La exitosa serie de TV 'House of Cards' se abre paso en China
ENTRETENIMIENTO

La exitosa serie de TV 'House of Cards' se abre paso en China

Febrero 19, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | EFE

Corrupción y política sin censura son los temas de la serie de Netflix que llegó al país asiático.

La trama de corrupción política y sexo de 'House of Cards' triunfa en China, pues hizo a sus televidentes descubrir el lado oculto de Casa Blanca y retratar su relación con Pekín, situación que consiguió que la serie burlara la censura del régimen, ya que también les gustó a los líderes. Hasta ocho millones de ciudadanos del país asiático se han quedado pegados a la pantalla desde el pasado viernes, cuando Netflix estrenó la segunda temporada de 'House of Cards' en Estados Unidos y el portal chino Sohu lo hizo de manera simultánea, bajo la aprobación del régimen.En Internet, los comentarios de los seguidores se multiplicaron, entre alabanzas y críticas a la aclamada serie, pero sobre todo, una pregunta: ¿por qué esta trama de corrupción política y sexo no ha sido ya censurada?"La respuesta puede ser Wang Qishan", tituló esta semana un diario independiente chino. Y es que Wang, el encargado de la lucha contra la corrupción en China y uno de los siete líderes del Comité Permanente -el máximo órgano de poder en el país-, también está enganchado a la trama de la serie, según informó el semanario hongkonés Phoenix.Wang se siente atraído, asegura la revista, por el rol "de látigo del Partido del protagonista", el congresista Frank Underwood, que en esta segunda temporada asciende en su carrera política gracias a una mente fría y estratega que incluso le lleva a cometer un asesinato.Su admiración por la labor del personaje "de mantener la disciplina del Partido" -que se podría equiparar a la labor que él mismo desempeña en el Gobierno- ha llevado incluso a que el líder chino saque a colación la serie en diversos encuentros, según apunta Phoenix, manifestando en público su amor por la producción estadounidense.El caso de Wang no es aislado entre la nueva generación política china. El presidente chino, Xi Jinping, ya había manifestado su afición por las producciones estadounidenses, aunque en la gran pantalla, una marcada diferencia con el estilo de su antecesor, Hu Jintao, a quien encantaban las telenovelas surcoreanas.Precisamente a este giro de gustos de la actual clase política -más cercanos a los de la juventud china actual- es a lo que se aferran algunos telespectadores para creer que la siguiente toma de 'House of Cards' seguirá pasando el férreo control gubernamental y podrán seguir disfrutando de más capítulos de esta maquiavélica historia que ha causado furor en China.De hecho, algunos amantes orientales de este galardonado drama político reconocían haber visto en una sola vez los 13 capítulos estrenados el pasado viernes."No podía parar. Es impresionante poder conocer cómo funciona el centro de poder del mundo", comentaba uno de estos fans en las redes sociales chinas, bajo el apodo de 'WanZhi'.Descubrir cómo funcionan las cosas entre el Capitolio y la Casa Blanca, pero también la aparición estelar de Pekín en esta segunda temporada, es lo que ha acabado enganchando a los chinos a la serie."Esta segunda parte demuestra que las relaciones entre China y EEUU también pueden ser un tema importante a tratar en estas ficciones, y atractivo", señalaba un abogado de apellido Zhao en un foro sobre 'House of Cards', donde se alababa el trabajo de campo de los guionistas para ser fiel a la realidad de China, aunque también había lugar para la crítica."La serie habría sido más realista si hubiera sacado a Xander Feng -un multimillonario chino corrupto que aparece en esta segunda temporada- gordo y feo en lugar de protagonizado por un actor guapo", comentaba otro ciudadano.¿Cuál será el futuro de la serie en este país? No obstante, esta aparición de la segunda potencia mundial en la serie, a pesar de haber atraído más seguidores, puede tener sus consecuencias, como advertía otro fan."Qué pensarán ahora nuestros líderes sobre las enormes diferencias entre la democracia de EEUU y el sistema político de China, como sugiere la serie en esta segunda temporada?", indicaba el telespectador, sembrando la inevitable duda sobre el futuro de 'House of Cards' en China.La respuesta la darán los censores.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad