Kristen Stewart, protagonista de la saga Crepúsculo, habló con El País
ENTRETENIMIENTO

Kristen Stewart, protagonista de la saga Crepúsculo, habló con El País

Noviembre 19, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Alberto Posso Gómez | Especial para El País

Kristen Stewart se ha convertido en una espléndida mujer de 22 años, que maduró como ‘vampira’ de millones de fans en el mundo. Entrevista.

Luego del giro que dio su vida al obtener el rol de Bella en ‘Crepúsculo’, muchos olvidaron que la californiana Kristen Stewart se había lucido ya con su interpretación de la hija de Jodie Foster en ‘La habitación del pánico’. Bella y talentosa, Stewart creció en el ambiente de Hollywood. Su padre, productor; su madre, guionista, la influyeron para suponer que su trabajo estaría detrás de las cámaras. Los premios Artista Joven opinaron lo contrario, con una postulación a mejor actriz por ‘La habitación del pánico’. Así se lanzó su carrera como actriz.No piensa encasillarse como la chica enamorada del vampiro. Eso quedó claro con su protagónico en ‘Blanca Nieves y la leyenda del cazador’. En el lanzamiento de ‘Amanecer, Parte 2’, a Kristen Stewart se le ha visto más tranquila y madura con la prensa, una relación que no ha funcionado bien. Los críticos le juzgan la falta de naturalidad y compenetración en sus papeles. Ella, por el momento, está feliz y satisfecha.El País consiguió esta entrevista exclusiva para Colombia.¿Cómo siente ahora ser personalidad del cine mundial?Debo admitir que me he acostumbrado. Al principio fue muy difícil la figuración en los medios, la falta de intimidad, el acoso. Pero aprendí a agradecer las manifestaciones de aprecio de la gente que valora tu trabajo, y la actitud de algunos periodistas que te hablan con respeto y profesionalismo, sin pretender hurgar en tu vida privada. Yo no quería ser famosa, pero soy consciente de que mi trabajo lo exige. Las entrevistas me causaban pánico escénico, me quedaba sin palabras y me aterraba que creyeran que era bruta... una pesadilla.Así como ser novia de Robert Pattison no contribuye a la intimidad...Robert y yo somos una pareja como cualquiera en el mundo. Es triste que las cosas normales de tu vida salgan en miles de portales de internet y te conviertas en la comidilla de todos. Esa es la parte más difícil de este trabajo.Y trabajar con la pareja en el cine, ¿qué implica?Cuando un actor entra al set, quiere decir que está viviendo un personaje. Por supuesto, ha sido más fácil interpretar a Bella desde que comprendí que Robert es el amor de mi vida. Como actor, es un hombre de carisma y mucha espontaneidad. Lo admiro.Ambas partes de ‘Amanecer’ se rodaron al tiempo. ¿Cuánto se intensificó el trabajo?Fue largo y complicado, porque el orden de las escenas rodadas no es el que vemos en la película. Y el mayor reto personal era la ansiedad por terminar y ver el resultado final de la saga, algo sagrado para mí. Fueron seis meses de esfuerzo para concluir un proceso de cinco años con muchas emociones. La producción acertó al elegir la boda como la última escena que se filmó. Fue la plenitud y la celebración.Hay que manejar diferentes estados del personaje al rodar así...Es algo natural para los actores cuando trabajamos en cine, y sí, resulta confuso. Teníamos claro, además, que debíamos ser fieles tanto al guión como a los caracteres del libro. Pero, el rodaje siempre está perfectamente organizado y sabe entretejer las variantes del personaje. En mi caso rodar las escenas como vampira, antes de la boda con Edward, fue algo que dimensionó mi sensibilidad ante el proceso que vivía Bella, sacrificar su condición humana por amor.¿Qué siente cuando ve las películas?No paso unos minutos sin gritar: ¿Por qué? Hay miles de cosas que hubiera querido hacer mejor. Era casi una adolescente cuando empecé a interpretar a Bella, y es natural que todo haya sido un proceso de aprendizaje. Pero tengo la certeza de haber dado lo mejor posible en cada momento del rodaje. Y de que aprenderé de las equivocaciones que pude haber cometido. He crecido como persona y como actriz, algo lógico cuando se empieza una carrera a los 13 años y tu adolescencia forma parte de tu trabajo.¿Es difícil manejar el seguimiento de millones de fans?Al contrario, lo agradezco infinitamente. En las premieres de ‘Parte 2’, pude ver rostros que recuerdo de la primera parte. Para nosotros es algo emocionante, porque el equipo de esta película se convirtió en una familia, durante cinco años juntos, y los seguidores de la saga conforman el universo que nos rodea. Hemos visto crecer el entusiasmo de los fans y nos sentimos bendecidos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad