La edad, ¿una condición para ser buen amante?

Marzo 06, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
La edad, ¿una condición para ser buen amante?

El sexo se vive de manera diferente a medida que pasan los años. Cada etapa tiene mieles, pero también desafíos.

La mujer, como amante, es diferente alrededor de los 20, los 40 y los 60 años de edad. Cada etapa tiene mieles, pero también desafíos.

¿Juventud o experiencia? No solo es el vino el que mejora con los años. Aunque muchos piensan que la mujer con la llegada de su madurez se va haciendo menos activa sexualmente, la realidad es muy diferente, pues la experiencia juega puntos a su favor. 

Son muchos los hombres jóvenes que sienten fantasías y se atreven a confesar abiertamente sus deseos a mujeres que ya han pasado los 40. ¿Por qué? “Porque ellas saben lo que quieren,   toman la iniciativa, no se  preocupan por lo que uno opina,  ni están pensando en qué va a pasar después, a ellas les gusta vivir el presente”, asegura Andrés Rodríguez, publicista de 31 años.

Para el sexólogo Ezequiel López Peralta el desempeño sexual de la mujer es mejor con los años porque las más jóvenes, a pesar de tener muchos puntos a su favor, tienen en contra los miedos o primeras experiencias que probablemente no fueron tan buenas. “No es una mujer que se sienta libre en su cuerpo, en cambio una mujer más grande dice: bueno, es el cuerpo que tengo, me libero y lo disfruto”.  

Lea también:  Flavia Dos Santos le da 25 claves para gozarse el sexo

Sonia Amparo Muñoz, médica y terapista de familia y pareja asegura que la mujer de hoy está más empoderada sobre su sexualidad. “Antes la mujer de 40, 50 y 60 años de edad era considerada inservible, pero ahora vemos cómo son mujeres activas, bellas, que se sienten seguras. Por eso   hoy  toman más la iniciativa, porque se sienten mucho más empoderadas  de sí mismas”. 

La sexualidad es un tema que la mujer debe abrazar desde sus primeras experiencias con el fin de tener relaciones consensuadas, donde ella tenga la posibilidad de decidir y proponer. Es decir: para el placer no hay edad. 

“Si nos realizamos en todos los campos, la sexualidad será el encuentro de estar satisfechas con nosotras mismas y eso será muy placentero”, agrega Muñoz. 

Esther Balac, en su libro ‘El club del buen sexo’, señala que la sexualidad femenina no tiene fecha de vencimiento. “Una encuesta hecha por la psicóloga catalana Anna Freixas entre 700 mujeres mayores de 45 años sugiere que el gusto por aquello  se mantiene por encima de cualquier cosa y que, a diferencia de las jóvenes, que creen en el imaginario del amor romántico, a ellas les pesa el deseo permanente de gustarle a la pareja. Eso da como resultado unas ganas genuinas, que el otro siente”. 

Balac es clara al decir que “una mujer de 60 está más activa de la cintura para abajo que un hombre de la misma edad: mientras la primera está pensando en cómo desfogar las ganas, el otro está preocupado por qué más hacer para revivir a su mejor amigo”.

A los 20 

Ventajas

Aunque muchas mujeres llegan con algo de experiencia a la década de los veinte, todavía se está en una etapa de exploración y  las novedades están a la orden del día. Es un período de adaptación y  autodescubrimiento, en el que una mujer comienza a entender cómo el cuerpo responde a los estímulos sexuales.    Para el sexólogo Ezequiel López Peralta cuentan con el atractivo físico y una carga de estrógenos que llaman la atención de los hombres, que es un punto a favor. Explotan el tema de las espontaneidad, la frescura e inocencia que es tan atractiva para los hombres.    El botón de energía corporal y el deseo siempre está encendido. El sexo en esta época es excitante, novedoso y realmente flexible en todo sentido, no se conoce la excusa del “dolor de cabeza”. 

Desafíos

Controlar los nervios y la ansiedad. Como no se cuenta con mucha experiencia se suele poner el placer del otro por encima del propio. Se teme tomar la iniciativa o expresar deseos.  Conocer su cuerpo, qué le gusta, con qué se siente cómoda y comunicárselo a su pareja. El placer debe ser para ambos.  Garantizar la protección. Ésta es la edad en que se corren más riesgos de contraer enfermedades de transmisión sexual, según estadísticas de la Organización Mundial de la Salud. Una de las razones puede ser que  los jóvenes tienden a tener relaciones sexuales con una mayor cantidad de personas, lo cual los expone a un mayor riesgo. Por otra parte, en el caso de las mujeres, a esta edad las células de la parte externa del cuello uterino son más frágiles y, por lo tanto, más susceptibles a las infecciones.Edad fértil. Cuando se es menor de 25 años, se tiene el 98 % de probabilidades de quedar embarazada  en el transcurso de un año y, entre los 25 y los 30, la probabilidad todavía es bastante alta: 84 %.“A una mujer de 20 le falta la experiencia para librarse de algunas cargas o tabúes, más que nada sociales, y dejar de estar pendiente del qué dirán, qué pensarán de su cuerpo, de su rendimiento, de su capacidad sexual, o lo que sea”, asegura López Peralta.

Ventajas

Desafíos

A los 60 

Ventajas

”La sexualidad es la manifestación de lo que somos como mujeres: somos seguras y vamos pensando lo que vamos haciendo desde los 20, los 30 y los 40. Así, a los 60 vamos a ser mujeres plenamente seguras de quiénes somos, del camino que hemos recorrido y satisfechas de lo que hemos hecho. Es una edad en la que tenemos el tiempo para hacer todas aquellas cosas que queríamos y para las que antes no teníamos tiempo. Sí, hay que disfrutar de los hijos y los nietos, pero también de la pareja que ha estado a nuestro lado tantos años”, señala Sonia Amparo Muñoz, médica y terapista de familia y pareja.“Muchas personas creen que después de los 50 años el buen sexo ha llegado a su fin. Y no es así. Con la información correcta, creatividad y sentido del humor, cualquier problema tiene una solución”, explica Joan Price, autora del libro ‘Better Than I Ever Expected’ (Mejor de lo que jamás imaginé).“Hay muchos mitos. Se dice que la sexualidad disminuye, pero es más una cuestión de actitud para solucionar los problemas. Pero a esta edad, la intimidad y el deseo sexual no disminuyen. El deseo y la actitud son las mismas de la mujer a partir de los 25 años”, anota Muñoz.Figuras como Jane Fonda, en su libro ‘Prime Time. Mis mejores años’  aseguran que el sexo es la mejor  fuente de la eterna juventud que cualquier mujer podría tener. “El amor con buen sexo es lo mejor para rejuvenecer, mejor que cualquier cirugía facial”.

??Desafíos

En esta etapa de la vida, a las mujeres les afecta la resequedad vaginal, un problema que se puede solucionar con el uso de lubricantes. 

También es clave revisar cómo se encuentra la relación de pareja.

Si la persona tiene una enfermedad crónica o debe consumir  medicamentos, algunos pueden disminuir la líbido, como los indicados para la diabetes, los antidepresivos o los  siquiátricos. 

”La barrera más grande es la sicológica: el miedo o la pereza a tener relaciones íntimas. Pero cuando se identifica lo que pasa, se trabaja con médicos o terapias, hay una buena sexualidad que se construye sin importar las limitaciones”, anota Muñoz.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad