pues la prueba en la mano solo sirve para analizar qué tanto cubrimiento brinda el producto.   MAQUILLARSE SIN PREPARAR LA PIEL.  Antes de proceder con el maquillaje, se debe limpiar, tonificar e hidratar la piel. De lo contrario, el maquillaje se verá poroso, postizo y se acentuarán mucho las líneas de expresión. RETOCAR LA PESTAÑINA.  Más de dos o tres aplicaciones de pestañina al día  no permite que se vean largas y naturales. Además, con el exceso se forman grumos muy desagradables. ELEGIR MAL LAS SOMBRAS DE CEJAS.   Lo ideal es escogerlas de acuerdo con el tono del pelo. En los cabellos oscuros deben usarse dos tonos más claros y en los claros dos tonos más oscuros.  De esta forma, no se endurecerán las facciones por usarlas muy oscuras ni el rostro se verá envejecido al usarlas muy claras. EL EFECTO PANDA.  Delinear los ojos con un producto líquido en el párpado superior e inferior y luego rellenarlos con delineador en lápiz por dentro da un efecto smooky muy exagerado, que solo está permitido para las noches o cuando se requiera un maquillaje dramático. Fuente:Stefanie Hernández, gerente de la categoría de belleza y cuidado personal de Amway Colombia.
Con la piel UTILIZAR PROTECTORES COSMÉTICOS.  Los protectores cosméticos no brindan protección contra todos los rayos del sol, solo evitan que la piel se ponga roja, pero no previenen el daño celular. Por eso, estos productos se deben comprarse en droguerías  TOMAR MUCHO LICOR.  El consumo de alcohol   causa daño a nivel de todas las células del organismo, incluidas las de la piel, deteriorando su apariencia y su salud. FUMAR.  La gran cantidad de sustancias tóxicas que contiene el cigarrillo disminuye la oxigenación de la sangre, la actividad de las células y la producción de colágeno, favoreciendo la formación de arrugas. La piel adquiere, además, un color grisáceo, antiestético y nada saludable. VIVIR ESTRESADO.  Las preocupaciones permanentes hacen que se contraigan los músculos del rostro, lo que lleva a que se marquen de forma prematura los surcos naturales que se forman en la frente, así como alrededor de los labios y la nariz. HACER DIETA.  Las restricciones   en la alimentación, como las que hacen las personas vegetarianas o quienes hacen dietas no permiten que le lleguen los nutrientes necesarios a la piel, causando envejecimiento. De hecho, la salud y la belleza de la piel  están mediados por una alimentación que incluya todos los grupos de alimentos. ABUSAR DEL MAQUILLAJE.  Para poder realizar su intercambio natural con el medio ambiente la piel necesita respirar con frecuencia. De lo contrario, si todo el tiempo se usa maquillaje, los poros se obstruyen, generando brotes.  En estos casos tampoco se puede eliminar normalmente el agua, a través del sudor, lo que causa obstrucciones en las glándulas sudoríparas y falta de lozanía.  TRASNOCHAR CON FRECUENCIA.  Esto dado que durante el sueño tienen lugar los procesos de regeneración de la piel. Luego al no producirse el descanso suficiente, durante al menos siete horas, sobreviene la producción de radicales libres y el envejecimiento.    NO HACER EJERCICIO.  La actividad física moderada ayuda a activar la circulación en las células de la piel, permitiendo que llegue más oxigeno y  luzca radiante. Dilata además los poros eliminando toxinas y tonifica los músculos dándole una apariencia joven. Fuente: César Iván Varela, profesor de dermatología de Univalle y director científico del Centro de Estética Colibrí.
Con el pelo PONERSE EXTENSIONES.  Así sean realizadas por un profesional y bien ejecutadas, las extensiones causan daños en el pelo. Tampoco importa si se adhieren con queratina, hilos, velcro o clips, aunque estos últimos se consideran los menos nocivos.  De hecho, las extensiones tornan el pelo quebradizo, propician su caída y pueden generar infecciones por hongos, dado que con la ducha se genera humedad en el cuero cabelludo.  HACER CAMBIOS DRÁSTICOS DE COLOR.  Especialmente teñirse de negro y luego de rubio no es para nada recomendable. Lo ideal es aclararlo poco a poco, o sea pasar primero a un tono chocolate o caoba, de forma que no se requieran decoloraciones globales que son demasiado agresivas y resecan demasiado el pelo.  RECOGERSE EL PELO MOJADO.  Aparte que genera un olor muy desagradable, puede ocasionar un problema conocido como piedrilla o piedra blanca, cuyo nombre científico es micosis. Se trata de unos nódulos blandos, translúcidos y de forma irregular producidos por un hongo que se forma por la humedad y que se hospeda bajo la cutícula del pelo. Dan sensación de rugosidad al tacto y se desprenden fácilmente, dando apariencia de caspa. ALISARSE DESPUÉS DE LAS MECHAS.  Las cremas alisadoras no deben aplicarse ni antes ni después de hacerse una decoloración, pues arruinan la calidad del pelo, deshidratándolo. La queratina es el único sistema de alisado que se puede aplicar en forma previa o posterior a las mechas sin causar daño capilar.  HACER EJERCICIO Y NO LAVARSE EL PELO.  Cuando se suda mucho, las toxinas que se segregan a nivel del cuero cabelludo taponan los folículos pilosos, lo que conduce a caída del pelo. Y por otro lado, las sales contenidas en el sudor generan resequedad. Por eso, si no hay tiempo para aplicar champú, por lo menos se debe lavar con rinse o como mínimo lavarlo con agua. ABUSAR DE LA PLANCHA.  Este electrodoméstico térmico no debe usarse más de dos veces a la semana, pues aplica calor directo sobre el pelo, maltratándolo y quemándolo gradualmente. Lo mismo aplica para los secadores  que, aunque su calor no es directo, también son sumamente agresivos. DESENREDARSE EL PELO SECO.  Lo correcto es hacerlo cuando todavía está húmedo o mientras se tiene el bálsamo o acondicionador aplicado. De esta forma es menos traumático para el pelo, pues cuando está seco se enreda más y tiende a reventarse, debilitándose con el tiempo.  Fuente:  Jorge Forero, estilista profesional.
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad