La vida y obra de Pepe Sánchez, el genio detrás de 'Café con aroma de mujer'

Diciembre 23, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Honramos la memoria de Pepe Sánchez, quien le dio identidad local y relevancia mundial a la televisión colombiana.

[[nid:604518;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/12/sanchez.jpg;full;{No solo fue director. Durante seis décadas de recorrido artística Pepe Sánchez se destacó como actor, productor y guionista. Parte de la huella que dejó en vida en estas imágenes.Archivo de El País}]]De sus 82 años, Pepe Sánchez dedicó 62 a las artes escénicas, no sólo como actor. También como director, productor y guionista. Por eso le dijo en una ocasión a El País: “La televisión me ha dado muchas gratificaciones y yo le he dado la vida, estamos en paz”.  Lea también: El llanto de Margarita Rosa de Francisco y otras reacciones a la muerte de Pepe Sánchez. Como director y actor dejó un legado imborrable en la televisión colombiana, con producciones como Don Chinche, Café con Aroma de Mujer, La Madre, Lady La Vendedora de Rosas, La Lectora,  entre muchas otras.  Luis Guillermo Sánchez Méndez, a quien se le conoció siempre como Pepe Sánchez, nació el 26 de octubre de 1934 en Bogotá. “Mi hermano mayor, con el que estudiábamos en el mismo colegio, me decía Pepe y mis compañeros me llamaban así y   también  en la Universidad  Nacional donde estudié casi dos años de derecho. Lo único que tengo que ver con mi homónimo, el bolerista cubano, es que me gustan mucho los boleros”, contaba él.  Lea también: Las 10 producciones más memorables de Pepe Sánchez en la televisión colombiana. Pero como  buen hijo de fotógrafo, el amor por  la imagen le venía de sangre, así que   terminó en la Escuela de Bellas Artes de esa misma institución. En 1954, a sus 20 años recién cumplidos, Pepe empezó a trabajar  en la emisora HJCK.  Luego pasaría al teatro para actuar en la obra ‘Ha llegado un inspector’, y después  encontraría un lugar de privilegio tras escena, como  asistente de dirección de Julio Luzardo en ‘El río de tumbas’.  “Dejé la locución porque me absorbió la televisión desde que llegó al país, pero recordé siempre con mucha nostalgia la radio. Además, la voz me abandonó”, afirmaba Sánchez.  Lea también: El legado de Pepe Sanchez en la 'pantalla chica' colombiana. Decidido a seguir la carrera de cine viajó a Praga, más interesado en la creación   de guiones, la producción y la dirección, por lo que al retornar al país realizó su primera dirección: ‘Chichigua’. También fue a Chile donde asistió en la dirección a   Miguel Littin en la película ‘El chacal de Nahueltoro’, en 1964, y dirigió un documental sobre el Palacio de la Moneda, y luego otro sobre Isla Negra, el famoso lugar del poeta Pablo Neruda, quien participó en algunos momentos de esta pieza audiovisual. Como actor, y de regreso a Colombia, su primer papel destacado fue en la serie ‘Yo y tú’, en 1968, una de las producciones más importantes y recordadas en la televisión colombiana. No tardó en retornar a la dirección con producciones como ‘Vendaval’, ‘La tregua’, la versión colombiana de ‘Vivir la vida’, ‘Mujeres’, hasta que en 1982, bajo la producción de RTI, siendo también uno de sus creadores y libretistas, dirigió ‘Don Chinche’, una comedia que duró al aire más de cuatro años, con un rating superior a los 49 puntos.  Cada domingo,  14 millones de colombianos tenía una cita frente a la pantalla chica. Él  contaba que  cuando empezaron a llegar al país las cámaras portátiles  le propusieron hacer ‘Don Chinche’, pero puso la condición de hacer todo fuera del estudio. “Al principio se recibió la propuesta con reserva, pero logré sacar las cámaras y montarlas en un automóvil para hacer seguimientos. Lo apliqué en ‘Los Cuentos del Domingo’ y en la miniserie que recuerdo como mi mejor trabajo, ‘La Historia de Tita’, que fue toda con cámara al hombro  y un solo lente”. Su vida misma fue una telenovela. Se casó tres veces. Con Olga Quiñones, a quien le llevaba 10 años. Duraron 6 años juntos y tuvieron tres hijos: Catalina, Federico y Verónica. Con la actriz Jennifer Steffens, a quien le llevaba 19 años, duraron 2o años juntos y concibieron a  María Isabel y Magdalena. Su última relación fue con la compositora y productora musical Esther Rojas, a quien él le llevaba 40 años y tuvieron a Pablo y a Gabriela.  El director, que tocaba el bongó y la conga, solía visitar a Cali “en los dichosos años 60,  época de festivales culturales y cuando Juanchito era Juanchito, con Fanny  Mikey,  Jota Mario y Gonzalo Arango...”. Margarita Rosa de Francisco, quien  trabajó con él en ‘Café con aroma de mujer’ y  en  ‘ La Madre’,  ha sido una de las más afectadas con la muerte de “Pepito”,   la madrugada del jueves, tras luchar durante años con un cáncer.  “Lo extrañaré mucho, me quedé con más  ganas de trabajar con él. Él marcó un antes y un después en mi carrera”, dijo  en un video de su cuenta de Instagram. Alguna vez él dijo sobre la muerte que no le temía. “Le temo a una muerte dolorosa; pero si viene, que lo agarre a uno dormido, descuidado. Qué le vamos a hacer, se acabó, como dice el tango: ‘La vida es una herida absurda’”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad