Isabella Santodomingo explica por qué le dio el sí a un banquero
ENTRETENIMIENTO

Isabella Santodomingo explica por qué le dio el sí a un banquero

Marzo 05, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Isabel Peláez, reportera de El País
Isabella Santodomingo explica por qué le dio el sí a un banquero

Isabella Santodomingo.

La actriz dará un mensaje a las caleñas en el evento 'De mujer a mujer'.

Para ella Alejandro Falla, el banquero (no el tenista) es ese otro ‘mundo completo’, que ella no se esperaba. Y será el primero y el último hombre con el que se case. ¿Cuál es el mensaje que quiere dejar a las mujeres?Lo que le transmito a todas las que han visto la serie, han leído mis libros o que han visto mi obra, un mensaje positivo, que habla de la mujer moderna, que sabe estar sola, pero también acompañada, y sabe todos los sacrificios que acarrea, pero decide asumir el amor con humor.¿Y cómo asumir el amor con humor?No traumatizarse ni ponerse a llorar porque las cosas no funcionan como uno quisiera, sino siendo una mujer realista, que entiende que hay que ponerle la mejor cara a lo que está viviendo y sacar siempre de las experiencias, por muy buenas o muy malas que sean, mucho conocimiento y humor. De amor no se muere nadie y en vez de morirse de amor, muérase de humor, muérase de la risa. ¿Por qué se da la tendencia de algunas a rendirse ante el perdedor de turno?Eso pasa por interpretar mal la soledad. Yo que he sido un poquito solitaria, siempre he tenido claro que puedo amar mucho, pero me quiero más a mí misma. Eso me blinda y me protege para no caer en manos de cualquiera que quiera dañar esa visión de cómo vivir la vida y cómo realizarme como mujer. Pero muchas mujeres están asumiendo mal la soledad, la ven como una enfermedad. Me he dado cuenta, en mis investigaciones para mis libros, que las mujeres que se sienten más solas, están casadas. No hay una soledad más brutal, más triste y fea que la que uno siente a pesar de estar acompañada.Dice que no cree en príncipes, sino en renacuajos. ¿Su novio qué viene siendo?(Risas) Mi futuro esposo viene siendo un hombre extrañamente inteligente. Ni renacuajo ni príncipe ni nada por el estilo. Hasta edad, pues ya ha pasado los 40 años, uno se da cuenta que no hay que desesperarse. Si uno ya pasó la mitad de su vida sola, qué se va a encartar con un tipo con el toca negociar el espacio, la libertad, la felicidad. El ideal es agarrar a los hombres cansados y estar cansadas nosotras también, realizarnos primero como mujeres y luego decidir por descarte, este sí, este no. Si a mí en mi vida no me hubiese aparecido un hombre como Alejandro, nunca en la vida hubiera dado el paso. Hasta este punto de mi vida estaba sola pero feliz, siempre con pretendientes, con intereses, planes y proyectos.¿Entonces la relación de pareja cómo influye en la realización personal?El tema de la relación de pareja, para mí, comprende un porcentaje realmente bajo, en comparación con todas las cosas que una mujer normal, común y corriente, puede hacer para sacarle el jugo a su propia experiencia de vida.Usted cuenta que se murió de la risa con la propuesta de matrimonio, ¿Con qué palabra mágica la convenció?(Risas) No fue tanto la palabrita mágica, sino la forma cómo lo hizo, que fue absolutamente romántica. Lo miré y me miró, directamente a los ojos y me generó esa confianza, una cosa que yo nunca había sentido. Yo que siempre me las había dado de que puedo con todo sola, nadie me había propuesto ser de verdad, mi cómplice, mi compañero, nunca nadie me había visto con consideración, y me había dicho en mi cara: “Usted no está sola, está conmigo y estoy aquí para apoyarla”. Encontré a mi compañero de vida, eso nunca lo había sentido en todos mis años de vida.Le transmitió seguridad...Sí, tanta que yo dije: “Ok, esto no es una locura”. No fue porque ayer nos fuimos de fiesta y hoy amanecimos más románticos que nunca, no. Y ha sido la constante, día de por medio Alejandro siempre me pregunta: “¿Te quieres casar conmigo?” y siempre le digo: “Sí”. Y me encanta, yo normalmente hubiera salido corriendo, pero de ese sí no he dudado una vez.¿Han hablado de negociar espacios?Hemos hablado de todo, eso es lo bueno de tener una relación madura, entre personas que ya hemos triunfado y fracasado, y que tenemos hijas (la suya va a cumplir 4 años y la mía tiene 16). Si me caso con Alejandro será el único con el que me casaré en mi vida, si no me funciona con él, no quiero intentarlo nunca más. Yo voy a tener que pasar épocas en Colombia para atender mis compromisos y él tendrá que viajar a Perú. Nuestra base va a ser en Miami. Siempre buscaba tipos disfuncionales con familias inexistentes. ¿Alejandro rompió el molde?Sí, es un tipo muy familiar, la cobarde era yo, la que le tenía miedo al tema, porque decía: ¿Cómo voy a hacer parte de una familia, si no tengo una para mostrar? La mía siempre ha estado alejada, nunca nos enseñaron a ser unidos, sino a competir, no lo digo con orgullo, lo digo con tristeza. La única referencia que tenía de una familia perfecta era la de los Walton y los Ingalls, de la TV. Es un privilegio hacer parte de la familia de Alejandro, se quieren y se apoyan.¿Ha revaluado su ‘stand up comedy’ por Alejandro?Una de las pruebas fuertes fue cuando me presenté en Barranquilla y él me acompañó. Me decía, muerto de la risa: ¿Segura que te quieres casar?. Todo lo que digo en el show lo pienso, el reto es trabajarle duro a esta relación para que las cosas de las que hablo, que le pasan al 90% de la mujeres, no me pasen, o que si me pasan ya tenga como 85 años, ya esté realizada, y ni me acuerde.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad