La vida de Miguel Varoni después de 'Pedro El Escamoso'
ENTRETENIMIENTO
Hoy:

    La vida de Miguel Varoni después de 'Pedro El Escamoso'

    Febrero 18, 2017 - 07:50 p.m. Por:
    Redacción de El País | Colprensa
    Varoni

    Miguel Varoni.

    Foto: especial para El País

    El baile, la pinta, la forma de hablar y muchos otros de los detalles que Miguel Varoni le dio a Pedro Coral Tavera hicieron de este personaje inolvidable.

    De hecho, muchos consideran una vergüenza nacional el que tantos caballeros se atrevieran a lucir el corte de pelo de ‘Pedro El Escamoso’, corto en la parte superior y colita larga atrás, diseñada así para que se moviera al bailar.

    Para empeorar la cosa, pocas fueron las celebraciones familiares colombianas en las que el tema de la novela, ‘El pirulino’, no fuera parodiado por algún tío o primo sin temor al ridículo.

    Pero lo cierto es que el personaje fue un éxito que aún tiene eco en la carrera del actor colombo-argentino radicado en Estados Unidos.

    Sin embargo, Varoni no se casó con el papel, tal como le enseñó su madre la actriz Teresa Gutiérrez (quien pasados los 80 años, seguía recitando los libretos de memoria), y se propuso buscar nuevos horizontes en Estados Unidos, donde desde hace 15 años se ha desempeñado como actor y es uno de los responsables creativos del canal Telemundo.

    Reconocido con varios premios, dice que cuando se ha exaltado su trabajo es porque el público es quien reconoce su esfuerzo en la pantalla. “Cuando hago personajes siempre pienso en hacerlos reales, en que la gente se los crea”.

    Con experiencia en cine, televisión y teatro, admite que el tiempo libre es escaso, ya que cuando no está trabajando o compartiendo con su esposa Caterine Siachoque, está estudiando nuevos proyectos, buscando una nueva forma de reinventarse, ya sea como el galán de la historia, el enamorado fastidioso o un ladrón de buen corazón.

    Ahora vuelve como director en la comedia ‘La Fan’, una producción propia protagonizada por Angélica Vale y el colombiano Juan Pablo Espinosa.

    Esta serie cuenta la historia de una humilde mujer que es seguidora de un famoso actor y quien gracias a un giro inesperado del destino, se verá involucrada en la vida de su gran ídolo.

    Allí también tiene un papel aunque pequeño. Interpreta al director de un drama televisivo gay que salió del clóset y bajo ninguna circunstancia espera volver.

    Miguel Varoni, quien no visita a Cali desde el 2012, habló sobre este nuevo proyecto, su experiencia como director y su carrera en Telemundo.

    ¿Qué es ‘La Fan’?

    Es una idea original de Angélica Vale que nació como una forma de burlarnos un poco de nosotros, de nuestro medio, lo que me gustó mucho para trabajarla dentro de Telemundo y posteriormente se concretó la idea de poder dirigirla.

    ¿Cómo surgió la idea de dirigirla?

    En medio de la construcción de la serie apareció un director dentro de la historia y a Angélica Vale le pareció que ese papel podría hacerlo yo, son realmente apariciones especiales. Se llama Justin Case, aunque en realidad su nombre es Camilo. Fue muy divertido de hacerlo.

    ¿Por qué le apostó al proyecto?

    Es un producto dirigido para la cantidad de gente que está cansada de las narcoseries o narconovelas y Telemundo quería satisfacer ese público.

    ¿Cómo describe a su personaje?

    Justin Case es un director muy, muy gay. No hay manera de que le gusten las mujeres. Es divertido y eso hace que así sea todo lo que lo rodea, aunque es muy gritón.

    ¿Cuál es el secreto para hacer comedia?

    No tenerle miedo al ridículo y rogarle a Dios que no sea aburridora. Cada país tiene un humor diferente, así que los chistes deben ser universales. Hay cosas que a las mujeres colombianas les resultan muy graciosas, mientras que para otras es una ofensa.

    ¿Quién se ríe más, Varoni detrás de escena o Camilo delante de las cámaras?

    Miguel se ríe más que mi personaje, porque Camilo es un histérico, siempre malhumorado, mientras que nosotros detrás de cámaras siempre la pasamos muy bien.

    ¿Qué tal la experiencia de dirigir comedia?

    Es un formato muy complejo, pero la idea era hacer algo para que la gente se riera, y en Estados Unidos ha funcionado muy bien, vamos a ver si lo logramos ahora en América Latina.

    ¿Cómo fue la experiencia de estar detrás y delante de cámaras a la vez?

    Es la primera vez que lo hago, es una relación extraña para mí al principio pero que luego logramos que fuera armónica. Cuando yo actuaba, tenía dos directores que hacían mi trabajo de director, así hacían más fácil mi trabajo.

    ¿Qué le exige a la gente que trabaja con usted?

    Ahora hay muchas producciones y por lo tanto mucha gente nueva. A mí me gustaría que hubiera más compromiso, más mística. Prefiero un colaborador con más mística que talento, a uno con talento y sin garra. A veces me enojo, es algo que no he podido superar. Me da tristeza la actitud de algunos cuando no aprovechan las oportunidades que se les presentan.

    ¿Cómo ha sido su relación con Telemundo?

    Es mi casa, llevo trabajando desde 2002, porque ellos me conocieron con ‘Pedro, el escamoso’, y realmente me siento muy feliz, porque Telemundo es un lugar maravilloso para trabajar, me dejan ser creativo, siendo el vicepresidente dentro de los estudios y director creativo, no puedo pedir más.

    ¿Cuáles son sus funciones dentro de la cadena?

    Estoy metido en todo el desarrollo y proceso creativo de las series que hacemos en Telemundo, desde leer los nuevos proyectos hasta conocer uno a uno los capítulos de nuestras producciones. No estoy metido en la parte económica, aunque soy quien gasto el dinero dentro del canal.

    ¿Qué tal hacer carrera en Estados Unidos?

    Al público de Miami, a los latinos de Estados Unidos, me los he ganado gracias a las telenovelas que he hecho, porque son historias pensadas para todo el público y por eso he logrado el cariño de la gente, y obviamente gracias a ‘Pedrito, el escamoso’, que fue el gran impulsador para llegar adonde llegué.

    ¿Todavía baila como ‘Pedro, el escamoso’?

    No, a veces sí me lo piden mucho lo hago un poquito. La gente recuerda ese personaje con cariño. Es impresionante, en todo lado me preguntan si él va a volver.

    ¿Y usted qué responde?

    Pedro pasó, pero nunca he sido de los que dice de esta agua no beberé. Creo que Pedro está en el corazón de la gente, entonces hay que esperar a ver qué pasa.

    ¿Le molesta que en vez de Miguel le digan Pedro?

    Para nada, por él estoy en el carro en el que estoy y hago lo que hago. Le tengo un gran agradecimiento.

    ¿Cómo ha visto la transformación del canal?

    Ha sido un desarrollo único, especial, que me hace sentir parte de él, porque cuando yo llegué, los números que tenían eran muy diferentes a los de Univisión, que es el rival directo en la teleaudiencia latina en Estados Unidos.

    Empezamos a pelear y a competir en ese momento, y hoy en día estamos parejos, les ganamos en algunos horarios, en otros perdemos pero hay una lucha de igual a igual, que antes no ocurría.

    ¿Qué tal su relación con sus fans?

    Muy bien, son muchos años de trabajo y he tenido de todo, con experiencias muy bonitas, algunas desagradables, pero todo muy bien.

    ¿Y usted de quién es un fan enamorado?

    De los rockeros. Amo a los Rolling Stones.

    ¿Qué viene para Miguel Varoni en el 2017?

    Arrancamos el año con pie derecho con ‘La Fan’, ya estoy leyendo el nuevo proyecto que voy a dirigir y voy a México para ver otros proyectos que podamos realizar durante este año.

    ¿Hay alguna posibilidad de verlo trabajar en Colombia?

    Por ahora está difícil. Sigo trabajando en Telemundo, pero sí estamos buscando hacer cosas que se vean más en Colombia, ‘La Fan’ hace parte de esos planes. En Estados Unidos no habíamos hecho comedia con ese enfoque, teníamos comedias románticas pero no más, eso es más de Colombia y México. Esperamos que guste y hacerlo más seguido.

    ¿Le trasnocha llegar a Los Ángeles, a las producciones de Hollywood?

    No, para nada, a mí lo único que me trasnocha es ser feliz, estar bien, estar rodeado de la gente que quiero. Siempre he estado muy agradecido con Dios por lo que me da y espero que me siga brindando mucho trabajo.

    Lazos familiares

    Hijo del director de orquesta argentino Américo Belloto Varoni y la actriz colombiana Teresa Gutiérrez, pareciera imposible que Miguel Varoni no tuviera una vida artística.

    Pero su vena para el mundodel espectáculo no termina allí. Su hermana María Margarita Giraldo y sus sobrinas Majida y Giordana Issa, son actrices.

    De hecho su esposa, Catherine Siachoque, no solo es actriz, sino que es reconocida como una de las villanas más populares de las telenovelas latinoamericanas.

    Miguel Américo Belloto Gutiérrez, nació en Argentina y se mudó a Colombia junto a su madre cuando tenía 4 meses de edad. Desde que era un niño mostró su pasión por la actuación y la dirección escénica y ganó experiencia mientras crecía en un estudio de televisión acompañando a Gutiérrez en las jornadas de grabación.

    Hizo su debut como actor en la obra ‘Las señoritas Gutiérrez’ cuando tenía doce años de edad y adoptó su nombre artístico.

    En Colombia, fue uno de los actores más conocidos de la década de los noventa, y su nombre era bastante popular en las noticias del corazón. Durante su matrimonio con Patricia Ércole, que terminó en medio de un escándalo por su relación con, la también actriz, Aura Cristina Geithner mientras protagonizaban ‘La Potra Zaina’.

    Tiempo después, Miguel se enamoró de Catherine Siachoque, casi a primera vista y el resto es historia.

    “Fue rápido. Nosotros nos conocimos en un avión, ella estaba haciendo ‘Las Juanas’ y yo entraba en el capítulo 20 aproximadamente”, contó Varoni en una entrevista.

    “Cuando la vi en el avión me impactó y ahí empezó el coqueteo, al mes nos fuimos a vivir juntos en contra de toda la familia de Cathy, pues son muy religiosos y no aprobaban nuestra unión libre. A los dos años y medio nos casamos por la iglesia, aunque no lo necesitábamos, pero la quería ver feliz”, admitió.

    Aunque mantienen su vida en privado, nunca han escondido su amor y ahora es usual verlos en redes sociales enviándose mensajes o publicando imágenes de su tiempo juntos.

    Hace poco estuvieron en Israel, donde renovaron sus votos tras 20 años de unión.

    “Terminando de renovar nuestras promesas bautismales en el Río Jordán con mi esposo”, expresó Catherine en su cuenta de Instagram, mientras que Varoni apuntó: “Todos los días son para dar amor. Mi Catherine y yo bautizándonos”.

    Para ellos el secreto de su felicidad “es la realización personal de cada uno y que nos admiramos mutuamente”. Trabajan como un equipo y se apoyan aún cuando la distancia se interpone entre ellos por cuestiones laborales. Pronto publicarán un libro que escribieron juntos, en el que hablan sobre su relación.

    De Pedro al mundo

    La carrera de Varoni despegó internacionalmente cuando interpretó a Pedro Coral, personaje principal de ‘Pedro, el escamoso’.

    Este rol le valió varios premios como Mejor Actor de ‘TV y Novelas’, Figura Internacional Masculina de ‘New York ACE’ y un ‘Inte’ por Mejor Actor.

    Otros reconocimientos que ha recibido son el ‘Simón Bolívar’ al Mejor Actor por su papel en ‘Ángel de piedra’, el ‘Premio MARA’ en el 2000 y un ‘Premio Estrella’ en Venezuela, como Mejor Actor Extranjero en su personaje de fastiodioso enamorado amante del bombón, en ‘Las Juanas’.

    Varoni también ha participado en exitosas producciones, como ‘Dueños del paraíso’, ‘Marido en alquiler’, ‘Corazón valiente’, ‘La casa de al lado’, ‘Ojo por ojo’, ‘Me llamo Earl’, ‘Decisiones’, ‘Te voy a enseñar a querer’ y ‘Seguro y urgente’.

    Aunque ha sido nombrado en varios de las listados de la revista People en Español como uno de los latinoamericanos más bellos, a él nunca le han importado las burlas que le hacen en torno al tamaño de su nariz, ni tampoco por su gran estatura. Por el contrario, se ha aprendido a reir con la gente de estos ‘defectos’ y nunca ha mostrado inconformidad por su físico.

    Ha unido su voz a varias causas sociales, entre ellas el movimiento ‘Miles de Millones de Signos’, para la organización War Child, que ayuda a los niños de países en conflicto de guerra.

    Dirigió en ‘Sin senos no hay paraíso’ a la actriz Carmen Villalobos, quien lo describe como “un excelente director”, aunque su sueño de trabajar con él se hizo realidad solo al final de la serie cuando compartieron algunas escenas. “Es un gran profesional. Nos decía que disfrutáramos el grabar la novela porque de 20 proyectos, uno es bueno”, afirmó la actriz durante la promoción del proyecto.

    En pantalla también se encontró a su ex, Patricia Ércole, mientras grababan la película ‘Mi abuelo, mi papá y yo’, estrenada en 2005. “Confieso que lo más chévere del reencuentro con Patricia no fue tanto actuar juntos, sino a nivel personal, eso es algo que hay que aceptar y no lo voy a negar, es difícil”, comentó, haciendo ver que entre ellos ya no quedaban rencores.

    Para la periodista Marlene Fandiño la clave del encanto de Miguel es que ha madurado como actor y como persona paralelamente. “Ha logrado con su encanto de seductor mantener enanomaradas a las mujeres con sus personajes y proyectos, y ha sabido reinventarse con la edad, alcanzado una madurez en todos los sentidos que lo convierten en un referente universal. Lo mejor de Miguel es que ¡nunca pasa se moda!”.

    El encanto de Varoni

    Nació el 11 de diciembre de 1964 en Buenos Aires (Argentina) bajo el signo de Sagitario.
    Su voz, sus ojos negros de mirada directa y su estatura son su mayor atractivo. Es un hombre muy reservado, sincero, consentido y amoroso, a quien le encanta el cine, la lectura y la música.
    Junto a su esposa decidió no tener hijos, tema que al parecer le resulta bastante particular a la prensa que siempre le hace la pregunta. “Nadie tiene derecho a juzgarnos”, dice tajante.
    La pareja se mudó de Colombia a Doral, hace aproximadamente 9 años y su casa la comparten con sus tres perros pastores alemanes, que son como parte de la familia.
    Miguel ha asegurado que para él es imposible dejar la actuación porque ama el reto de transformarse en un personaje totalmente ajeno a su personalidad. ”No me veo desapareciendo detrás de cámaras, siempre volveré, siempre estaré frente a ellas porque lo necesito. Es una inyección de vitamina y de vida, además me da la posibilidad de seguir dirigiendo. No puedo dirigir si no actúo y no puedo actuar si no dirijo“, manifestó”.
    En una entrevista con el diario El Nuevo Herald, confesó que le gustaría trabajar con el actor español Javier Bardem y dirigir al reconocido actor argentino Ricardo Darín.

    VER COMENTARIOS
    CONTINÚA LEYENDO
    Publicidad