¿Hay matoneo real?

Noviembre 16, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Isabel Peláez y Claudia Bedoya - Reporteras El País
¿Hay matoneo real?

Manuela Velasco, Señorita Risaralda, no está entre las candidatas que dan las respuestas más acertadas. La sinceridad, dice ella misma, no es su fuerte.

La reacción masiva ante la respuesta de una reina de belleza, pone sobre el tapete el debate sobre la intolerancia.

A la frase “Hombre con hombre y mujer con mujer” se le acabó el reinado. Ahora la digna de corona de diamantes es “Nelson Mandela fue el que inició el Concurso de Belleza”. Su autora, Laura Saavedra, Señorita Huila, se anotó uno de los mayores ‘hits’ de este año pues hizo que de nuevo Colombia volviera su mirada a la elección de su reina.La tristemente célebre frase de la reina detonó todo tipo de situaciones, al punto que en el espacio Mañanas Blu, el reconocido Néstor Morales y una de sus periodistas tuvieron una acalorada discusión, pues la reportera le decía que no había razón para darle palo a la candidata y se preguntaba por qué nunca le hacían una pregunta de ese tipo a figuras como Teófilo Gutiérrez o James Rodríguez.En Cartagena, la polémica no ha parado y ha despertado más interés. “Cuando un reinado pasa sin pena ni gloria como hace rato ocurre con el Concurso Nacional, hay que buscar escándalo, algo que apasione, que divierta. Y hay medios que hacen su agosto aprovechando la torpeza de la formación que tienen algunas candidatas. Pero querámoslo o no, a todos los lectores, televidentes y oyentes les encantan estas cosas y que todo se convierta en tema de conversación”, dice Diego León Giraldo, director de las revistas Aló y Elenco.La reina opita, por su parte, dijo en su defensa que se confundió y su preparador Fabián Chacón argumentó que durante el tiempo que trabajaron juntos hicieron ejercicios para que respondiera a preguntas sobre actualidad, cultura general, maltrato a la mujer, medio ambiente y líderes regionales y mundiales.En declaraciones a un medio, Chacón expresó: “La reina estaba más preocupada por el favoritismo y la belleza que por el carisma integral, el cual incluye el conocimiento (...) Las reinas son como una torta, si los ingredientes no están bien medidos, la torta va a quedar floja”.Sin embargo, la actriz Isabel Cristina Estrada, quien fue Señorita Antioquia en el 2001, admite que “los periodistas tiran a matar". Durante el año en que concursé, pasó lo del 9-11 y me preguntaron yo qué haría si fuera el presidente George Bush y dije: “A ver, yo soy una estudiante de ingeniería de sistemas, no tengo nada que ver con política, no tengo por qué saber qué haría si fuera presidente de Estados Unidos”.Con la misma contundencia con la que hablaría de su departamento, Isabel Cristina se sinceró en dicha ocasión con el periodista. “Le dije: no tengo ni idea de qué haría si fuera el presidente de Estados Unidos. Pregúnteme cosas de mi carrera, de Antioquia, de su historia, de sus municipios”.Para la vallecaucana Lucía Aldana, Señorita Colombia 2012-2013, el error no es de las reinas sino del enfoque que le da la prensa al cubrimiento del reinado, como lo destaca en su cuenta de Twitter: “Sacan una respuesta mala de una reina y se convierte en noticia y todo el mundo habla de eso, lo replica, y creen saber la verdad. Pero ella va a un municipio desconocido y olvidado por la Nación y el Estado para recoger fondos en pro de la población necesitada y solo la entrevista un medio de comunicación regional. Así somos, país de doble moral”. Y aunque Daniela Galarza, Señorita Cali 2014, afirma que “las reinas deben estar preparadas para responder una pregunta de cultura general totalmente válida, que todos debemos saber, como la de quién es Nelson Mandela”, cree que hay que “detener el matoneo que se le está haciendo a esta niña. No me parece que haya que juzgarla tan horrible. De pronto fue una mala jugada de los nervios, la pusieron a hacer hula hula mientras respondía y eso pudo haberla confundido. No hay que dañarle la vida por eso, ese bullying que le están haciendo puede afectarla”.Con la reina caleña coincide Fernando Gaitán, guionista y productor de telenovelas y series de televisión: “El reinado de belleza es una fiesta nacional, única, porque es un evento que congrega a todas las regiones del país, y es una vitrina para mostrar las bondades de su región a través de la participación de sus candidatas. No es un evento de intelectuales ni un concurso de preguntas y respuestas”. Gaitán tilda “de pésimo gusto y arrogancia de parte de algunos periodistas tomar a estas niñas como centro de burlas con sus preguntas mal intencionadas. Agredir a estas niñas es agredir a su región y a la gente que representan”.Admite Gaitán que, “sin desconocer las polémicas que muchas veces genera este reinado, se trata de un evento nacional, de integración, de intercambio, de exhibición como ningún otro, y es muy desanimante para un país que busca la conciliación nacional que sus periodistas se burlen de estas representantes. El país necesita que el periodismo enfile sus baterías hacia sectores más polémicos, y si estos periodistas se creen tan audaces cuando acorralan a una reina, los reto a que se atrevan a hacer esas mismas preguntas a congresistas, concejales, ministros, gobernadores, alcaldes. Eso le haría un bien al país, y volvería más útil este tipo de periodismo”.El error que cometió la reina opita cualquiera lo pudo cometer, según el periodista santandereano Juan José Peñalosa, de Vanguardia Liberal. Lo que él no admite es que a la candidata “le hagan ese matoneo que le han hecho en redes sociales y menos que RCN, el canal oficial del reinado, haya impulsado esto”. Es que la candidata en cuestión respondió la pregunta sobre Nelson Mandela para la sección ‘Corchadas’ del noticiero del canal y en la página web.Si bien la pregunta que le formularon a la reina del Huila es de cultura general “elemental”, según Peñalosa, reconoce que muchas veces el propósito es simplemente corchar. “El viernes, un periodista le preguntó a una de ellas: ‘¿Cuántas participantes ha tenido el Concurso en sus 80 años?’ Ese dato ni lo tienen las encargadas de prensa”, dijo. Otra postura tiene el periodista Wilson Ortiz, del programa radial ‘Picantísimo’ de la cadena Todelar, quien dice que en un reinado la misión de la prensa es “hacer preguntas corchadoras. Si hacemos preguntas blancas nadie nos lee, nadie no vé, ni nos escucha. Si las candidatas nos dan papaya, a papaya puesta papaya partida y comida”. Para Giraldo la culpa de las ‘perlas reales’ es más de los preparadores. “Las reinas, en su afán de estar bien preparadas se dejan embaucar por mucho Melquíades, vendedor de milagros, que les promete que les va a poner diez neuronas que no tienen, en un curso de semanas o meses. Lo prudente sería enseñarles a decir ‘No sé’, que es una respuesta válida. Para qué ponerse de inteligente, es más inteligente es aceptar que hay cosas que nos sabemos”. Otras 'perlas Excusas como no escuchar bien, los nervios del momento o la presión de las cámaras se han vuelto comunes cuando las reinas se equivocan. Aquí va este collar de perlas de las candidatas de este año. Las declaraciones fueron hechas en el Minicromos y publicadas por la revista en su especial de reinas: Gabriela Puente, Señorita Cartagena ¿Qué es lo más ingenioso que ha hecho para quedar bien? Lo que pasa es que si uno se cree lo que dice, todo funciona. Si yo te digo que soy médica y lo hablo con propiedad, funciona. María Paulina Núñez, de Cesar Si tuviera que regalar uno de sus sentidos, ¿Cuál sería? El gusto. Hace un tiempo tuve un accidente y duré casi un año sin oler, sin sentir. Laura Saavedra, de Huila Su trago más amargo... Mi trago más amargo es el tequila. ¿Cuál es el nombre de nuestra única Miss Universo? ¡Dios mío, por qué me pasa esto a mi! ¿Paola Turbay?Manuela Velasco, de Risaralda ¿Cuál es su pecado capital? La mentira ¿Qué opina sobre el fallo de La Haya respecto de San Andrés? Fue algo muy triste. ¿Cuál es su opinión más pública? Que los niños deben tener su infancia.Nathaly Rojas, de Valle Si tuviera que regalar uno de sus sentidos, ¿cuál sería? La amabilidad, porque cuando hacemos las cosas con mucho respeto, ganamos respeto y podemos cambiar.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad