La gemela joven de la ‘Mona Lisa’ se codea con la original
ENTRETENIMIENTO

La gemela joven de la ‘Mona Lisa’ se codea con la original

Marzo 30, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Resumen de agencias
La gemela  joven de la ‘Mona Lisa’ se codea con la original

Izquierda: aspecto actual de ‘La Mona Lisa’ original. Derecha así se vería el cuadro si fuera restaurado.

La madurez y la ‘juventud’ se enfrentan por estos días en el Museo de Louvre, en Francia.

La ‘Gioconda’ del Museo Nacional del Prado, la gemela de ‘La Mona Lisa’ de Leonardo da Vinci, le está robando protagonismo a la original. Más conservada y con mayor colorido, desde ayer la recién llegada le hace competencia a la obra maestra, robándole visitantes en el Museo de Louvre de París.Según los restauradores de la copia de la ‘Gioconda’, ésta se ve 20 años más joven que el retrato de Leonardo y más rozagante, con un mágico rubor en sus mejillas: es una suerte de recordatorio de cómo se vería la original sin el desgaste del tiempo.Esta ‘Gioconda bis’ fue ejecutada por un discípulo aventajado de Da Vinci, bajo su supervisión, se trataría de Francesco Melzi o de Andrea Salai, quien fue un amante del genio florentino. El tamaño de original y réplica es prácticamente el mismo: 77 X 53 centímetros, el primero; y 76 X 57, la segunda. La gemela no se expone junto a la original, sino a varios metros de esta, en el Hall Napoleón, en la plata baja del museo parisino. Lo cual juega a su favor, pues quienes contemplen a la ‘Gioconda bis’ no tendrán que soportar las incomodidades que aguantan quienes quieren ver la original. Los admiradores de la ‘Mona Lisa’ deben agolparse tras un grueso cristal, a prueba de balas, que protege la obra de los accesos de furia o de adoración del público. Y alcanzar a verla es una proeza. No en balde, son muchos los atentados que ha sufrido el cuadro original, el último en agosto del 2009, cuando una turista le arrojó una taza de té. Y el robo no ha sido mera hipótesis: el cuadro fue sustraído en 1911, un suceso que acrecentó su popularidad.Dado al alto grado de curiosidad que suscita la gemela de la ‘Mona Lisa’, los directivos del Louvre se han curado en salud para evitar que la original pierda seguidores. Ella, que recibe a diario 20.000 visitantes, permanece en su sala habitual del primer piso “por razones de seguridad, de conservación y acogida”, explicó el comisario de la muestra, Vincent Delieuvin.Los temores no son infundados, el cuadro del Louvre, al que Leonardo dedicó no menos de 10.000 horas de trabajo, es visto como una obra oscura, por no decir lúgubre, que muestra a una mujer vestida con ropas de un color vago, una especie de marrón oscuro. Para algunos, este tinte mortecino de la pintura no cuadra con las intenciones de Leonardo. La gemela no sólo conserva mayor luminosidad en su piel y gran colorido en su vestuario, sino un momento del paisaje que en el cuadro original desapareció luego, recubierto por otros elementos de la pintura.De la ‘Gioconda’ conservada en el Prado desde 1666, cuya extraordinaria calidad fue redescubierta este año tras su restauración y estudio técnico, el comisario resaltó que fue creada en el taller de Leonardo “al mismo tiempo que trabajaba sobre su cuadro”.Por eso “es muy interesante esta hermana gemela de la del Louvre, que muestra un momento del paisaje luego desaparecido del original, recubierto por otros elementos de la pintura”, destacó Vincent.“Como dice en el catálogo Ana González Mozo, en el taller no buscaban reproducir fielmente el famoso sfumato de Da Vinci, toda su ciencia de la pintura, es más la forma lo que les interesa", explicó.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad