La caleña María Helena Doering en la nueva comedia ‘Pobres rico’
ENTRETENIMIENTO

La caleña María Helena Doering en la nueva comedia ‘Pobres rico’

Mayo 20, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Isabel Peláez, reportera de El País
La caleña María Helena Doering en la nueva comedia ‘Pobres rico’

María Elena Doering.

Su belleza “alucinante” fue el delirio de los caleños de su generación. María Helena Doering interpreta a la arribista y cómica Ana María Fernández de Rico en Tv.

María Helena Doering no vive en Cali desde los 17 años, pero baila salsa con la propiedad de un bailarín de Delirio. “Para mí Cali es Cali y puntos suspensivos. Me bajo del avión derecho a donde la negra divina a comprar chontaduros y aquí en Bogotá los consigo. Soy de pandebono y atollao. Y aunque últimamente trato de evitar los fritos, ¡uy! una marranita me sienta divinamente”. Y suelta una carcajada contagiosa que amerita repetición. Su padre, Jorge Doering Cabrera, descendiente de alemanes, llegó procedente de Bolivia a Cali a hacer un curso con la Fuerza Aérea, se enamoró de María Helena Monsalve y se casaron. Vivió en Colombia 40 años y murió hace 12 años. De esa unión nacieron Jorge, Ángela, José Luis, Hermman y María Helena, la “más grande”. “Cada uno de ellos tiene carreras muy diferentes a la mía”, aclara esta egresada del Colegio Sagrado Corazón y ex habitante del barrio La Flora.¿En Cali descubrió la pasión por actuar?Sí, desde sardina iba a hacer obras de teatro en el TEC con Enrique Buenaventura, hice teatro estudiantil con Sandro Romero Rey. Cuando estaba pequeña montamos ‘La casa de Bernarda Alba’, ‘Historias para ser contadas’, de Osvaldo Dragún, ‘La rosa de papel’ de Valle-Inclán, ‘Las preciosas ridículas’ de Molière. La televisión es maravillosa y es una gran escuela, pero hay menos tiempo para dedicarse a crear los personajes.¿No se refiere a Ana María Fernández de Rico, que se roba el show en ‘Pobres rico’?No, en esta comedia tuvimos tiempo para ensayar. Nos dirige Pepe Sánchez, maestro del género. Ella es frívola, no tiene prioridades y valores fuertes y tiene un problema con el alcohol. Manejar eso sin hacer una payasada, es difícil.Y ha hecho más drama que comedia...Hice de Rosaura en ‘Hasta que la Plata nos Separe’ y fue un éxito. Que me lo pregunten me emociona, quiere decir que no me estoy repitiendo, cosa que es fácil entre los actores. Entre colegas somos muy criticones, el público es muy benévolo, son unos divinos. ¿Al igual que Ana María, ir de ‘shopping’ es su terapia?A todas nos sube el ánimo, pero no soy amante de éste, a pesar de haber vivido en el país ideal para ello, Italia. El real escape de Ana María es el alcohol y sus cuatro perros, propio de quienes tienen carencias. Enviudó joven, quedó con tres hijos, dos muy disfuncionales, gracias a ella. El escape mío es un viaje. La mayoría de los ahorros los he gastado en ellos.¿Tiene mascotas?No soy muy amante de los perros, imagínate mi mamá se muere de la risa. Pero el chiquito ese, el schnauzer (esto es una primicia), está enamorado de mí, y ya lo quiero un poquito, no mentiras, lo quiero bastante, pero hubiera consentido más los gatos. Los perros se me hacen divinos y todo, pero no para mí (risas). Se salió del papel de dama rica en ‘Te voy a enseñar a querer’, ¿un reto?Sí. Hice dos personajes opuestos: Isabel, la esposa infiel de Miguel Varoni, que se muere en el capítulo 9, pero vuelvo a aparecer como una hermana de él, Orquídea, una prostituta. Me gustó, se demostró que no solamente puedo hacer papeles de señora bien estrato 25 (risas). ¿Le piden mucho este tipo de papeles?Mira cariño, todo el mundo tiene un casting y es muy difícil salirse de éste. Así yo fuera muy buena actriz y lo preparara muchísimo, es muy difícil que me crean que soy una campesina boliviana, me van a poner siempre como la hija de los señores bolivianos que viven en Santa Cruz de la Sierra que descienden de holandeses. Hay una cosa de la que no te puedes desprender, tus rasgos físicos, yo tengo los ojos azules, la piel clara, soy alta. También es difícil ver a una típica suramericana haciendo de Grace Kelly. ¿Se inspiró en alguien conocido?Tú sí eres mala. (Risas). Mira Isa, yo pienso que los actores, al igual que los escritores -lo dijo nuestro gran Gabriel García Márquez, que se inspiró en la gente que conoció en Aracataca, para escribir ‘Cien Años de Soledad’-, tenemos modelos. Tengo varias fuentes de inspiración. Mi mamá es dicharachera y a mí me encantan los refranes, como “Lo que natura no da Salamanca no lo presta”, “Cría cuervos y te sacarán los ojos”, “Los pájaros tirándole a las escopetas”. Pedían que fuera vana y superficial, personas así pululan. Gracias a Dios no soy así, para mí lo espiritual es muy importante, me lo inculcó mi familia. ¿Como mamá, qué lección le daría a Gonzalo, Gustavo y a Gabriela?Wao, sería más afectuosa con Gabriela, no la dejaría sola. Me preocuparía más por los problemas de ellos que por los míos. Gonzalo es el que la cuida y ella es quien debería apoyarlo a él.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad