La boda 'hippy-chic' de Tatiana Santodomingo y Andrea Casiraghi
ENTRETENIMIENTO

default: La boda 'hippy-chic' de Tatiana Santodomingo y Andrea Casiraghi

Andrea Casiraghi y Tatiana Santo Domingo se casaron por lo civil. Una boda en contra de las tradiciones de las casas reales de Europa.

La boda 'hippy-chic' de Tatiana Santodomingo y Andrea Casiraghi

Septiembre 02, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País y Agencias
La boda 'hippy-chic' de Tatiana Santodomingo y Andrea Casiraghi

Mientras los novios bajaban por la escalinata del Palacio del diminuto Estado mediterráneo, sus familiares los observaban. Los anfitriones de la celebración fueron los príncipes Alberto y Charlene., ubicados al centro de los invitados.

Andrea Casiraghi y Tatiana Santo Domingo se casaron por lo civil. Una boda en contra de las tradiciones de las casas reales de Europa.

Andrea Casiraghi y Tatiana Santo Domingo firmaron su historia de amor con una boda hecha a su medida. Lejos de lo que se pudiera esperar de un heredero al trono, la boda entre el hijo de Carolina de Mónaco y la nieta del magnate colombiano, Julio Maro Santo Domingo, se caracterizó por la discreción e incluso podría tildarse de humilde, si se tiene en cuenta la fortuna de ambas familias.Aunque no se trataba de una boda propiamente real, porque Carolina decidió que sus hijos no tuviesen títulos nobiliarios, para alejarlos de las presiones que eso conlleva, Andrea de 29 años, sí podría ser Príncipe algún día si su tío Alberto no tiene hijos con la príncesa Charlene. Es por esto que esta “pequeña” boda llama tanto la atención: sin ningún invitado de otras casas reales y carente de celebraciones de cuento de hadas como la de julio de 2011, cuando el príncipe Alberto II desposó a la exnadadora sudafricana Charlene Wittstock y la pareja se besó en el balcón ante varios miles de personas congregadas delante del palacio. Andrea y Tatiana se casaron después de ocho años de relación y un hijo en común -Sacha de cinco meses-, en una ceremonia íntima y civil en el Salón del Trono del palacio monegasco frente a unos 350 invitados, poco antes del mediodía. A la ceremonia le siguió un almuerzo bajo la sombra de las palmeras que rodean la piscina del palacio, donde se brindó con cerveza monegasca. Posteriormente los novios y los invitados disfrutaron de una fiesta en los jardines del mismo recinto, animada por grupos de música caribeña y africana. Los invitados, a quienes se les había pedido que no difundieran fotos a través de las redes sociales, llegaron a pie, en taxi y en vehículos con chófer mientras algunos curiosos aplaudían su entrada. Sin embargo, algunos familiares de la novia, entre ellos su hermano y su tía política, Lauren Santo Domingo, hicieron caso omiso y publicaron algunas instantáneas de la celebración que inició el viernes con un paseo en barco de la novia y sus amigas más cercanas. Entre ellas estaba la hermana de Andrea, Carlota Casiraghi, que luce su embarazo y será la próxima de los Grimaldi en contraer matrimonio con el actor francés Gad Elmaleh.No obstante, la boda civil es solo el anticipo de un enlace religioso que al parecer se llevará a cabo el próximo enero en la localidad suiza de Gstaad, ocasión que servirá también para celebrar el bautizo del pequeño Sasha, tercero en la línea sucesoria tras su padre y su abuela.Estilo hippy-chicCon la fotografía oficial del enlace se desvela uno de los secretos mejor guardados de toda boda: el vestido de la novia.Siguiendo fielmente su estilo desenfadado, Tatiana lució un sencillo vestido blanco, sandalias y el cabello suelto y ondulado, adornado solamente con una corona de flores, mientras que Andrea lleva un elegante traje azul.La pareja bajó la escalinata del Palacio, bajo la atenta mirada de sus familiares y acompañados de su inseparable mascota. En esta boda muy lejos quedó la alfombra roja, los vestidos de alta costura, los carruajes y las tiaras, tan presentes en las últimas bodas reales.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad