Letizia Ortiz, la nueva reina de España, una mujer de carácter fuerte
ENTRETENIMIENTO

Letizia Ortiz, la nueva reina de España, una mujer de carácter fuerte

Junio 08, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Alda Mera | Reportera de El País
Letizia Ortiz, la nueva reina de España, una mujer de carácter fuerte

Los enterizos entallados pero jamás ceñidos pese a su estilizada figura; el conjunto de pantalón y/o falda con chaquetas cortas, variando los detalles, los colores y los accesorios, han hecho de Letizia Ortiz Rocasolano un referente de moda y una de las mujeres mejor vestidas de Europa.

De crecer entre los lujos y dificultades de la clase media, Letizia Ortiz pasó a lo más alto de la realeza española.

La vida de Letizia Ortiz Rocasolano no ha sido un camino de rosas. Y hoy, cuando está a un paso de ser la reina de una de las monarquías más antiguas, pero también más decadentes de Europa, todos los focos se vuelven hacia ella, unos para enrostrarle no ser de sangre azul, otros para reconocerle que le dio un aire fresco a la realeza española.Hija del periodista Jesús José Ortiz Álvarez y de la enfermera María Paloma Rocasolano Rodríguez, de tendencia izquierdista, en España la llaman la ‘Reina de clase media’, nieta de un taxista y de una locutora en Oviedo. Todo ello sería normal sino fuera porque esta experiodista de la Agencia Efe y de la Televisión Española será la primera reina de origen plebeyo. Pero esta mujer bella, inteligente, meticulosa y creativa les aportó su estilo moderno.Creció con los lujos y las limitaciones de la clase media, tomaba clases de ballet pero tuvo que trabajar en una pizzería para poder venir al congreso de comunicación social de Cali.Álvaro Rojas, Decano de la Facultad de Comunicación Social de la UAO, cuenta que varios participantes extranjeros querían ir a Silvia, Cauca, pero una agencia de viajes les quedó mal. Entonces él resolvió contratar una buseta y un guía. “Ella pasó feliz, montó en chiva (bus escalera) y le encantó un saco tejido por los indígenas, pero no tenía plata –no parecía boyante–, entonces mi esposa y yo se lo regalamos”.Por ese entonces Letizia ya era novia del escritor Alonso Guerrero Pérez, un ex profesor de Lengua y Literatura del Instituto Ramiro de Maeztu, donde ella terminó su bachillerato. Tardaron diez años en casarse por lo civil en 1999, pero solo un año en divorciarse. Hecho que no fue obstáculo para casarse de nuevo al encontrar a su príncipe azul.No obstante, así no tenga sangre azul, se puede inferir que es muy noble según relata Rodrigo Ocampo Navia, quien la movilizaba desde el Club Campestre Farallones, sede del congreso, hasta la casa donde se hospedó y toda la ciudad. “Una vez paramos en el semáforo de Calle 5a. con 66 y Letizia le compró una caja de dulces a una niña y le dio un billete de $10.000. Todos le preguntamos, ¿qué haces? ‘Yo confío en los niños’, nos dijo. Nos repartió esos dulces a nosotros. Le fascinaban los niños y verlos en la calle pidiendo le pegó muy duro, quedaba en shock”, dice Ocampo.Piedad Maya, asesora en protocolo, dice que es conocido el carácter fuerte de Letizia. La prensa del corazón reveló que en un acto público interrumpió al príncipe Felipe con un “déjame hablar”. También trascendió que a la entrada de un ascensor, ella se quedó a observar algo que llamó su atención. El príncipe la instó a continuar, pero Letizia le dijo que la tenía que esperar.Por eso a la futura reina le tocó prepararse para ser princesa: desde empezar a limar su carácter, al menos en público, y aprender a hablar inglés. Hasta el protocolo monárquico que ha asimilado muy bien, algo muy meritorio considerando que no es de la realeza.Natalia Lara se declara absolutamente segura de que Letizia fue la ficha clave para que su esposo fuera rey. “Ella sí se casó enamorada, pero uno de sus propósitos era acceder a la corona, lo ha logrado y lo va a hacer bien”, comenta.Quienes la conocieron en Cali coinciden en que, como mujer preparada e inteligente, será un gran apoyo para su esposo, el Rey Felipe. Pero a esa bella, joven y arrolladora española, ¿ninguno de ellos la cortejó? Nadie recuerda haber visto nada extraño o distinto a lo dicho. “O no pasó nada. O, si pasó algo, parece que todos perdieron caballerosamente la memoria”, dijo una de las fuentes.Referente de la modaDesde ese 22 de mayo de 2004 en que Letizia Ortiz Rocasolano lució como una verdadera princesa de hadas con el traje de novia que le diseñó Manuel Pertegaz para contraer matrimonio con el príncipe Felipe, la experiodista se convirtió en un ícono de la moda como lo fue Jackie Kennedy en los 60, Carolina de Mónaco en los 70 o Nicole Kidman en el nuevo milenio.Pero ese estilo no fue forzado, parece innato en ella. La periodista Perla Escandón, otra participante en el congreso donde estuvo Letizia, la recuerda como “una chica con un ‘look’ casual, pero nunca mochilera”.Pese a sus 22 años, a los jeans y blusas les daba el toque fashion con bufandas para ir al congreso. Y en las noches siempre lucía muy elegante, con traje de coctel, porque había traído ropa para todas las ocasiones, dice María del Pilar Uribe.Sin embargo, la futura reina (a quien hoy los mejores diseñadores del mundo pagarían por vestirla el día de la proclamación como soberana de España), anduvo por Cali con ropa prestada. Y no porque no tuviera qué ponerse, sino por aquella noche en que salieron en grupo, se quedó a dormir en un sitio distinto a aquel en que se hospedaba. “Era muy fresca, le presté una piyama y al otro día se puso un jean y una blusa mía para ir al Congreso; éramos de la misma talla”, dice Margarita María.Ahora, de la mano de su diseñador preferido, el español Felipe Varela y de su figura de Barbie, Letizia proyecta una imagen de princesa perfecta. Piedad Maya, especialista en protocolo graduada en la Universidad Complutense de Madrid, afirma que “su imagen personal está muy bien manejada, tanto por sus asesores como por ella misma, al tener un estilo bien definido y su delgadez de modelo que le favorece”.La diseñadora caleña Johanna Ortiz, la califica como muy acertada en todo lo que escoge para vestirse. “Ella simboliza la elegancia clásica con un ‘twist’ moderno, que la hace ver siempre glamurosa, pero nunca desactualizada, sino totalmente ‘fashion’”.La relacionista pública Natalia Lara la define como una conservadora moderna, es decir, que sin ser lanzada, tiene un toque refrescante de juventud. “No se ciñe a los tonos oscuros, sino que se pasea por toda la paleta de colores de acuerdo con la ocasión y los zapatos y demás accesorios, son modernos, jamás se ve mayor”, comenta Natalia.Johanna Ortiz destaca en Letizia las faldas ‘lápiz’ y los conjuntos de chaquetas y faldas con cortes modernos, sin ser vanguardistas, bien complementados con los zapatos ‘stilettos’ cerrados, como la silueta con la que ha marcado estilo.Los españoles aplauden su buen gusto y que se vista con diseñadores de su país, sin aumentar gastos con diseñadores tipo alfombra roja Hollywood. Su preferido es Felipe Varela, quien diseña sus trajes de día y de coctel, mientras que los de la noche se los encomienda a Lorenzo Caprile, su modisto estrella para las galas de más brillo.Pero también lleva trajes de Miguel Palacio, Armand Basi o marcas como Loewe. Y cuando está en un evento casual, no tiene reparo en vestirse de Mango o de Zara o en repetir calzado, como cualquier española de a pie.Consuelo Guzmán, personal shopper graduada en Madrid, dice que la clave del éxito de Letizia es que “es una mujer que se conoce muy bien, sabe que su vida cambió y ha construido su imagen durante estos diez años”.La especialista sostiene que cuando la princesa era una periodista de la TV Española, su vestuario era más ‘light’, más informal. “Desde que supo que es el centro de la atención mundial, más ahora que va a ser reina, se ha asesorado muy bien, ha trabajado su imagen y es coherente en el mensaje que transmite: se viste de acuerdo con la ocasión, con el protocolo de la monarquía y con la figura pública que sabe que es”, dice Consuelo.“Sin caer en ‘looks’ extremos, impone tendencias. Por ejemplo, en España llaman ‘leticias’ a los zapatos ‘boca de pescado’ que ella usa”, dice Consuelo.Razones de más por las que Johanna Ortiz dice que “desde que hizo su primera aparición como princesa ha estado a la altura y no creo que su estilo cambie, así sea proclamada reina de España”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad