La literatura erótica, en sus mejores momentos con ‘Cincuenta sombras de Grey’

La literatura erótica, en sus mejores momentos con ‘Cincuenta sombras de Grey’

Octubre 28, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Claudia Liliana Bedoya S. - Reportera de El País.
La literatura erótica, en sus mejores momentos con ‘Cincuenta sombras de Grey’

'Cincuenta sombras de Grey' es el más reciente 'hit' de la literatura erótica.

‘Cincuenta sombras’, llegó no solo para encender la pasión femenina, sino para despertar a la industria editorial que hoy encuentra en la literatura erótica su ‘sex appeal’.

El juego de seducción y sexo desbordado entre Christian Grey y Anastacia Steele en la trilogía ‘Cincuenta sombras’, llegó no solo para encender la pasión femenina, sino para despertar a la industria editorial que hoy encuentra en la literatura erótica su ‘sex appeal’. Felipe Ossa, de la Librería Nacional, dice que la trilogía de la británica E.L. James –que ha vendido más de 40 millones de copias en todo el mundo y cuyos tres libros ocupan los primeros lugares de preferencia en Colombia, Chile, Argentina y España– simplemente ha llamado la atención sobre “una literatura que ha existido siempre”. Solo que ahora el voz a voz que se hace en redes sociales pone de moda el “soft-porn” o “porno para mamás” y ha abierto una puerta para que la industria se aliste a recibir una oleada de erotismo. Tras la de E.L. James –que es la obra erótica que más hace sonar las registradoras en las librerías- viene ahora la de una autora argentina, Florencia Bonelli, con ‘Caballo de fuego’; igualmente, el estadounidense Charles Dubow llegará al mercado con ‘Indiscreción’. Y quienes conocen la obra del reciente proclamado premio Nobel de Literatura, Mo Yan, anticipan que sus obras están cargadas de altas dosis de erotismo. Pero no se trata solo de moda, hay una realidad latente y es que los libros de corte erótico parecen estar dando respiro a los avatares la vida actual. “Hay un interés mayor en leer novela erótica en todo el mundo. Hace meses que el informe Nielsen en España solo arroja datos positivos de ventas de novela erótica. Es una maravilla que en medio de una crisis como la que está viviendo España, las personas quieran salir a comprar novela erótica, porque es lo único que se está vendiendo. Creo que hace más llevadera la crisis”, manifestó Juan Sebastián Sabogal, editor de Aguilar y Suma de Letras.Pero, ¿cuál es la razón para que el mundo editorial y los lectores fijen su mirada en el tema erótico? El sexólogo Ezequiel López Peralta – quien recientemente presentó su libro ‘El erotismo infinito’, que define como un manual para parejas– manifiesta que en la actualidad hay avidez por el tema sexual, se habla de él a cualquier hora y espacio, pero gracias a la literatura se da licencia y se legitiman comportamientos. “Da permiso para investigar, para hacer cosas que antes una persona no se animaba e intentar hacer cosas similares”. Y quien llega a estas obras lo hace “por curiosidad, para buscar ideas nuevas, para sentirse normal porque tal vez, por algunas de sus prácticas, puede autoconsiderarse un extraño. También llegan aquellos que leen de todo”, explica López, quien asegura que la narrativa fantástica es solo para disfrute, que ella no garantiza ser un buen amante y tampoco es el salvavidas para un pareja en crisis. Para el crítico de libros Rafael Araújo, el ‘boom’ actual se debe a que la gente se ha destapado más, incluso desde lo literario. “A un escritor no le da miedo que lo señalen. Hoy hasta los escritores han salido del clóset”.Curiosamente, en el mercado editorial colombiano hay ausencia de autores eróticos. “En el caso del sello Suma de Letras de la casa Santillana, en el cual tenemos novela erótica, romántica (porque no son lo mismo) y novela histórica, queremos ampliar la oferta, ojalá con autores colombianos. Los estamos buscando”, dice el editor Juan Sebastián Sabogal. Y eso se corrobora al ir a las librerías y encontrar que de sexualidad hay muchos manuales, pero en lo que respecta a obras eróticas las opciones son pocas pero tremendamente seductoras y clásicas como ‘La filosofía en el tocador’, del Marqués de Sade; ‘Los amantes’, de Pierre Bisiou; ‘Nueve semanas y media’, de Elizabeth McNeill o ‘La vida sexual de Catherine M’, de Catherine Millet. Sin olvidar que la primera obra que te ofrecen cuando pides literatura erótica es ‘Cincuenta sombras’. Felipe Ossa concluye que lo que ocurre en la actualidad con el llamado ‘boom’ obedece solo a un libro. “Uno de los encantos que tienen los libros y la literatura es que no se sabe en qué momento, un autor o un libro, por extraños fenómenos de boca a boca, se vuelve famoso. Y no es novedoso el tema de la literatura erótica porque sobre el sexo y las fantasías se han escrito muchos libros, pero hay que aprovechar este éxito. Hoy los libreros estamos viviendo del sexo”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad