La última entrevista de Jairo Varela, director de El Grupo Niche, con El País

Abril 15, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Meryt Montiel Lugo
La última entrevista de Jairo Varela, director de El Grupo Niche, con El País

Los Millonarios de la Salsa y Golpe de Folklore, son dos álbumes que despuntan con la década del 2000, periodo que tiene a Charly Carcía y Javier Vásquez como voces principales.

Conozca las últimas declaraciones que entregó el maestro en diálogo con esta casa editorial. La herencia de su vena artística, el último álbum que grabó con Niche y su legado musical.

Niche nació en Bogotá y se consolidó en Cali. ¿Por qué se marchó de Bogotá, donde podría hallar más proyección?Porque no había para comprar las cobijas (risas). La verdad es que hubo mucha dificultad. No quiero ni recordarlo porque me da miedo, temor. Yo creo que no vuelva a caer en una situación como esa.¿No creían en su música?Era muy difícil porque la salsa apenas estaba despuntando, entrando en el gusto de la gente. Y me dije, bueno, vámonos al lugar de donde somos a ver si pasa algo y decidimos venirnos para Cali y aquí se nos dio el milagro: recibimos llamadas del exterior diciéndonos que lo que nosotros interpretábamos parecía muy original, distinto, que era bueno y ahí fuimos, arreglando las cargas en el camino.¿Si le tocara escoger un tema que partiera en dos la historia de Niche con cuál se quedaría?Con ‘Un alto en el camino’, por la reflexión. Invita a hacer borrón y cuenta nueva, a preguntarse qué he hecho, qué quiero, para dónde voy. Hay momentos que uno tiene que hacer esa reflexión.Pensé que iba a decir ‘Cali Pachanguero’‘Cali Pachanguero’ es un himno, como dicen ahora que es ‘Mi Pueblo Natal’ el himno de la libertad (fue el tema que cantaron los militares que fueron liberados), pero filosóficamente hablando, es por la profundidad que tiene ‘Un alto en el camino’ para mí, es muestra de la madurez misma del grupo Niche.“Niche se acabó, hace rato no saca un éxito”. ¿Qué le responde a personas que piensan así?Lo que pasa es que no solo a Niche sino a muchos grupos nos ha limitado la piratería, no hay el aparato publicitario de antes por parte de las disqueras, pero por ejemplo, quizá esas personas no se han dado cuenta de que ‘Un día después’ es del grupo Niche, es un éxito internacional tremendo. Comienza con un estribillo alusivo a Cartagena: (el maestro canta: ‘en el mismo lugar sigue Cartagena, con la misma playa, con la misma arena’) y salió hace dos años. No pueden decir que no hay éxitos. En diciembre sacamos ‘Aprieta’ y estamos esperando mejorar técnicamente el sonido para hacer unas propuestas interesantes en muy poco tiempo. Además, después de doce años se vino a consolidar ‘A prueba de fuego’ que es un éxito de racamandaca. ¿Hacia dónde encamina al grupo?En seguir demostrándonos a nosotros mismos que estamos para más cosas, seguir poniéndole un punto alto a las generaciones que vienen.Me han dicho que usted es el hombre ‘orquesta’, que no delega. ¿Es así?No, no, yo delego. El grupo Niche musicalmente tiene un director (Leo Aguirre), tiene un mánager, yo no soy autócrata, sé delegar, sé creer en los demás. ¿Cuál fue el último álbum que grabaron?No recuerdo. Es que cuando se proliferó la desgracia de la piratería, no volvimos a sacar álbumes, hasta este año que pensamos sacarlo. Comenzamos a editar sencillos porque uno saca un álbum y a la media hora está copiado y en mi caso no recibo ni un peso de regalías, ni un peso para pagar el aire acondicionado del estudio de grabación, ni para los músicos, los arreglos, la electricidad, para nada. Uno saca la música para sostenerse en el ‘show business’.¿Sus hijos de qué manera están involucrados en la empresa?Yalila, la mayor, maneja todo el mercado del grupo Niche en EE.UU. y en todo el exterior; ella es la que vende la orquesta hace doce años. Maneja Niche Business Enterprise Inc. en EE.UU. Mi hijo Juan Miguel es el mánager. Los demás están estudiando: Cristina, ciencias políticas en la Javeriana; Alice, contabilidad y Camila está terminando bachillerato.¿Cuál heredó su vena artística?Que yo sepa, ninguno, pero eso por algún lado sale. Nadie por ejemplo, se imagina que Goyo y Slow, integrantes de Chocquibtown, son primos míos. El papá de Goyo y Slow es hijo de una hermana de mi mamá, el parentesco está muy cerca.Cada vez que se le va un músico o un cantante siempre se dice que tuvieron un agarrón con usted, que no se gustan. ¿Esos rumores qué tan ciertos son?Yo no tengo problema con nadie. Creo que la gente habla cuando no está en el Grupo Niche, o sea, la gente busca la oportunidad de estar en Niche, es una satisfacción en el aspecto profesional, espiritual, económico, los músicos están bien remunerados, porque Niche es la orquesta que mejor paga en Latinoamérica.A veces la gente se imagina que Niche está tan cotizado que sólo puede ser pagado por empresarios en el exterior.Mira, aquí trajeron a los Van Van con una delegación de personas ajenas a la música, como 60, pagándoles bailes a US$120.000, libres, y nosotros no valemos ni la mitad de eso. Si pudieron pagarles a la Van Van, ¿cómo no van a poder pagarle al Grupo Niche? Si pueden pagar a Oscar de León que nosotros cobramos igual o más que él en el exterior, si cobramos igual que Gran Combo o más que Gran Combo en otras latitudes, ¿por qué no nos pueden pagar aquí? ¿Por qué su demanda contra el músico y productor Alberto Barros?Alberto Barros es un papel carbón. Se dedicó a grabar casi todo el repertorio del Grupo Niche, compás por compás, hizo un plagio perfecto. Ese es un ladrón. Las regalías van al bolsillo de él, no al mío. Si él hace por ejemplo un popurrí con música mía, él tenía que pedirme permiso y nunca me llamó. Para hacer creíble lo que él dice, asegura que las disqueras le dieron el permiso y no, yo no tengo firmadas mis canciones con las disqueras. Lo demandé en Miami y en México. Mi abogado Álex González me dice que el pecado que cometió Barros es grandísimo.Vea también:Grupo Niche, estrella mundial Grupo Niche, tres décadas de éxitos

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad