La pareja de colombianos que superó a los argentinos en el tango de salón
ENTRETENIMIENTO

La pareja de colombianos que superó a los argentinos en el tango de salón

Agosto 31, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
La pareja de colombianos que superó a los argentinos en el tango de salón

La pareja ya se había consagrado ‘campeones milongueros del mundo’, en un concurso de la alcaldía de Buenos Aires.

La historia de amor y tesón del caleño y la antioqueña que ganaron el Mundial de Tango en Buenos Aires.

La noticia recorrió el continente: el caleño Diego Julián Benavídez Hernández, de 34 años, y la antioqueña Natasha Agudelo Arboleda, de 28, obtuvieron este lunes el primer premio en el Festival Mundial de Tango en la categoría Salón. Vencieron a 492 parejas de 26 países, un triunfo comparable con la inolvidable goleada 5-0 que le propinó Colombia a Argentina en las eliminatorias del Mundial del 94 en los Estados Unidos. “Esta categoría es la esencia de todo. El tango de escenario es más elaborado por las acrobacias, pero en el de salón se descubre a un buen bailarín, su elegancia, su destreza; de allí se desprenden las propuestas modernas. Es el inicio, la crianza. Allí se sabe si se va a ser un buen tanguero”, dice Edwin Chica Caro, director de Tango Vivo & Salsa Viva, que fue pareja de baile de Natasha en sus inicios.Diego y Natasha bailaron ante 6.000 espectadores en el escenario del Luna Park y desempató con los venezolanos John Erban y Clarissa Sánchez. Las dos parejas bailaron tres piezas antes de que los siete jurados eligieran a los colombianos. Natasha y Diego ganaron $30.000 (US$7.000) y un viaje a París, para bailar una milonga frente a la Torre Eiffel.Fuera del escenario también son pareja sentimental, están casados, tienen dos hijos y bailan juntos desde hace siete años. Natasha lleva en la sangre la música que Gardel dejó sembrada en Medellín. Se dedica al tango hace quince años. Después de bailar en varias escuelas y con distintos ‘partenaires’, se dirigió a Bogotá, donde conoció a Diego, que venía de Cali, y que comenzó a bailar de casualidad, porque estudiaba arte teatral y se presentó a un casting para una escuela de tango. Eso fue hace once años, y la música arrabalera se convirtió en su vida. “Bailamos un tango, luego empezamos a trabajar juntos, nos hicimos amigos, nos casamos, tuvimos dos hijos, y nos volvimos una familia tanguera”, le cuenta Diego a El País.Esta es la tercera vez que la pareja participa en el Mundial. La primera fue en 2007, cuando lo hicieron en las dos categorías, Salón y Escenario. Llegaron a las semifinales en ambas competencias. En 2010 no llegaron a la final de Salón, pero pasaron a la de Escenario y ocuparon el puesto 13. Este año fue mágico: ganaron todos los campeonatos de Salón en distintas ciudades de Colombia, entre ellas Cali. Y cuando llegaron a Buenos Aires en agosto, el mismo Festival creó la categoría ‘Milongueros del mundo’, para elegir a la mejor pareja extranjera. Natasha y Diego ganaron esta competencia y pasaron a la semifinal. Al preguntarle a Diego por qué una pareja colombiana gana la categoría ‘Salón’, la más difícil, Diego agradece a sus maestros argentinos y rescata los enormes esfuerzos que han hecho preparándose para esta competencia. “Nos toca venir aquí a Buenos Aires a prepararnos. Venimos una vez al año al Mundial, porque es muy costoso y lo hacemos sin apoyo, con nuestros propios recursos. Le apostamos al Mundial, porque sabemos que si ganamos es una puerta que se abre para Europa y EE.UU. Este es el mayor reconocimiento que hay en el tango. Eventos internacionales hay muchos, Mundial solo uno y ganarlo es el tope”, dice. En Colombia, Diego y Natasha tienen alumnos y un show: ‘Arrabalera, la milonga porteña de Bogotá’. Para los porteños que piensan que solo se baila tango en la Avenida Corrientes, Diego dice: “En Medellín, Cali, Bogotá, Manizales, Armenia y Pereira, se baila tango argentino. Una cosa era el tango que bailábamos antes, a la colombiana. Ahora, se baila tango argentino. Tanto que ganamos la categoría Salón. Una cosa es ganar el de Escenario, el tango show, pero el de Salón es cultura, lo social, la historia. Este triunfo les muestra que el tango es de acá y también de todo el mundo”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad