La entrevista con 'El Chapo' no es la única excentricidad de Sean Penn

Enero 13, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
La entrevista con 'El Chapo' no es la única excentricidad de Sean Penn

Se especula que fue gracias a dirigentes chavistas que Sean Penn se puso en contacto con uno de los hijos del Chapo Guzmán.

A muchos les ha sorprendido la entrevista del actor con el narcotraficante mexicano, pero lo cierto es que no es la primera ni la última excentricidad del rebelde de Hollywood.

La canción de David Bowie, ‘Rebelde Rebelde’, le cae como anillo al dedo al actor estadounidense Sean Penn, ganador de dos premios Óscar y siempre involucrado en las más polémicas causas.

Algunas humanitarias, como la  solidaridad con Haití y la denuncia de los efectos del cambio climático. Y otras muy criticadas, como la floja y temeraria entrevista que le hizo al fugado narcotraficante mexicano Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán.

El pasado sábado 9 de enero, al tiempo que la revista Rolling Stone publicaba la entrevista de Penn al Chapo Guzmán, el actor presidía una gala en Beverly Hills para recaudar fondos en beneficio de Haití. 

Lea también: Sean Penn entrevistó a 'El Chapo' en octubre para la revista Rolling Stone

Este martes se cumplieron seis años del terremoto que asoló el país caribeño y que causó más de 200 mil muertos. El actor dirige desde entonces una ONG que le ha dado gran proyección internacional como embajador plenipotenciario de Haití. El grupo sin fines de lucro que fundó, J/P Haitian Relief Organization, emplea a más de 300 trabajadores.

Pero su labor humanitaria y su compromiso político no han sido los de un actor que solo busca figurar en los grandes medios de comunicación. Una semana después del terremoto en Haití, Penn viajó al empobrecido país centroamericano. Se instaló en una pequeña tienda de campaña con una pistola Glock (por seguridad, dijo) y repartió medicinas, cargó bolsas de arroz y lavó pisos. 

Cinco años antes, tras el huracán Katrina, que arrasó la ciudad de Nueva Orleans, Penn atravesó las zonas anegadas para ayudar a las poblaciones afectadas. “Exhibiendo una mezcla de valentía, altruismo y temeridad”, trasladó a nado a gente atrapada en sus casas hacia zonas más elevadas, destacó Vanity Fair.

Como integrante de la ‘brat pack’, una camada de actores que renovó Hollywwood en los años 80 (estaba casado con Madonna en esa época), Penn atrae la atención del público y no solo por las estatuillas doradas que le han dado sus papeles en el drama ‘Río Místico’ (2003) y la biografía ‘Milk’ (2008). En 2012 se hizo presente en Pakistán para socorrer a las víctimas de otras devastadoras inundaciones. 

A menudo, Penn desata otro tipo de controversias. Fue duramente criticado por haber visitado Irak en diciembre de 2002. Dos meses después pagó US$ 56.000  por la publicación de una columna en The Washington Post en protesta por la proyectada invasión estadounidense a ese país, que se concretaría en marzo de 2003 por iniciativa del presidente  George W. Bush. 

Sean Penn es el niño mimado de los sectores ‘anti-establishment’, por eso se reunió en 2007 con el presidente venezolano Hugo Chávez, acérrimo adversario de Bush, y el  mandatario cubano Raúl Castro le concedió la primera entrevista dada a un extranjero.

 El nuevo Marlon Brando

Hoy Sean Penn es visto como uno de los mejores actores y cineastas. El director de ‘Milk’, Gus Van Sant, lo llamó “el Marlon Brando de nuestra generación”. Ganó su primera nominación al Óscar en 1995 por la película ‘Dead Man Walking’. Allí es un detenido en el corredor de la muerte, y obtuvo nominaciones por ‘Sweet and Lowdown’ (1999) y por su rol de padre con problemas mentales en ‘I am Sam’ (2001). 

Cuando recibió el Óscar por su interpretación de Harvey Milk, el político homosexual de San Francisco asesinado por un colega, Penn defendió los derechos de los gays. 

Más recientemente, se movilizó para denunciar los efectos del cambio climático y estuvo en París en diciembre durante la conferencia de la ONU COP21. 

Con ‘Into the Wild’  (2007) fue saludado por la crítica por su talento como director de esta ‘road-movie’ sobre un joven idealista que abandona todo para irse a vivir solo en contacto con la naturaleza.  

Penn debutó junto a Tom Cruise en ‘Más allá del honor’, en 1981, pero a diferencia del actor de  ‘Misión imposible’ jamás apostó a ser “el muchachito lindo de la película”. 

En Estados Unidos se hizo conocer por su papel en la comedia de culto ‘Picardías estudiantiles’ (1983), en la que interpreta a un adolescente de pésimo rendimiento escolar. 

A Penn se le ha vinculado sentimentalmente con una pléyade de superestrellas. Tras su separación de Madonna, tuvo un tormentoso matrimonio y dos hijos con la actriz ganadora del Globo de Oro, Robin Wright.  Y qué decir de Scarlett Johansson y Charlize Theron. 

Durante la velada de recaudación de fondos que organizó la fundación haitiana del actor, el pasado 9 de enero, en Beverly Hills, participaron desde el expresidente Bill Clinton hasta los actores Leonardo DiCaprio, Mark Ruffalo y Patricia Arquette. Madonna, su exesposa, interpretó allí una canción con un ukelele, subastado luego en US$ 300 mil y dijo que a Penn lo amó “desde que lo vio”. 

Sean subió al escenario varias veces, pero no mencionó la entrevista clandestina que le realizó en octubre a Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán. Eso sí, habló  sobre la muerte de un joven de 15 años en Haití al que le habían negado el tratamiento médico que necesitaba. Y remató con  una de sus frases famosas: “No podemos depender de los gobiernos”.

“No tengo nada que esconder”

Sean Penn  no ha mostrado arrepentimiento alguno respecto a su visita clandestina al líder del Cartel de Sinaloa, el recién recapturado Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, y cuya difusión   generó un gran revuelo dentro y fuera de Estados Unidos.

“No tengo nada que esconder”,  escribió el actor en un mensaje de correo electrónico que envió a la agencia de noticias Associated Press, que le preguntó sobre unas imágenes publicadas en medios mexicanos recientemente  que aparentemente muestran a funcionarios mexicanos siguiéndolos  a él y a la actriz mexicana Kate del Castillo antes de su visita al capo mexicano. 

La entrevista fue publicada  poco después de que ‘El Chapo’ fue capturado el viernes 8 de enero, más de tres meses después del encuentro del 2 de octubre de 2015 con Penn y Kate del Castillo en México y seis meses después de fugarse de la cárcel de alta seguridad El Altiplano.

La recaptura del capo se produjo  en la ciudad de Los Mochis, una localidad de alrededor de 200.000 habitantes ubicada en su bastión de Sinaloa.

En la entrevista, Guzmán  se describe a sí mismo como el principal proveedor mundial de heroína, metanfetamina, cocaína y marihuana.

En uno de los párrafos  de su  entrevista con ‘El Chapo’, Sean Penn desliza una confidencia: se le escapó un  gas   frente a  su anfitrión, al despedirse en la entrada de la habitación donde dormiría el actor. Penn lo califica de “flatulencia del viajero”. “Él fingió no olerlo con  la misma caballerosidad con la que se ofreció a acompañar a Kate hasta sus aposentos”, dijo el actor.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad