ENTRETENIMIENTO

Les Luthiers llegan a Colombia con su espectáculo '¡Chist!'

Agosto 25, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa.
Les Luthiers llegan a Colombia con su espectáculo '¡Chist!'

El famoso sexteto de músicos y comediantes estarán en Bogotá y Medellín.

El 21 de agosto de 2015 fue un día doloroso para todos los integrantes de Les Luthiers con el fallecimiento de Daniel Rabinovich, quien hizo parte activa del grupo desde la  fundación del mismo. 

Horacio Tato Turano lo conoció bien, desde que en el año 2000 fue convocado para ser reemplazante de cualquiera de los miembros de Les Luthiers que no pudieran presentarse. Cuando  la función debía continuar, Horacio entraba en escena.

Este músico, pianista y cantante argentino, de gran recorrido en el campo del jazz y blues, encontró en Rabinovich  el mejor aliado para lograr cada uno de los ingredientes necesarios para hacer parte del ahora sexteto de música y humor.

Desde febrero del año pasado Horacio pasó de ser reemplazante a titular y, ahora, ha tenido que asumir buena parte de la responsabilidad que tenía Daniel en el escenario.

Él, junto a sus compañeros llegarán a Colombia para iniciar, este viernes, una serie de presentaciones en Bogotá y Medellín con su espectáculo ‘¡Chist!’.

Llevan muchos años alejados de los escenarios colombianos...

Fueron unos cuantos años pero recordamos esas presentaciones con gran alegría, porque el público colombiano es muy emotivo. Cada vez que volvemos a un lugar tan populoso y que nos quiere tanto, siempre te llenas de muchas expectativas.

 Horacio, en el engranaje de Les Luthiers, ¿cuál es su papel?

Soy pianista y en Les Luthiers llevo 16 años siendo reemplazo de cualquiera de los integrantes, como músico de varios instrumentos. Ahora, ya haciendo parte de la formación titular tengo asignados una cantidad de instrumentos. Hago parte del soporte musical, pero también hay que actuar un poco y cantar mucho.

¿Reemplaza a Daniel Rabinovich?

He tomado el difícil rol de cubrir los números de Daniel Rabonovich, pues  aprendí a tocar una gran cantidad de instrumentos que, del grupo, soy prácticamente el único que los toca, como la tuba y la batería.

¿Cómo era el trabajo en Les Luthiers cuando era reemplazante?

No era nada fácil. Fue un trabajo muy duro porque debía estar preparado para reemplazar a cualquiera de los cinco integrantes, quizás por problemas de salud. Fueron casi siete shows los que por esos tiempos preparé y aprendí.

¿Y ahora como titular?

Desde que Daniel dejó de trabajar entré en su reemplazo. En febrero de 2015 enfermó y el pasado domingo se cumplió un año de su fallecimiento, y desde entonces empezamos el trabajo como sexteto. Daniel no podía volver a los escenarios, era difícil que volviera, aunque tenía la fe de recuperarse y quizás trabajar en Les Luthiers tras escena.

De tiempo atrás estaba trabajando con Daniel en cosas y momentos del show que él no quería realizar o no podía, como cargar un instrumento muy pesado o alguna cosa que le provocara alguna molestia.

¿Y qué instrumentos creados por Les Luthiers toca?

Los he aprendido a tocar casi todos a lo largo de los 16 años que llevo en el grupo; he participado en ocho shows de Les Luthiers, pasando por las bocinetas, mandocleta, calephone y bass-pipe a vara, en shows que se refrescan, así como algunos nuevos que van apareciendo porque la creación no se detiene, como el bolarmonio que aparece en ‘¡Chist!’. Creo que el único que aún no puedo tocar es el violín de lata, porque me he quedado corto con ese aprendizaje y decidí colgar los botines.

¿Cómo ha sido el recibimiento del público con esta nueva formación?

Nos reciben muy bien a todos,  no ha sido fácil tratar de hacer el aporte que Daniel tenía dentro del grupo, pero tampoco ha sido sencillo para sus compañeros fundadores que lo extrañan mucho,  es una figura muy fuerte. En el escenario  nos sentimos cómodos y Daniel sigue con nosotros.

'¡Chist!’, el espectáculo “Es una antología, una recopilación de lo que consideramos lo mejor de distintos espectáculos para que juntos le den vida a otro, con el cual llevamos tres años rodando por Argentina y en España. La aceptación ha sido maravillosa.Tiene como hilo central la comisión de dos políticos corruptos que  intentan cambiar el himno nacional para sus  conveniencias y para ello se unen a un músico de cumbias, en dos horas de show. En medio de todo esto, habrá una buena cantidad de números musicales de lo mejor que logramos recopilar con distintos estilos, desde madrigal, blues, bolero y rap.”

 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad