ENTRETENIMIENTO

Llega ‘Osos’, filme sobre dos madres que les enseñan a sus oseznos cómo vivir

Julio 19, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Llega  ‘Osos’, filme sobre dos madres que les enseñan a sus oseznos cómo vivir

Sky encuentra tiempo para disfrutar su rol de madre. Hay momentos de ternura increíbles en los que forcejea con sus cachorros, les da empujoncitos y los revuelca.

Hoy: 10:30 a.m., en Cinépolis El Limonar, la Premiere Selecta de El País.

Osos, la nueva aventura de la vida real de Disneynature, es una película de acción y suspenso que documenta un año en la vida de dos madres osos que imparten lecciones de vida a sus pequeñas crías. La próxima entrega de la serie ‘Aventuras de la vida real’ está ambientada en uno de los últimos lugares salvajes del planeta. El viaje de sus protagonistas peludos comienza cuando el invierno llega a su fin y deben emerger de su hibernación para enfrentar el intenso frío. “Los osos son el símbolo de Norteamérica”, afirma el director Alastair Fothergill. “Queremos llevar al público a uno de los lugares más hermosos del mundo… un lugar que la gente ansía conocer, pero que pocas veces visita. Ahora podrán ver a Alaska a través de los ojos de una madre oso y sus crías”.“El oso pardo es fuerte e inteligente, amable e increíblemente social. Y a diferencia de otro animal, ocupa un lugar especial en nuestros corazones. Todos tuvimos un osito de peluche cuando niños. Los osos son perfectos para contar historias”, agrega. El mundo exterior es emocionante, pero tiene múltiples riesgos y el juguetón descenso de los cachorros por la montaña trae consigo la amenaza de avalanchas. Con el paso de la primavera y la llegada del verano, los osos pardos deben trabajar duro para hallar alimento. ¿Disfrutarán el abundante banquete en la temporada de salmones? Pero además deben mantenerse a salvo de los malos de la película, los osos rivales y depredadores, entre los que también está presente un amenazante lobo.Parajes fantásticosSegún el co-director Adam Chapman, la península de Alaska es demasiado grande, por lo que optaron rodar en el Parque Nacional y Reserva Katmai. La razón es que allí hay un fantástico sistema de praderas donde las manadas de osos acuden a principios de la temporada para comer juncos”. También están las marismas en la costa, que al retirarse la marea, quedan repletas de almejas. Un promontorio permite a las madres con sus cachorros recién nacidos hacerse a un lugar elevado para divisar posibles amenazas.Arroyos y ríos que todos los veranos reciben extraordinarias migraciones de salmones, son otro escenario perfecto para mostrar el festín que se dan osos y lobos a la par en la bonanza de pesca.Pasaron mucho tiempo rodando a lo largo de la costa, según Chapman. “Es tan remota. Sólo llegar allí es toda una aventura, es un área virgen; los osos no han tenido experiencias negativas con los seres humanos, así que se comportaban normalmente.”“Todos tienen personalidades muy diferentes. Según las circunstancias, un oso puede exhibir un enorme rango de conductas y comportamientos. Están muy sintonizados con el paisaje y los otros osos a su alrededor”, agrega. “Logramos capturar escenas increíbles sobre las dificultades que debe atravesar esta madre para alimentar a sus cachorros”, cuenta Fothergill. “Enfrentan un dilema terrible: dondequiera que haya comida, hay peligro. Y cuando logran hallar un refugio, allí no encuentran demasiada comida. Todo padre puede sentirse identificado con su lucha. Todos debemos tomar decisiones difíciles a diario, y esperamos estar haciendo lo mejor”.Según los cineastas, muchos los tildaron de locos por rodar a los osos en exteriores y en tierras tan remotas. “Pero estos animales no se merecen la reputación que tienen. No tienen intenciones de lastimar a las personas. Son grandes, poderosos, con una naturaleza extraordinariamente amable. Nunca nos sentimos amenazados”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad