Hoy, señorita Palmira, candidata a la corona del Valle

Hoy, señorita Palmira, candidata a la corona del Valle

Junio 09, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Hoy, señorita Palmira, candidata a la corona del Valle

Marialejandra Manotas Vélez, nació en Cali el 16 de diciembre de 1993, mide 1.75 cms. Su libro preferido es ‘Delirio’, de Laura Restrepo.

Marialejandra Manotas es la representante de Palmira al concurso Señorita Valle 2012.

Mucho antes de ser Señorita Palmira, Marialejandra Manotas se ha distinguido porque, a donde llega, se roba las miradas.Por su estatura, rostro y carisma no pasa inadvertida. Precisamente por sus 1.75 cms. de estatura, desde los 15 años empezó a modelar; sin embargo, ser reina nunca ha sido una consecuencia de estar en el mundo de las pasarelas. “Siempre quise ser reina, desde chiquita, esa ha sido mi visión porque mi cuerpo no daba para ser modelo. Nací para ser reina”, sentencia.Esta amante de las artes e hija de odontólogos, cuenta que jamás le ha llamado la atención el mundo de la salud como opción profesional; de ahí que sus intereses se vuelquen hacia la arquitectura, carrera que aspira iniciar en Bogotá muy pronto, tras su graduación como bachiller del Colegio Jefferson.Sin embargo, esto puede cambiar si logra la corona de Señorita Valle y obtiene un tiquete directo al Concurso Nacional de Belleza en Cartagena.Marialejandra cuenta que parte del gusto de ser reina se lo debe a su mamá, a quien añora y extraña durante este proceso de ser reina; pero la recuerda con una frase que ella siempre le recalcaba: “Primero muerta que sencilla”. Reconoce que a su mamá, quien falleció hace dos años por un cáncer de páncreas, le debe la mujer que es hoy. “El hecho de andar en tacones y con cartera, y el hecho de ser siempre muy femenina, mi mamá me lo inculcó”.Pero su madre también la dejó muy bien preparada para la vida: “Me enseñó a cocinar, a coser y a cuidar de mi hermanita”, dice, y recuerda que dos días antes de fallecer le encargó otra tarea: “Enseñarle a Sofía todo lo que ella me había enseñado”.Esta mujer que ama trotar, que domina muy bien el inglés y que se vislumbra trabajando en el diseño de interiores, es la más joven de todas las candidatas pero no se siente en desventaja frente a sus compañeras. “Desde chiquita siempre me sentí más grande de lo que era y todas mis vivencias me han dado madurez”.Confiada de sus cualidades para triunfar, sentencia: “Para ser reina se necesita

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad