Lolita Flores, una vida entre flores y espinas
ENTRETENIMIENTO

Lolita Flores, una vida entre flores y espinas

Septiembre 17, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Isabel Peláez
Lolita Flores, una vida entre flores y espinas

Este sábado en el Teatro Jorge Isaacs, habrá un homenaje de Lolita Flores a Lola, Rosario y Antonio, su familia. En clave flamenca.

Rosario es pura fuerza, un torbellino. Mi hermano Antonio era la cabeza pensante, porque hacía unas letras con una personalidad arrolladora y escribía maravillosamente bien. ¿Y yo? Pues... tengo un poco de todo.Con esas palabras, dichas con voz profunda y acento gitano, describe a su familia la mayor de los hijos de Lola Flores: Lolita. Es modesta, porque fue ella la primera en triunfar, antes que Rosario y que Antonio. Y la que le enseñó, en tono flamenco, a toda una generación de los años 80, a qué suena y a qué sabe el despecho femenino. “Me quieres a tu modo, sin entrega, sin los afectos que de ti percibo y a veces me parece que quisieras alejarte de mí y no estar conmigo”, cantaban sus seguidores. “Sí, pero no, que no, que no, tú dices que me quieres, pero no, que no, que no, porque tu amor me hiere”, tarareaban en coro en sus conciertos.La hija de ‘La Faraona’ Lola Flores y de Antonio González ‘El Pescaílla’, fue una de las divas de la balada en Colombia con temas como: ‘Ay pena, penita pena’, ‘Sarandonga’ y la inolvidable ‘No renunciaré’: “No renunciaré ni a tus ojos, ni a tus brazos, ni a tu boca, ni a tu risa, ni a tu loco proceder, ni a tus besos con los que me vuelvo loca, ni a la fuerza con que tú me haces querer”.Pero no sólo ha deslumbrado al mundo con su voz. También ganó un Goya en el 2002 como Actriz Revelación, por su actuación en la película ‘Rencor’, y ha participado en numerosos filmes y series de televisión.A ella se le hizo fácil, o mejor, natural, eso del canto y de la actuación. “Mi familia era toda de artistas y que yo me dedicara a esta profesión no surgió de un momento para otro. Desde que yo era chiquitica surgía en mi casa constantemente, sin esfuerzo, de una manera muy natural”, nos dice. Lo que no resultó tan natural fue lidiar con la fama, que la tomó por sorpresa gracias a una canción: ‘Amor amor’. “Yo tenía 16 años cuando grabe esa canción. Sólo quería terminar pronto para poderme ir con mis amigas de fiesta. El éxito fue una sorpresa, nunca pensé que fuera a pegar como pegó y llevo 35 años de carrera artística sin parar”, dice hoy a sus 53 años.De flores y espinasPese a que sus hermanos, Rosario y Antonio, se dedicaron a lo mismo, asegura que nunca sintió celos de sus exitosas carreras artísticas; por el contrario, la llenó de orgullo y admiración. “¿Competencia? Ninguna. Ahí no hay rivalidad, somos una familia de artistas”, advierte.Admite que Lola Flores, como cualquier madre, les exigía mucho a ella y a sus hermanos, pero que a ninguno le fastidiaba porque su intención era que todos fueran felices.La vida de Lolita no ha sido sólo de flores sino también de espinas. Ha tenido que superar duras pruebas: la muerte de su mamá, a causa de un cáncer de mama, en mayo de 1995. Y quince días después la de su hermano, que fue encontrado muerto, supuestamente por una sobredosis de narcóticos. Como si fuera poco, años después se enteró de que ella misma padecía cáncer de útero. “Cuando me lo dijeron se me cayó el mundo encima y me puse a llorar. Durante todo ese tiempo he pensado mil veces en mi madre y le pedía que me ayudara y que me diera tanta fuerza como ella tuvo para luchar tantos años contra la enfermedad”, dijo la artista en el 2010, ya recuperada.Entonces, habrá recordado esa canción para ella vetada desde la muerte de su madre: ‘Apuesta por el amor’. Lolita seguro le habría preguntado como en aquel inolvidable dueto: “Tú que has apostado fuerte por la vida, que has puesto el corazón en cada instante, tendrás que aconsejarme”. Y su madre, le habría contestado: “Da por cada desengaño una sonrisa, siempre poniendo el alma por delante y nunca te acobardes”. Entonces Lolita siguió al pie de la letra la canción: “Tendré que renacer cada mañana, vestirme de colores, con ilusiones nuevas. Y aún así si las cosas no están claras, levanta tus canciones y niégate a las penas”.Actualmente, Lolita, quien es madre de una actriz y de un músico de 17 años, ha estado inmersa en su gira ‘Lolita a Lola’, en la que hace un repaso por su amplia trayectoria musical. Una gira que además quedó inmortalizada en un CD+DVD que salió a la venta el pasado 1 de junio. Su más reciente álbum de estudio se titula ‘Sigue caminando’, y es un disco variado en el que se mezclan el son cubano, el jazz noctámbulo, el bolero y un guiño al pop-rock. Y ahora está preparando una nueva producción “que se dedica a mis baladas, a mis boleros, a mis rumbas”, adelanta. Amiga de duetos y colaboraciones musicales, confiesa que en su país se habla de Shakira y de Juanes, “pero en Internet he visto cosas de Andrés Cepeda y me gustaría cantar con él”.Sobre su espectáculo de esta noche, adelanta: “Voy con una banda y unas pantallas donde hay unos audiovisuales en los que se van a ver imágenes y les voy a contar lo que ha sido mi trayectoria durante tantísimos años que llevo en la música: 35 años. Es un poco eso, un recorrido por mi música y un homenaje a mi familia”.Orgullosa del flamenco que corre por sus venas, y de que este sea ‘Patrimonio de la Humanidad’, asegura que “quien mejor puede preservar la memoria de su madre es el público que no la olvida”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad