Homero Simpson, un sesentón que no envejece ni pasa de moda

Mayo 15, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Juliana Londoño Mejía, reportera de El País
Homero Simpson, un sesentón que no envejece ni pasa de moda

Pese a su mala salud, al papá de Los Simpson se le ve muy bien. Los años lo han hecho crítico y en una entrevista con El País contó cuáles son algunas de las preguntas que se hace a su edad. Por juliana londoño mejía, reportera de El País

Homero Simpson cumplió sesenta. Sí, aunque su físico a duras penas ha cambiado levemente durante los últimos 20 años, la imagen de su licencia de conducción reveló su secreto. 

Aunque en  ‘Los Simpsons’ nunca se ha mencionado de forma explícita la fecha del nacimiento del padre de Bart, Maggie y Lisa, en un capítulo sí se da a conocer la imagen de la licencia de conducción de Homero, estando allí incluida su fecha de nacimiento: 12 de mayo de 1956.

Otra señal presente en la serie animada, podría indicar que el supervisor de seguridad del sector 7G de la planta nuclear de  Springfield,  cumplió sus 60 años el pasado 24 de abril.

Lea también: ¿Qué tanto sabe usted de Los Simpsons? Compruébelo en este test

Por otro lado, el  portal de información compartida, Wikipedia, dice que Homero llegó al mundo dos años antes, el 9 de noviembre de 1954.

Aunque es muy poco probable que los creadores de la serie den un comunicado oficial sobre el natalicio del personaje amarillo, sus seguidores se han tomado las redes sociales para felicitar a Homero. 

Lo cierto es que con sus 60 primaveras cumplidas, el líder de la familia Simpson se mantiene en buena forma, aunque no por eso ha sido ajeno a varias crisis tan típicas de la edad, que lo han llevado a experimentar diferentes oficios, viajar a extraños países e incluso conseguirse una amante  40 años menor.

Desde el bar de Moe habló con El País, lucía una camisa blanca y unos pantalones azules, su ropa favorita, sostenía una cerveza marca Duff en su mano izquierda de cuatro dedos y con la serenidad que solo llega con la edad,  habló sobre su vida, sus triunfos y contó algunos detalles como la vez que  destruyó la ciudad para no limpiar el garaje.

¿Cómo se encuentra su salud?

La verdad no tengo muchos achaques. De hecho tengo suerte de estar vivo. Peso 109 kilos,  una vez llegué a los 136 sólo para evitar los ejercicios obligatorios del trabajo; me he roto casi todos los huesos;  me han disparado,  y  he tenido ataques cardiacos. Soy diabético y aún así vivo solo con mi riñón  derecho, ya que el otro se lo dí a mi padre, Abraham Simpson.

Hace poco nos enteramos de que tuvo una aventura con una chica de 20 años. ¿Qué cree que vio ella en usted?

No lo sé. Tal vez diría que le atraen los problemas congénitos, el más obvio es mi calvicie, que es muy sexy, que lo diga Vin Diesel. Además  tengo el gen de la estupidez masculina de mi familia, los dedos rechonchos y chatos  y el trasero Simpson que es genético. De hecho, mi hijo Bart también lo heredó.   

A su edad, donde todo toma otro sentido, ¿le gustaría  tener más hijos?

Amo a mis tres hijos, los quiero desaparecer  la mayor parte del tiempo, pero sin duda son mi mejor obra (la única). Sin embargo, ahora soy estéril debido a  la exposición prolongada a materiales tóxicos en la Central Nuclear de Springfield. Otra cosa  para culpar al Señor Burns.

¿Es usted amante de la comida, ahora que todo el mundo  está en la onda de comer sano,  se le apunta?

¡Ouh no! Amo las grasas saturadas, sobre todo las  hamburguesas y todo lo que provenga del cerdo. Daría mi vida por una rosquilla. Una vez cuando cambié el presente  casi pierdo la cabeza al descubrir que, por lo que hice, nunca se inventaron las rosquillas. No soy muy fanático de la comida dietética,  las únicas frutas que he probado  son la sandía y el plátano. Quienes disfruten comer me pueden escribir a  amantedelacomida53@aol.com

¿Cuál ha sido su mejor viaje en estos 60 años?

He tenido muchos y han sido muchos los lugares donde mi vida ha estado en peligro. Tengo un especial recuerdo de mi viaje a Cuba, tan de moda en estos días. Es una historia  cómica: trataba  de evadir impuestos, y fui obligado a colaborar con el FBI con el fin de encontrar un billete de un trillón de dólares que estaba  en poder del Señor Burns. Él me convenció de que  el sistema de Estados Unidos no funciona, por lo cual huimos a Cuba para tratar de comprar la isla. No lo logramos. 

¿Cuál cree que ha sido su gran  logro?

Mmmmm...  Que Bart no haya ido a la cárcel. Aunque tenemos que estar atentos de ese pequeño demonio.  

"No es fácil organizarse con una mujer  e hijos con problemas. Pero de alguna forma consigo organizarme para ver la televisión 8 horas al día", Homero Simpson.

¿Qué le preocupa?

Que  Maggie no aprenda a hablar.  Aunque debo aclarar que no soy un hombre de mucho estrés. 

¿Quién prefiere que sea presidente: Donald Trump o Hillary Clinton?

Preferiría que fuera Lisa. He escuchado que en la Casa Blanca hay muy buenos cocineros. 

A sus 60 años podría decirse que la vida le ha rendido, ¿qué le hace falta?

Ummm... Esa es una buena pregunta. He sido hasta boxeador. Fue uno de mis mejores momentos porque padezco  el síndrome de Homero Simpson, que me  permite soportar varios golpes sin caerme, fue por eso que mi amigo Moe, que está detrás de esa barra, me entrenó con vagabundos por una temporada, aunque casi muero a manos del campeón   Drederick Tatum.

¿Cuál diría que ha sido la gran sorpresa de su vida?

No haber estrangulado a Bart. También diría que Maggie. No la esperábamos. Había dejado la Planta Nuclear y tenía un empleo en Barney's Bowl-O-Ramael, era  la época dorada de mi vida. Sin embargo, Marge me dice  que está embarazada, por lo cual perdí la cabeza  y empecé a practicar varias estrategias para atraer más gente, las cuales no resultaron muy efectivas y fui despedido. Como tenía cuatro bocas más que alimentar, más la de mi perro Huesos, volví a la planta, donde el señor Burns me impidió  volver a dejar el trabajo como castigo.

¿Cree que Dios existe?

Lo he visto varias veces. Sin embargo, en la temporada que no tuve el crayón en el cerebro pude desarrollar una  fórmula indiscutible de que Dios no existe, la cual mi buen amigo Ned Flanders  trató de ocultar. No sé si Dios exista o no, pero Marge me obliga a ir a la iglesia todos los domingos.

Pero usted odia ir a la iglesia...

¡No soy un mal tipo! Trabajo duro y quiero a mis hijos. Entonces, ¿por qué tengo que pasarme medio domingo escuchando cómo voy a ir al infierno? Siempre digo: “Normalmente no rezo, pero si estás ahí, por favor, sálvame Superman”.

¿Por qué cree que tantas personas se identifican con usted?

Porque he vivido la vida que quiero. Llegué a la televisión antes que las Kardashian y ya llevamos 27 temporadas, nos ven  en más de 45 idiomas, en más de 90 países. Soy el típico hombre que disfruta del sofá de su casa, ayudo a mi padre, soporto a mis cuñadas y odio a mi jefe. No aparento ser nada que no soy.

¿Cómo logra mantener siempre su buen ánimo?

Litros y litros de cerveza Duff. ¡Woo-hoo!  ¿Pero cuándo voy a aprender? La solución a todos los problemas de la vida no está en el fondo de una botella. ¡Está en la TV!

¿Cuál es su filosofía de vida?

Solo porque no me importe no significa que no entienda.

¿Cuál cree que es el secreto para seguir con Marge?

No soy aburrido y siempre la puedo sorprender con alguna nueva locura. La verdad es que siempre digo: “Un reactor nuclear es como una mujer. Solo tienes que leer el manual y apretar los botones adecuados”.

Nota: Esta entrevista ficcionada contiene información real del personaje.

[[nid:536264;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/05/ep001123331.jpg;full;{}]]

A diferencia de sus cuñadas, Selma y  Patty, quienes  dejaron el cigarrillo, Homero Simpson se rehusa a tener hábitos más sanos en su vida, sin embargo aún a su edad se mantiene tan vigente como en sus inicios. 

En entrevista con El País, Al Jean, productor ejecutivo de la serie, revela varios de los secretos para que se mantenga actual después de 27 temporadas: “Nos reímos de nosotros mismos y  está el factor animado que significa que podemos mantener a los personajes de la misma edad, así el programa está tan fresco como desde la primera temporada y estamos muy agradecidos de este recorrido y de que, por ahora, no haya final”.

Mientras tanto, los productores se plantean dos temporadas más, con el fin de mantener el título de ser la serie animada más longeva de la historia de la televisión mundial.

En palabras de su propio creador Matt Groening, Homero es una sátira de los norteamericanos promedio. Los rasgos de su personalidad se presentaron desde los primeros capítulos. Después de los 11 años fue criado únicamente por su padre, ya que  su madre  tuvo que huir de la justicia por paralizar los negocios del  Señor Burns. 

Su hoja de vida incluye estudios en la Escuela de Payasos de Krusty, la Escuela de Guardaespaldas, la reserva de la Marina, el Instituto Lanley de Conducción de  Monorraíl, y cursos de Habilidades Familiares obligatorios.

Tiene una intensa (pero efímera) pasión por diferentes aficiones, empresas o causas. Aunque por naturaleza es  perezoso, es capaz de ejercer un esfuerzo enorme cuando se propone algo, aunque sólo durante períodos cortos de tiempo.

Su tiempo libre lo gasta en todo aquello que no requiera esfuerzo,  generalmente  en el sofá. A pesar del gran influjo que la televisión ejerce sobre él, también suele ir a la bolera para practicar uno de los deportes más habituales de Estados Unidos.

“Me gusta pensar que Los Simpson han influido en toda  una generación en el mundo, y espero que en el buen sentido, para ser más críticos, más analíticos, para averiguar acerca de las cosas a las que nos referimos en el espectáculo. Nuestro mensaje básico es que la sociedad puede ser difícil, pero que la familia te ayudará a salir de lo que sea”, concluye el productor de la serie,  Al Jean.

Domingo en casa

Homero Simpson se apunta a las redes sociales. A través del hashtag #HomerLive miles de usuarios en Twitter están dejando sus preguntas para ser contestadas hoy domingo por él en un capítulo especial de ‘Los Simpson’. 

“Será muy emocionante lo que sucederá este fin de semana porque nunca he visto que suceda algo así en un programa de TV de dibujos animados”, señaló Al Jean, productor ejecutivo de la exitosa serie. En efecto, se trataría de la primera vez en la que un personaje animado interactuará con su teleaudiencia en una red social.

En este capítulo especial, Homero será la estrella.  FOX tendrá una maratón de la familia amarilla entre 11:35 y 15:45, y emitirá presentando una interacción en vivo, vía Twitter.

El actor que le da voz al personaje en EE. UU, Dan Castellaneta, estará en un estudio. Cuando hable, los movimientos de su cuerpo serán realizados por la animación de Homero, que estará respondiendo su cuenta de Twitter. Esto será posible gracias al uso de la tecnología de captura de movimiento. 

Los 60 son los  nuevos 50

Al igual que Homero Simpson, durante el 2016 son varios los famosos que llegan a los 60. Entre los nombres más conocidos de la tercera edad se encuentran el de  Mel Gibson, Geena Davis, Andy García, Tom Hanks, Jerry Hall, Kim Katrall, Carrie Fisher, y según se supo recientemente, Amparo Grisales.

Homero  representa al hombre promedio norteamericano: está casado con Marge Simpson, tiene tres hijos, Bart, Lisa y Magie, y trabaja en un empleo que no le gusta pero que le permite sobrevivir y pagar su cerveza. 

Su tipo de sangre es B positivo, su signo zodiacal es tauro, lo que lo hace extremadamente terco,  pero paciente y  su único amigo verdadero es su vecino  Ned Flanders, no por elección sino por intensidad del   "vecinijirillo".

Todos los domingos Fox emite dos capítulos consecutivos de Los Simpson.

Homero se casó con  Marge Bouvier, la joven a la que conoció mientras trabajaba en un campamento.   A sus 20 fundó la banda de rock ‘Sadgasm’, formada por  Lenny,  Carl y el policía Lou, que tuvo gran éxito hasta que su estado de ánimo provocó que empezara a odiar la fama, causando la ruptura del grupo.

Como en la mayoría de familias, en la suya también hay medios familiares. Por parte de padre tiene un hermano y una hermana.  Herbert Powell, cuya madre trabajaba en un carnaval y que tuvo una cita con Abraham mientras ella pasaba por Springfield,  y Abbie, la hija inglesa de una mujer de quien Abraham se enamoró en Gran Bretaña durante la Segunda Guerra Mundial.

Es célebre por  frases como estas : “El matrimonio es como un ataúd y cada hijo es otro clavo” y  “Una mujer es como una cerveza, huele bien, se ve bien, y puedes matar a tu madre por conseguir una y no puedes tomar solo una. Quiero beber a otra mujer”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad