La colombiana Patricia Janiot cumple dos décadas en CNN en Español
ENTRETENIMIENTO

La colombiana Patricia Janiot cumple dos décadas en CNN en Español

Enero 30, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Isabel Peláez, reportera de El País
La colombiana  Patricia Janiot cumple dos décadas en CNN en Español

Ángela Patricia Janiot, periodista y presentadora de CNN en Español.

La presentadora principal de CNN en Español, Patricia Janiot, habló con El País sobre sus 20 años de trayectoria en la importante cadena de noticias.

Esta santandereana, hija de argentinos, ha sido objeto de múltiples homenajes internos por parte de CNN en Español, entre ellos del fundador Ted Turner, su principal admirador. Ángela Patricia Janiot Martinera cumplió 20 años de trabajo ininterrumpido, pero en total la ex virreina colombiana (1983) lleva 27 años de trayectoria periodística. Actualmente es copresentadora de Panorama Mundial. ¿Muchas entrevistas y celebraciones en CNN por cuenta de sus 20 años, no?Ha sido una sorpresa ver las muestras infinitas de cariño, de camaradería, de compañerismo, de mis colegas en CNN, todos me han dedicado un espacio en sus programas. Mi equipo de trabajo me sorprendió hoy (viernes) al final del primer noticiero con una caricatura, con mensajes, con saludos y abrazos. Me conmueve, estoy emocionada. Aquí estamos todos compartiendo una torta, tenemos champaña, estamos de celebración. Esta es una oportunidad para agradecer a la gente con la que comparto tantas horas de trabajo, a mis amigos, a mi familia, a la gente que me sigue, porque el apoyo ha sido maravilloso. ¿Cómo se ve a usted misma 20 años atrás?Por supuesto más joven. (Risas). Me veo de todos modos con la seriedad, con la responsabilidad que le imprimo a mi trabajo. Desde que entré a esta cadena, sabía la repercusión que tenía lo que hacíamos. Me veo también más tensionada, ahora me puedo relajar, lo disfruto más, me puedo dar muchas libertades que antes no me atrevía a tomar.¿Cree, como Gardel, que 20 años no es nada?Se pasan volando, pero en 20 años pasan muchas cosas. He sido una testigo privilegiada de una larga fila de acontecimientos, tener al frente personajes que con sus decisiones han impactado; hemos visto esta revolución tecnológica que cambió la manera como hacemos nuestro trabajo a diario. En estos 20 años nacieron mis dos hijos, Tábata y Tadeo, puede mantener una pasión inconmesurable por mi trabajo y tener al mismo tiempo un matrimonio estable (con el arquitecto argentino Miguel Yenos). Hay muchas cosas que se reafirmaron en estos 20 años que valieron muchísimo la pena.¿Qué cambiaría de lo vivido en CNN?Yo lo volvería a repetir exactamente igual. Fue vetada por el ex presidente Uribe y acorraló a Correa. ¿Qué políticos le temen?Espero que lo que inspiro no sea temor, es más la necesidad de invitarlos a que rindan cuentas y respondan a los cuestionamientos de la gente. No he podido entrevistar al presidente Felipe Calderón; al presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y al ex presidente argentino Néstor Kirchner nunca logré entrevistarlo. Espero que se dé la oportunidad de entrevistarlos a todos en un contexto más positivo para el periodismo independiente, porque vivimos una tendencia en América Latina donde se aprueban leyes que dejan la puerta abierta para arremeter contra la prensa.¿Chávez es el entrevistado más esquivo, el que capotea las preguntas, el más difícil?No diría que es el más difícil, es el más controvertido, el más combativo, el más agresivo, porque como militar, contesta lo que se le pregunta. No es un político que está acostumbrado a evadir preguntas. Es el más difícil de conseguir, aunque he sido una de las periodistas internacionales que más lo he entrevistado. Pero cuando él entra en la conversación, es muy afable, con muchísimo carisma, tiene una claridad de pensamiento envidiable y gran capacidad de oratoria. Es más divertido entrar en un contrapunteo con él porque es muy rápido mentalmente y no le saca el cuerpo a las preguntas.¿Con cuál entrevista usted ‘la sacó del estadio’, como diría su padre futbolista?Ha habido varias que han tenido muy buena repercusión. Una es la del General Pinochet. Con Chávez he tenido varias entrevistas exclusivas. Con el presidente Uribe también hubo una que tuvo muy buena repercusión, con el presidente Fox copamos todos los periódicos. También le hice una entrevista a la Fiscal de Colombia Vivianne Morales de un tema que estaba pendiente. Más recientemente con el vicepresidente de Panamá, Juan Carlos Varela, que tuvo un enfrentamiento con el presidente Ricardo Martinelli, que también lo hemos tenido en varias oportunidades.Su trayectoria le da una coraza, ¿pero cómo no perder la capacidad de asombro?Cuando perdamos la capacidad de asombro perderemos una gran cualidad que tenemos todos de ser sensibles a lo que la gente le importa. Nos duele tener que informar tantos acontecimientos negativos, pero a la hora de estar entrevistando tienes que estar muy sensible a los problemas de la gente. En la medida en que estás cubriendo acontecimientos sobre el terreno eso te acerca más a la realidad, te permite hacer el ejercicio de ponerte en los zapatos de la gente, escuchar lo que te dicen y transmitírselo a tu personaje, al entrevistado.¿Cuál ha sido el cubrimiento más difícil?El de la muerte de Pablo Escobar y los atentados a las Torres Gemelas en Nueva York. El de Escobar, porque para mí era muy difícil hacer el contraste entre una noticia que una buena parte celebraba, mientras las imágenes mostraban una multitud llorándolo. Como colombiana me costó mucho desprenderme de la historia e informar para una audiencia internacional. Y las Torres Gemelas, por la magnitud del desastre, el miedo que causó, la tensión y el drama, tenía todos los ingredientes de una historia que te sacude el alma. ¿Y la noticia que más le ha costado emitir sobre Colombia?La de Luis Carlos Galán cuando yo aún estaba en Colombia, me conmovió muchísimo, él era la esperanza de los jóvenes para llegar al poder. Después vino el terremoto en la Zona Cafetera, fue muy triste. Pero últimamente han sido noticias maravillosas de los rescates de los secuestrados. La gente, no importa que no sea colombiana, llora, se conmueve, se emociona, es una historia que nos toca a todos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad