La historia de amor oculta de Pacheco

La historia de amor oculta de Pacheco

Febrero 13, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
La historia de amor oculta de Pacheco

Fernando González Pacheco y Lilian Grohis con quien sostuvo un matrimonio de 35 años.

Dada la soledad en que murió Fernando González Pacheco, muchos se preguntan qué paso con su matrimonio de 35 años.

“Si me siento capacitado para algo, es para preguntar, pero no para contestar”. Lo admitió hace dos años en una entrevista. Esa era la frase con la que Fernando González Pacheco acostumbraba a excusarse para no hablar de su vida privada, incluso ante sus amigos.Y le funcionó bien. En los homenajes y en las innumerables anécdotas que han salido a la luz pública tras su muerte, de su esposa Liliana Ghrois poco o nada se habla. ¿Qué pasó con la mujer que logró que el animador venciera su miedo al matrimonio? ¿Por qué el carismático presentador pasó sus últimos años de vida en soledad absoluta?“La conoció cuando ella era muy joven, tendría 21 años. Era una mujer muy bella, era la candidata favorita en ese entonces para ser Señorita Valle. Pacheco le llevaba 15 o 16 años de diferencia en edad”, cuenta el preparador de reinas Jorge Hernán Orozco.Durante los cuatro meses que fueron novios, él viajaba de Bogotá a Cartago todas las semanas para visitarla, sin excepción. Llegaba los miércoles y se regresaba los viernes en la mañana.En las fotos de juventud, la pareja aparece feliz luciendo un collar simbólico que ambos portaban, y que Pacheco incluso lució sobre su traje el día de su boda. En la juventud, la sencillez y la feminidad de la vallecaucana Liliana Ghrois, el presentador encontró la tranquilidad que tal vez necesitaba, en medio de su agitada vida pública. “Él estaba en la cúspide de su carrera, era muy popular , mientras ella era una niña de su casa, de bajo perfil”, recuerda Orozco. Pese a eso y pese a los rumores de que Pacheco había terminado en malos términos con la cantante Carmenza Duque, Liliana se casó en Cartago con el animador y se radicó en Bogotá.Fueron muy pocas las veces que acompañó a su esposo a los eventos sociales. No se dejó salpicar por la fama de Pacheco.“Con su esposa y en casa, Pacheco era un hombre amoroso. Jamás lo vi de malgenio ni fui testigo de peleas, y no porque yo estuviera ahí, porque entre nuestras familias había mucha confianza, sino porque así era su relación de verdad”, recuerda el actor Mario Ruiz, hijo del desaparecido Álvaro Ruiz, uno de los mejores amigos de Pacheco.Un adiós silenciosoY así, en silencio, tras 35 años de matrimonio la pareja se separó en el 2001, según se lo confirmó a El País (en un reportaje del 2013) una de las asistentes del animador y quien trabajó en la producción de sus programas durante 17 años. “Se divorciaron luego de que él, por recomendación médica, tuvo que cambiar su acelerado ritmo de vida. Le practicaron una intervención quirúrgica en el corazón en el año 2000”, dijo la asistente de Pacheco, quien pidió mantener su nombre en reserva. En medio de un largo reposo en casa y tras haber sido sentenciado a usar una ayuda extra para respirar, Pacheco decidió despedirse del amor. Cuenta el periodista Poncho Rentería, que el presentador más querido de los colombianos -consciente de su débil estado de salud- liberó de todo compromiso a su querida esposa Liliana Ghrois. No quiso que ella le viera languidecer, después de haber sido un hombre tan alegre y enérgico.“En una generosidad extrema, le dijo a su esposa que no tenía por qué aguantarse a un viejo y enfermo como él lo estaba. No hubo pelea, simplemente no quiso que ella cargara con sus enfermedades. Pacheco era un hombre muy pacifista”, reveló Rentería.Luego de la separación, la pareja permaneció en contacto, pero a medida que la salud del animador se iba deteriorando, no hubo más encuentros.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad