La actriz Alejandra Azcárate habla sobre las presiones de la mujer en la actualidad
ENTRETENIMIENTO

La actriz Alejandra Azcárate habla sobre las presiones de la mujer en la actualidad

Marzo 07, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Verónica Gómez e Isabel Pelaez | Reporteras de El País
La actriz Alejandra Azcárate habla sobre las presiones de la mujer en la actualidad

Única función esta noche de ‘Descárate con Azcárate’ en el Teatro Municipal. Informes: 6840593.

Alejandra Azcárate presenta esta noche en el Teatro Municipal su obra ‘Descárate con Azcárate’, en homenaje a la revolución femenina.

Cuando Alejandra Azcárate habla parece que quien lo estuviera haciendo fuera una experta terapeuta de pareja, y no la actriz y comediante que se ha hecho famosa por su humor negro. La seguridad con la que se expresa del tema no es más que el resultado de la investigación que ha hecho para el montaje de su ‘stand up comedy’ ‘Descárate con Azcárate’, en la que el hilo conductor es lo difícil de ser mujer en las distintas etapas de la vida.Con su característico desparpajo, franqueza y sarcasmo, Alejandra trata sobre la búsqueda constante de la pareja ideal y de las diferencias abismales del amor entre el género masculino y femenino, entre otros temas. Alejandra nos compartió en esta entrevista un adelanto de las reflexiones con las que hará reír a carcajadas al público esta noche en el Teatro Municipal. ¿Cuáles son esas presiones que tienen que sortear las mujeres de hoy?Nos siguen presionando a creer que si llegados a los 30 años o pasamos de esa edad y no nos hemos casado, fue que nos dejó el bus. Siempre son las mismas preguntas para las mujeres: ¿tienes novio? ¿Cuándo te casas? Te casas y te preguntan: ¿Cuándo vas a tener hijos? Tienes un hijo y te preguntan: ¿Para cuándo la hermanita? Pero al final llega el gran cuestionamiento personal: ¿Qué hice con mi vida? ¿Cuál es el precio que he tenido que pagar por complacer a los demás? Muchas mujeres se olvidan de ellas mismas. Y no es una cuestión de edad, sino más bien cultural y de educación. ¿Usted vivió esas presiones?No viví la presión social de adquirir un compromiso porque inicialmente no estaba entre mis planes casarme. Pero irónicamente conocí a mi esposo a los 26 años y me casé porque sentía que había encontrado el que era. Hoy miro hacia atrás y digo: ‘estaba muy chiquita’, pero sigo convencida de que ha sido lo mejor que me ha pasado. Sí, me lo preguntan constantemente. No ha sido presión familiar sino social. A la gente le impacta mucho que una mujer diga que no quiere ser mamá. Hay una preconcepción que la realización de una mujer en gran parte está en la maternidad, pero yo no pienso así. Y vuelven las preguntas: ¿por qué no vas a tener hijos? ¿Entonces para quién trabajas? ¿Vas a llegar a vieja sola? ¿Quién te va a cuidar? y eso de que ‘uno nunca conoce el amor verdadero si no tiene un hijo’. ¿Y qué les responde?Uno no añora lo que no conoce. Yo amo mi libertad y esa es mi única razón por la que no he querido tener hijos. No digo un ‘no’ radical porque la vida da muchas vueltas, pero en este momento mi libertad no es negociable.¿En las relaciones de pareja, en qué estamos equivocados?En desarrollar un sentido de pertenencia equivocado por el otro y no respetar su libertad. Se vuelven seres posesivos y dejan de entender que una pareja son dos individuos, por lo tanto independientes, que han decidido compartir, por un tiempo, el camino.¿Qué consejos le daría a las mujeres que buscan pareja?Uno, no busquen la perfección porque no existe. Dos, no busquen impulsadas por la soledad y el desespero, porque eso las obliga a involucrarse con cualquiera. Y tres, a pesar de que las mujeres somos muy analíticas, en el amor tenemos esa falencia. Uno como mujer sabe desde el minuto cero que se está involucrando con un error y uno le da la oportunidad al error, se enamora del error, se casa y se pasa el resto de la vida tratando de modificar el error.El humor y el amor según Alejandra¿Cómo hay que tener a los ‘ex’, de amigos o bien lejos?Yo he tenido maravillosas experiencias con mis exparejas, me las llevo bien con todos. Es que cuando se cierra la página bien y realmente se sanan las heridas, se pueden tener de amigos. Lo que sucede con los ‘ex’ es que después de un tiempo, bueno por lo menos yo, los veo y no entiendo cómo los amé, pero estoy segura que los voy a querer para siempre, que no es lo mismo. ¿Algunos hombres dicen que nacieron para ser infieles, hay mujeres que también?Me parece que no es una cuestión de género, sino humana. El hecho de que uno ame a una persona no quiere decir que le guste solo una, eso es una gran mentira.¿Cree que algunas aventuras extramatrimoniales incrementan la pasión en la pareja?Hay amantes que destruyen y otros que oxigenan.¿Las segundas partes en el amor sí son buenas?Es que las relaciones son únicas, lo que funciona en una, no necesariamente funciona en otra. Yo no podría afirmar de una manera radical si funcionaría o no. Hay parejas que en su segunda oportunidad fluyen mejor que al inicio y hay otras que por más de que lo intenten tres o cuatro veces, no van a funcionar jamás. Cada uno habla según como le vaya en la fiesta.Proyectos¿Estará en la segunda temporada de ‘Colombia tiene talento’?Estoy en proceso de negociación todavía porque tengo una gira con mi obra en seis ciudades de Estados Unidos. Estamos tratando de cuadrar los tiempos. Por mí haría diez mil temporadas del programa, ojalá se dé.¿Cambia mucho el guion cuando presenta su obra en Estados Unidos?El guion es el mismo, lo que modifico son modismos muy puntuales. Ahí es donde uno se da cuenta de que en el plano emocional presentar una perspectiva propia se vuelve un lenguaje universal. Lo que le pasa a los colombianos le pasa a los mexicanos y venezolanos en mayor o menor proporción cuando se involucran en la parte sentimental. No hay diferencias.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad