ENTRETENIMIENTO

La Negra Candela comparte algunas de las historias de su nuevo libro

Diciembre 09, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Meryt Montiel Lugo, editora de Domingo.
La Negra Candela comparte algunas de las historias de su nuevo libro

‘Los chismes de la Negra Candela’, el nuevo libro de Graciela Torres.

Su nueva publicación se titula ‘Los chismes de La Negra Candela’. La lengua más picante de Colombia también comparte algunas de los chismes de su propia vida.

La mujer con la lengua más afilada de la radio y TV colombianas le sacó filo también a su pluma. Y en su libro ‘Los chismes de La Negra Candela’ narra 40 hechos, que, como ella dice, en su momento pasaron inadvertidos, pero que forman parte de la historia del periodismo y del mundo del entretenimiento en nuestro país.Al igual que en sus columnas de la revista 15 Minutos, no revela los nombres propios de los personajes, pero da una descripción tan detallada de los mismos que ‘chismosos’ de Colombia bien pueden establecer de quiénes se tratan.Con sus historias, la periodista Graciela Torres busca “que no se pierda la memoria” de muchos acontecimientos que pasaron en Colombia y que involucran exreinas, presentadoras, modelos, políticos y muchos personajes de la farándula criolla envueltos en el mundo del narcotráfico, corrupción y más.¿Por qué no se atreve a dar nombres?A través de mi vida periodística siempre he sido muy frentera y he dado los nombres propios y eso me ha generado muchísimos dolores de cabeza porque generalmente es la palabra mía contra la de los protagonistas, ya que las personas que intervienen en el desarrollo de estas historias no se quieren comprometer. He sido solitaria en esa pelea. Y a estas alturas no quiero involucrarme en más peleas.¿Cansada de pelear?Nooo, estoy cansada de que todo el mundo se venga en mi contra, es a mí a la que persiguen, a la que quieren sacar por la puerta de atrás del periodismo de entretenimiento. ¿Hace cuánto vive de contar chisme?Desde 1984 vivo de contar historias e informaciones del entretenimiento.Ha logrado ser de las periodistas de entretenimiento más cotizadas...Cuando llegué al periodismo de entretenimiento sí existían programas de variedades en las emisoras, las revistas Antenas, Telerevista, pero no eran tan agresivas en las historias que contaban como lo era yo en ese momento y como lo sigo siendo. Mi estilo ha calado mucho y por fortuna aún me mantiene vigente.Pero ese estilo agresivo, como usted lo llama, le ha traído muchos problemas...Uno tiene que asumir posiciones, comprometerse, defender la causa en la cual cree y yo siempre he sido muy frentera y luchadora. Cuando uno está luchando por sus sueños tiene que asumir riesgos, como los que yo he asumido: me han amenazado, me han mandado sufragios, coronas, han pagado misas por mi alma, han amenazado a la gente de Todelar con volar las instalaciones. Eso formó parte de mi carrera profesional, pero gracias a Dios, estoy en el puesto que ocupo. Soy pionera en denunciar cosas que están guardadas.¿Han pedido su cabeza últimamente?Creo que ya no lo hacen, además, porque estoy respaldada por empresas sumamente serias y muy poderosas. Hoy no llegan amenazas sino que le ponen a uno una demanda por injuria y calumnia. Me intentan callar por la vía legal. ¿Son muchos los problemas jurídicos en los que se ha visto envuelta?No, tampoco son muchos, la mentalidad de la gente ha cambiado, las actuales figuras de la TV saben que tienen que cuidarse, que no pueden dar papaya. Me impresionó de su libro la historia de la proxeneta a quien un narco le mata a su hijo de 12 o 13 años en su presencia y lo hace pedacitos, por “haberle vendido mi novia a uno de mis enemigos”...Esa historia sucedió en una finca en Cajicá, se convirtió en una leyenda urbana, pero fue absolutamente cierta. Primero le mataron al hijo, que era su único hijo, y luego la mataron a ella. Esa historia me causó un gran trauma porque yo conocí a la señora, funcionaba en una peluquería... Cuando las prepago venían de hacer su trabajito por allá en las cárceles le pagaban a ella el 30% de lo que habían cobrado. ¿Cuál sería el top 5 de los chismes más reveladores de su carrera?Los más fuertes fueron en los 90, la época dura del narcotráfico. Ahí por ejemplo, cuento la historia de una reina a la que le tocó renunciar a su título de Miss Colombia y casarse con el novio que le había comprado el reinado, porque le puso un revólver en la cabeza: o renuncia o se casa. A usted, como a Jota Mario, hay mucha gente que la ama, pero otra que la odia. Gente que no está de acuerdo con lo que dice, con la manera cómo lo dice, porque expone muchas intimidades...La gente es libre de sentir lo que quiera, de pensar lo que desee, de opinar lo que le plazca, pero en mi vida personal no incide. Yo tengo una vida muy tranquila, feliz, con mis hijos, y estoy blindada contra todos esos sentimientos. Entonces, así como yo respeto lo que ellos piensan ellos deben respetar lo que hago y lo que pienso.¿Cuándo se cohibe de contar un chisme por razones humanitarias, por no querer hacerle daño a alguien?Yo tengo mucha consideración con las mujeres embarazadas que tienen un embarazo no deseado, ese es un tema que procuro no tocar. Es un gran dolor para ellas, pero además, me va a meter en un problema a mí porque un embarazo es difícil de comprobar. Porque tú a las 9:00 a.m. estás embarazada y a las 12:00 del día ya no lo estás. Ya nos pasó con una ex Miss Colombia que había pasado un casting para ser la presentadora de las noticias de entretenimiento de un noticiero. Después de que le ratificaron que había sido elegida para el puesto hizo los arreglos pertinentes y ya no estaba embarazada y nosotros ya habíamos dado el chisme. Ella decía, no estoy embarazada, claro, ya no lo estaba, como es sencillo terminar un embarazo... ¿Qué tanto le duelen los chismes de los que usted ha sido víctima?Los comentarios que hace la gente que quiere destruirme, que soy gay, que soy lesbiana, que mis hijos son muy feos no me importan. Uno toma los comentarios de donde vienen y la gente que hace estos comentarios es gente muy básica, y como no son ciertos, la verdad, me resbalan.‘Los chismes de la Negra Candela’Género: crónicas de entretenimiento.Páginas: 271.Graciela Torres, La Negra Candela decidió compartir sus secretos mejor guardados, los mejores chismes que ha recopilado a lo largo de su carrera. De las 40 historias del libro, la mayoría son inéditas. Sólo “5 o 6” han aparecido en su columna de la revista 15 Minutos. Claro, en el texto de Intermedio aparecen con más detalles por su mayor extensión.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad