La historia detrás del 'intérprete oficial' del Himno Nacional de Colombia

Septiembre 18, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
La historia detrás del 'intérprete oficial' del Himno Nacional de Colombia

Víctor Hugo Ayala, el 'intérprete oficial' del Himno Nacional.

Víctor Hugo Ayala, el ‘intérprete oficial’ del Himno Nacional, eriza con su entonación, pero aún le debe una serenata a su esposa.

Víctor Hugo Ayala es el único capaz de erizar la piel de un colombiano cantando un bolero, un bambuco y el Himno Nacional de Colombia. Y sin olvidar ni una estrofa. A sus 79 años puso al Coliseo Gerardo Arellano de pie, después de mostrar que su voz sigue intacta como en la época en la que era el artista más vendedor de Sonolux. “Esta noche de amor canto mi pena, me acompañan la luna y la verbena, y lloro porque tu corazón no es mío, porque mi pena y mi dolor son tuyos, porque tu pecho se murió de frío”, cantó esa noche del pasado Festival Mono Núñez con un sentimiento que no lo enseñan en las academias, se lo ha dado la vida.‘Si te vuelvo a besar’ fue uno de sus éxitos y aún se lo piden en Colombia y en Estados Unidos, un bolero del maestro Jaime Llano González, su amigo. La semana pasada, en el Club Colombia, de Cali, Ayala quien ha grabado unos 48 discos, recibió un homenaje. Y pasó por El País para contarnos estrofas de una vida bien cantada.¿Qué piensa de los artistas que interpretan el himno y se equivocan en las estrofas?Que no le ponen el cuidado que deberían ponerle. Se me hace fatal un tipo que se ponga a cantar el himno nacional y se le olvide una estrofa. Cuando un capitán de navío me dijo que cantáramos el himno de la Armada, fui a Cartagena, ensayé con la orquesta de la Armada y grabamos, después me dijeron que grabara el Himno Nacional y grabé las 11 estrofas.¿Cómo hace para mantener su voz intacta?Primero no fumar. El cigarrillo pocón, pocón. Antes era más bohemio, musicalmente hablando, íbamos a un sitio, nos tomábamos unos tragos y nos quedábamos hasta tardísimo oyendo música, pero el año antepasado tuve un problema en el corazón y dije, ‘hasta aquí’. Y grabé unos ejercicios que hicimos con un profesor de canto y cada tres días los hago. Son un poco fatigantes, pero ya cuando la voz se ha calentado un poquito me sirven muchísimo, la voz todo el día se mantiene bien.¿Usted estudió música?Estuve estudiando, pero fui muy mal estudiante de música. Estudié cinco semestres de arquitectura y fui dibujante en la sección técnica de la Armada Nacional.¿Cómo se hizo cantante?Un día me oyó cantar el General Piquete, un tipo rechoncho, gerente de la emisora de Radio Militar, y me invitó a cantar allí. Luego me llamó Álvaro Monroy Guzmán, director artístico de la Emisora Nueva Granada, de Radio Cadena Nacional, y con Alberto Osorio hicimos el programa ‘Donde nacen las canciones’. De Sonolux me llamó a grabar con ellos Hernán Restrepo. Abrimos con El Camino Verde, de Carmelo Larrea, un español, y eso fue un éxito bravo. Hice radioteatro y programas con la orquesta La Nueva Granada, de Oriol Rangel.¿Usted sí ha sido juicioso?Yo no soy un santo católico, pero siempre he odiado el cigarrillo. Jaime Llano González que me acompañó en todos los programas que hice, un día de mi cumpleaños me dio un regalo, un encendedor y un carton de Lucky Strike, y me dijo, ‘todos los tipos que están en el cine fuman Lucky Strike’. Y al lunes siguiente cuando íbamos a grabar le devolví el encendedor y el cigarro. Sí tomé mucho trago, pero nunca fumé.¿A qué atribuye que le sigan pidiendo ‘Camino verde’ y que los jóvenes sigan cantando boleros?Que la gente es muy querida conmigo. Y para mi fortuna pegó la canción en un momento en que despegaba el bolero, con Alfonso Ortíz Tirado, Nestor Mesta Chaires y Pedro Vargas. Ahora hay gente joven que canta boleros, pero no han sido tan afortunados, yo sí. La gente me quiere y quiere que cante boleros y me fascina cantarlos.¿Qué hace que siga vigente tras 55 años de trayectoria?Porque son muy queridos conmigo los colombianos y el público norteamericano, porque me gusta cantarlas y porque sé que eso le ha servido a algunos para tomar trago, a otros para casarse, a otros para desilusionarse. ¿Y el bolero da para vivir?A mí sí. Tuve la fortuna de sacar discos en Sonolux y se vendían muchísimo. Hicimos el programa Donde Nacen las Canciones, cantábamos con Alberto Osorio, acompañados por Jaime Llano González. Me presentaba en muchas partes y me volví bolerista. ¿Qué otros éxitos hizo suyos?La Quiero porque la Quiero y Si te Vuelvo a Besar, una canción que hizo Jaime Llano para el programa Donde Nacen las Canciones, abríamos con ella y cerrábamos con ella, y los boleros de Lara.¿Y usted conoció a Lara? No era un tipo demasiado simpático, pero era un magnífico compositor. Nos vimos en un programa de televisión. Canté un bolero acompañado por él y otro por la orquesta de Manuel J. Bernal.¿Ha enamorado con música?No sé qué dirá mi mujer (risas). Esposa: A mí por lo menos no me ha dado ni una serenata nunca, en 43 años de casados (tienen una hija que vive en Estados Unidos y está casada). ¡No me consta!.¿Cómo la enamoró entonces?Porque me embobé en Buga.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad