Hyalmar Mitrotti será el Capitán Von Trapp en 'La novicia rebelde'
ENTRETENIMIENTO

Hyalmar Mitrotti será el Capitán Von Trapp en 'La novicia rebelde'

Abril 27, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Se trata de un bogotano, con vínculos familiares en Cali que viene de una familia de cineastas y escritores, y que ya acumula una carrera de 13 años en el mundo lírico.

Un bogotano, con vínculos familiares en Cali y  que se define como un ciudadano del mundo, será el encargado de darle vida al Capitán Von Trapp en la versión colombiana del musical ‘La novicia rebelde’.  Se llama Hyalmar Mitrotti, un bajo de origen colombiano y francés, que viene de una familia de cineastas y escritores,  y que ya acumula una carrera de 13 años en el mundo lírico.  Hyalmar es hijo de Mario Mitrotti, un  director de comerciales, telenovelas y cine, quien conoció a  Sofía Vergara en un concurso de modelaje y la contrató para hacer el comercial de Pepsi que la daría a conocer.  De Cali, Hyalmar reconoce que tiene vagos recuerdos, pues de niño venía a la ciudad a visitar a su bisabuela. Sin embargo, en su memoria tiene intacto el clima de la ciudad y está en deuda de visitarla porque de ella se habla bien en Colombia y el mundo.  Como bajo  ha hecho su carrera en diversos escenarios del mundo (ver perfil), pero reconoce que el proyecto de Misi, de hacer la primera versión colombiana del afamado musical ‘La novicia rebelde’, le encantó.  “Como artista no me gusta encerrarme en una sola cosa. Cuando Misi me propuso ser el Capitán Von Trapp, le dije inmediatamente que sí porque es algo que queda muy bien en mi voz y que me permite desarrollar la   faceta actoral que poco se puede trabajar en la ópera. Creo, como Plácido Domingo, que uno puede prestarle su voz a todos los medios que uno puede atender”. Para dar vida al Capitán, tuvo que apelar al maquillaje para lucir  mayor y además, hacer gala de sus conocimientos en la actuación: “La exigencia  es más actoral. Estudié cine  y teatro, lo cual me permite desarrollar mucho más ese lado. En cuanto a lo vocal, es un papel que está en mi registro, es muy cómodo”. Asegura que la experiencia ha sido  “absolutamente maravillosa” porque nunca se había  imaginado “tener tantos hijos y tan talentosos.  Pero reconozco que todos los niños que hacen parte del musical son muy profesionales. Es increíble ver su nivel artístico con la edad que tienen”. Cuenta Hyalmar que de niño cuando  cantaba, imitaba a Pavarotti; siendo joven cantaba rock,  pero nunca se vio como un cantante lírico. “La vocación del canto siempre estuvo ahí. Cuando me fui a Canadá a estudiar cine a los 18 años y tomé en la universidad unas clases, empecé a escuchar ópera y fue una revelación absoluta.  Fue una pasión que empezó a crecer. Creo que a mí me picó un bicho raro cuando decidí cantar”.   Ha visto la película de ‘La novicia rebelde’ varias veces y aspira estar a la altura del actor Christopher Plummer, quien ha inmortalizado el personaje.  Espera no romper muchos corazones y revestir a la versión colombiana del Capitán con “un tono  operático, con mi voz de bajo, bastante grave”. Asegura que le interesa  trabajar en Colombia porque “veo que en el país hay un auge muy importante de artistas, producciones, conciertos, hay un gran movimiento cultural con altos estándares”.  Ópera con ojo críticoUno de los aspectos que más destaca Mitrotti del quehacer operático en Colombia y el mundo es el creciente número de jóvenes talentos que buscan una oportunidad en los montajes.  “Hoy, cada vez, se encuentra uno con más gente en las audiciones. La lírica tiene una connotación de ser un arte muy tradicional, pero cada vez asiste más gente a las audiciones, hay más jóvenes  interesados por este mundo, no tanto para  ser famosos, sino para  hacer parte de los musicales. Hoy se está volviendo más popular de lo  que uno cree”. Asegura que parte de ese interés viene también alimentado por la estrategia de proyectar en salas de cine las grandes producciones que presentan escenarios como   Metropolitan Opera. Sin embargo, considera que esto es  de doble filo.  “Le trae a la gente  la mejor manera de ver ópera porque el sonido es excelente, hay una muy buena imagen; pero  al mismo tiempo, lastimosamente, va un poco en contra de la ópera porque la gente que va al espectáculo como tal, reclama que no se oiga tan bien como en la sala  de cine”. Asegura que para cultivar un nuevo  público  hay que seguir  la estimulación temprana con la música clásica. “Si un padre familiariza a su hijo con esta música desde los primeros años, ya es algo que reconoce y  nunca  lo va a ver como algo extraño. Creo que todos tenemos algo de la música clásica que nos gusta”.  Reconoce que ahora  la tarea es  seguir cultivando el gusto para que  el público  considere la ópera como una expresión cercana a ellos. “Muchas veces los mismos dirigentes de la ópera y la música clásica lo promocionan como si fuera algo solo para una élite, cuando hoy los artistas queremos dar la imagen que esto no es para un grupo selecto, sino que es algo completamente popular porque hace un siglo era la música del pueblo”. Cuenta que otra realidad que deben afrontar quienes deciden asumir profesionalmente este mundo, deben, en muchas ocasiones salir del país,  probar afuera y volver al lugar de origen.  “Es una realidad con la que se debe lidiar. Curiosamente, en Francia, dicen que solo contratan extranjeros o que se deben  ir a hacer fortuna afuera y volver”.  Además, de la música, Hyalmar cuenta que su voz también le ha servido para hacer  locuciones comerciales para publicidad y le encantaría prestarla para hacer  trailers.    Su deseo es “seguir siendo un ciudadano del mundo. Me interesa viajar, conocer  diferentes culturas, hacer proyectos interesantes porque no escojo tanto un proyecto por el país sino por el proyecto en sí”. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad