ENTRETENIMIENTO

Llega a cartelera la película francesa La Mecanógrafa

Junio 24, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Llega a cartelera la película francesa La Mecanógrafa

Romain Duris (Louis) y Déborah François (Rose) protagonizan esta comedia de Régis Roinsard, ambientada en la Francia de los años 50.

Está en cartelera la película francesa que recrea las competencias de mecanografía de la década de los 50. La actriz Déborah Françoisn, ‘La Mecanógrafa’, es comparada con Audrey Hepburn.

No es una secretaria común. Rose tiene la habilidad de teclear 500 caracteres por minuto en una clásica máquina de escribir. Lo que la convierte en una fuerte competidora en el concurso deportivo de mecanografía, en Francia de 1958. Aunque la actriz Déborah François tiene 27 años, es perfecta para el rol de una juvenil campesina Rose, destinada a deslumbrar con su velocidad como mecanógrafa en la película francesa del mismo título, y que ya está en cartelera nacional.Su físico la hace ver diez años menor de su verdadera edad. “Cuando era niña, estaba desesperada por crecer. Tenía 12 años y mis padres se burlaban de mí y decían que aparentaba 8”, recuerda la belga nacida en Lieja, una pequeña ciudad ubicada en la llamada “zona francófona” de Bélgica. Hija de un policía y una trabajadora social, en la secundaria conoció a Marie Gillain, y desde entonces juntas acuñaron sus sueños de convertirse en actrices.Pero mientras Marie pronto empezó a figurar como modelo de cosméticos y figura del cine y la televisión, Déborah tuvo que esperar hasta 2005 para protagonizar de ‘L’enfant’, cinta ganadora de la Palma de Oro de Cannes de ese año y que la puso en primera plana del cine europeo. Al llegar al rol protagónico de ‘La mecanógrafa’, Déborah es toda una veterana del cine y la televisión francesa, y una forma de símbolo de la juventud parisina, ciudad donde reside.“Ella es una visión contemporánea de Audrey Hepburn, un ícono de la sensualidad tímida y al tiempo rebelde”, dice Paris Monde, a coro de la aclamación que ha recibido la película en el mundo. “Jamás imaginé leer estas palabras. Desde niña he sido admiradora de Audrey Hepburn, Lauren Bacall y Grace Kelly. No puedo describir el honor de ser comparada con una de mis actrices favoritas y la razón por la que actuar para el cine me inspiró desde la infancia”, dice François.‘La mecanógrafa’, ópera prima de Régis Roinsard, es una recreación de las famosas competencias de tecleado en Francia de 1958, cuando algunas elegidas se peleaban por igualar y superar el récord de tecleado frente a una máquina de escribir. Una lujosa puesta en escena de precisa ambientación, convierte algunas escenas de la película en una sinfonía de manos en movimiento, a lo cual aporta la ingeniosa edición y un dinámico juego de cámara lleno de primeros planos y angulaciones caprichosas.En el filme, la actriz Déborah François hace buena pareja con el actor de moda en el cine francés: Romain Duris (quien también actúa en la comedia surrealista ‘Amor índigo’). Aunque no estaba entre sus planes ser actor, antes de su pasión por la pintura y la música, Duris fue elegido como “actor fetiche” por el realizador Cédric Klapisch y desde entonces ha protagonizado una serie de éxitos del cine comercial galo.Además de alabar la agilidad del guion y lo chispeante de sus personajes, la crítica enfatiza que entre las fortalezas de ‘La mecanógrafa’ está la evidente química entre François y Duris. Justamente, la escena de intimidad entre ellos, está realizada con una elegante sutileza, al margen de la fuerte pasión que se siente entre sus personajes, lo cual además despertó la curiosidad de la prensa amarilla. “Déborah es una hermosa mujer, con una dosis perfecta entre ingenuidad y carácter. Pero siento desilusionarlos, soy un hombre felizmente casado”, apunta divertido el actor.Pero lo importante para los amantes del cine es que en escena la química entre los dos actores sea perfecta, y eso sí se logra. Recomendada.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad