Katy Perry, una verdadera fantasía pop que maravilló a los colombianos

Octubre 10, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa.
Katy Perry, una verdadera fantasía pop que maravilló a los colombianos

El evento tuvo lugar en el Parque 222 a las afueras del norte de Bogotá, con una asistencia superior a los 20 mil espectadores.

Noventa minutos fueron suficientes para que Katy Perry demostrara qué su show es uno de los espectáculos pop más aclamados en el mundo, donde su buena propuesta musical fue de la mano con un montaje sencillamente majestuoso. El show fue una verdadera fantasía pop en el escenario, en medio de una explosión de colores, entre gatitos, efectos especiales y mucha interacción. El evento tuvo lugar en el Parque 222 a las afueras del norte de Bogotá, con una asistencia superior a los 20 mil espectadores. 

Con una serie de cambios de vestuario en más de siete ocasiones durante el show, la artista californiana interpretó sus más grandes éxitos, comenzando por Roar, junto a una legión de músicos y sus bailarines vestidos de soldados galácticos. Como es costumbre ahora en las estrellas pop, los más fervientes fanáticos de Katy Perry, que se hacen llamar los Katycats, vibraron cada una de las canciones de la hermosa artista que se ha presentado en buena parte del mundo, incluso en el famoso Super Bowl, siempre con pelucas de todos los colores posibles, accesorios con orejas de gato y flores. Demostró por qué es la artista pop mejor paga del mundo, jugando siempre en el escenario, pasando de los vestuarios en colores pasteles a ser una faraona Egipcia, una sexy Cleopatra, en un caballo dorado gigante con sus bailarines como felinos por el rio Nilo para cantar Dark horse. Quizás uno de los momentos más emocionantes para sus miles de fanáticos fue cuando interpretó su primer gran éxito, fama I kissed a girl, con la potencia de dos guitarras eléctricas. Otro de esos momentos inolvidables fue el tributo a Cats, el mundial de Broadway con los bailarines vestidos como gatos en un tejado, luego de un video donde los gatos eran amos y señores de la ciudad y se dirigían a un concierto de Katy Perry, donde ella era la gata mayor. No faltaron canciones de su último disco, como International smile, para un nuevo cambio de vestuario donde imitada las alas de una mariposa, con una falda con un millar de mariposas adheridas, del sello del diseñador Valentino. No podía faltar el momento en que Katy invitaba a un fanático al escenario, donde las lágrimas de emoción no faltaron, para darle paso a canciones como By de grace of God, The one that got away, Thinking of you y Unconditionally. Uno de los mejores shows que se han presentado en Colombia, que continuará por distintas partes de América Latina. 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad