ENTRETENIMIENTO

Ismael Cala revela algunos secretos de su famoso programa en CNN

Septiembre 15, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Claudia Liliana Bedoya S.
Ismael Cala revela algunos secretos de su famoso programa en CNN

El presentador cubano viajó a Colombia para entrevistar a Álvaro Uribe, Natalia París, Francisco Santos y otros personajes.

Ismael Cala sabe que su picardía latina es un arma de seducción que, sumada a su gran preparación, ha hecho que en menos de un año su programa ‘Cala’, que se emite por CNN en Español, tenga más de 100.000 seguidores en Twitter (@calacnn).Políticos, escritores, modelos y seres anónimos con historias de vida asombrosas son los invitados a su programa, que se emite de lunes a viernes a las 8:00 p.m.Este entrevistador estrella, que trabajó como mesero para poder subsistir lejos de su natal Cuba, por primera vez sale de sus estudios en Miami para entrevistar a personajes colombianos, una tarea en la que ya completa una semana. Así habló con El País.¿Por qué en lugar de periodismo estudió historia del arte?Fue la mejor decisión de la vida. Había trabajando en los medios desde los 8 años y a los 17 años, cuando tuve que decidir, opté por historia del arte porque no me parecía justo estar cinco años en una universidad para aprender qué preguntarle a la gente. Me incliné por historia del arte porque sabía que a donde fuera iba a tener una cultura general amplia para entender muchas cosas. La pregunta obligada: ¿Qué personajes lo han marcado en su carrera como entrevistador?Muchos. Desde Gloria Estefan, que fue la primera con la que abrimos el programa y quien volverá a estar por el lanzamiento de su disco, pasando por Michelle Bachelet, la ex presidenta chilena. Uno, a través de cada entrevista, busca que esos personajes públicos se quiten la coraza de protección y muestren algo de su vida un poco más privada. ¿Qué busca de las celebridades? De ellos se sabe casi todo...Siempre hay algo que no han dicho. Me gusta ver su manera de pensar e ir más allá de eso que todos admiramos.¿Ha llorado ante las cámaras?Sí. Sucedió en uno de los programas que hice esta semana en Bogotá con Fernando Ramos, nuestro corresponsal aquí en Colombia. Él compartió su experiencia y yo me conecté tanto que se me salieron las lágrimas. ¿Cómo maneja el ego inherente a esta profesión? Me ha tocado aprender a autoflagelar mi ego. El ego te impulsa a que el trabajo brille, pero es una lucha constante. No hay nadie en esta profesión que pueda decir que no tiene ego. Trato de pensar que lo tengo en un nivel saludable, que no ha llegado a un nivel de petulancia en el que la gente no quiera trabajar conmigo. ¿Cómo empezó en el oficio?Mis primeros trabajos fueron como mesero en Toronto y fui patético, con una memoria olvidadiza. Como no sabía bien inglés confundía todos los tragos. Hablando de duras pruebas para el ego...Una noche atendí a una pareja de cubanos. La señora me reconoció como estrella de la televisión en Cuba y me dijo con voz de frustración: ‘¿Cómo es posible que estés sirviendo mesas, esto es lo que te quedaste haciendo?’ Lo único que le dije fue ‘Lo hago para sobrevivir, porque necesito encaminar mi vida desde cero y pagar mi proceso de residencia”. Esa noche se puso a prueba mi fibra más íntima. ¿Para qué le sirvió esa experiencia?Para aprender a tener respeto por los demás, para valorar mejor a quien te sirve. A mí me dio una lección de humildad. Salí de Cuba considerado un personaje conocido porque tenía un programa de juegos en la Tv. y hacía dos programas nacionales de radio, pero fuera era un total desconocido.A estas alturas, ¿qué tiene de cubano y qué tiene de norteamericano?De cubano tengo el espíritu caribeño, pero no soy buen bailador, no tomo ron y no fumo tabaco. De americano tengo mucho, por ejemplo las pocas fronteras para convivir con unos y otros. Usted vive de hacer preguntas. ¿Alguna vez le ha preguntado a alguien si acepta casarse con usted?Mi estatus es ‘comprometido pero no casado’. Aunque hoy, a mis 42 años, pienso cuánto me encantaría tener un hijo, la verdad ya no me cuestiono más por el tema. Por ahora le estoy dando la oportunidad al amor, pero no al matrimonio. Usted es uno de los latinos más deseados de la Tv. Las señoras adoran su físico...Hago ejercicio. Si yo hiciera radio, con lo que me gusta la comida, estaría bastante más pesado. Dos veces a la semana estoy con mi entrenador personal y los otros tres días hago spinning, yoga o cardio. En cuanto al vestuario, yo me encargo, no tengo asesor de imagen. ¿Es cierto que el secreto del buen hablar es saber escuchar, como dice cada noche al final de ‘Cala’?Sí, trato de aplicarlo. A raíz de esa frase voy a empezar a escribir un libro sobre cómo alcanzar el éxito. Considero que éste depende en buena medida de nuestra capacidad para escuchar.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad