'La Dama de Negro', la primera obra de teatro de terror que se presentará en Cali

'La Dama de Negro', la primera obra de teatro de terror que se presentará en Cali 

Octubre 17, 2017 - 12:00 a.m. Por:
Diana Carolina Hernández / Reportera de El Cali 
Robinson Díaz

Robinson Díaz

Especial para El País

Sentirá un escalofrío que recorrerá su cuerpo. Para donde mire se encontrará con sus más oscuros miedos. No habrá salida, tendrá que encararlos. Eso experimentará mañana a las 7:00 p.m. en el Teatro Municipal Enrique Buenaventura cuando se enfrente a ‘La dama de negro’, la primera obra de teatro de terror que será presentada en Cali.

Robinson Díaz trajo a Colombia una de las obras más importantes del género del misterio y del terror, que escribió la británica Susan Hill en 1983. Esta historia que también ha sido representada en el cine y en teatro, logró cautivar al experimentado actor que se enamoró de ella hace tres años en México, tanto así que decidió comprar la franquicia y apostarle, por primera vez, a este tipo de espectáculos.

En los últimos 10 años, Díaz representó el terror real, ese que golpea a Colombia a día a día, luego de interpretar al recordado ‘Cabo’, personaje de series como ‘El cartel de los sapos’ y ‘El señor de los cielos’. Ahora este antioqueño le apuesta al terror de ficción.

Los efectos de sonido y de luces, la actuación de Robinson y su inseparable compañero Alberto Barrero, lograrán que el miedo consuma a los asistentes a la obra. Lo transportarán al mundo del terror en vivo.

¿Cómo conoce ‘La dama de negro’?

Hace tres años y medio estaba grabando ‘El señor de los cielos’ en Ciudad de México y en uno de esos huecos en los que tenía tiempo me invitaron a ver la obra. Al verla quedé absolutamente sorprendido. Desde ahí no paré de verla, fui seis veces al teatro.

Uno de esos días fui al camerino del director Rafael Perrín y le dije: maestro quedé sorprendido con esto. Me gustaría algún día actuar en esta obra o llevarla a Colombia. Logré cumplir mi sueño y me la traje.

¿Quién le ayudó a hacer ese sueño realidad?

Toqué muchas puertas pero finalmente las personas que me ayudaron fueron mi esposa, mi hijo y mi propio bolsillo porque recogí plata para hacerla yo mismo; me ayudaron Patricia Grisales y Alberto Barrero, después se sumaron Manolo Orjuela, Alejandra Borrero y Katrin Nyfeler, quienes son directores de Casa E.

¿Qué es lo que más le gusta de la obra?

A mí me gusta mucho esta obra porque siendo de teatro, con los elementos ahí puestos, con todo a la vista, logra transportarte; te lleva más allá del metateatro, va más allá del lenguaje escénico y se convierte en narrativa de cine por los efectos de sonido que son maravillosos. Así que la promesa que le hacemos al espectador es que lo vamos asustar y que van a vivir una experiencia terrorífica total y certera.

¿Cuál es su papel en la obra?

El personaje que interpreto se llama Arthur Kipps, es una especie de agente de seguros que tiene que ir a reclamar una herencia y viaja a un pueblo muy lejano. Arthur se va dando cuenta que en el pueblo no hay niños, empieza a investigar y se va dando cuenta que hay un fantasma que está rondando pidiendo venganza, se va metiendo en la historia y sale perjudicado al descubrir la verdad. El final es inesperado.

¿Podría considerarlo como su mayor reto actoral en el teatro?

En el presente sí. Yo vivo constantemente en función de retos y en la actualidad a mi edad, sí. Es una experiencia con ribetes de postgrado.

¿Cómo ponerle su esencia a una obra que debe mantener los parámetros originales?

Es dificilísimo. Uno podría decir que es simplemente copiar la canción pero es más que eso. Traer una obra que ya está hecha supone tanto esfuerzo como hacerla desde cero.

En la historia ¿qué tanta importancia tiene Rafael Perrín?

El mérito que tiene Rafael Perrín es que él hizo la adaptación del inglés al español, y hace 24 años la presenta en México. La obra no es de Rafael pero él le impregnó su talento personal. Además, han pasado varios actores por la obra y cada uno le ha depositado su impronta.

¿Cómo logró que su versión fuera denominada, según la crítica, como una de las mejores adaptaciones?

Primero logré hacer la narración como ellos la tenían y a eso le metí el espíritu que este servidor tiene. Nosotros le hemos puesto el sello personal, nuestra impronta colombiana.

¿Y cómo va el otro sueño de actuar en la versión mexicana?

Ya Rafael me dijo que actuara en la obra mexicana, pero más adelante lo haré porque ahora tengo que irme a México hacer el ‘Señor de los cielos’, a seguir actuando con el personaje del ‘Cabo’ porque me ofrecieron un contrato muy grande y voy a estar unos meses allá. Si me alcanzan los tiempos lo haré, sin embargo ahora necesito posicionar ‘La dama de negro’ en Colombia.

Con el ‘Cabo’ personificó otro tipo de terror, de ese se vive en Colombia ¿Cuál cree que produce más miedo?

El peor terror es el real, el que nos ha tocado vivir. Yo soy antioqueño, de Envigado, y me tocó una época ‘asquerosa’. En Colombia hay un tipo de terror horrible, por ejemplo el maltrato a los niños.

Por lo menos el terror que hago en ‘La dama de negro’ es de ficción y ocurre en la mente del niño que todos tenemos dentro, el del cocodrilo o el monstruo debajo de la cama cuando te vas acostar, pero el terror de nosotros es el real y afortunadamente en los diálogos de paz se está acabado ese terror.

Actualmente, ¿cuál cree que es el principal productor de terror en Colombia?

La corrupción política, ese es el verdadero monstruo que produce desigualdad, hambre y violencia en este país.

¿Qué tanta importancia tiene el ‘Cabo’ en la realización de sus sueños?

El ‘Cabo’ es uno de los personajes más importantes que yo he tenido en mi vida. Llevo 10 años haciéndolo (‘El cartel de los sapos’ y ‘El señor de los cielos’ 1 y 2. Es un personaje que no solo me ha dado para comer a mí y a mi familia, sino que me ha permitido viajar por todo el mundo. Gracias al ‘Cabo’ se pudo financiar ‘La dama de negro’.

La boletería para ‘La dama de negro’ la puede conseguir en Colboletos. Teléfono: 6611111. Precios entre $79.000 y $66.000.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad