Habla el palmirano que quedó en segundo lugar en Master Chef Colombia

Habla el palmirano que quedó en segundo lugar en Master Chef Colombia

Abril 24, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Isabel Peláez | Reportera de El País.
Habla el palmirano que quedó en segundo lugar en Master Chef Colombia

Paulo Choi, ocupó el segundo lugar en ‘MasterChef Colombia’.

La historia de Paulo Choi, el palmirano de ascendencia china que ocupó el segundo lugar en el reality de cocina ‘MasterChef Colombia’.

Aunque ocupó el segundo lugar en la final de ‘Master Chef Colombia’, Paulo NG Choi, oriundo de Palmira, Valle,  y de padres chinos, se siente feliz y muy satisfecho por su desempeño en el programa. Sin proponérselo, se ganó el corazón de  los colombianos.

Ayer, en medio del asedio de la prensa, habló con El País sobre sus proyectos, que son tantos como el del ganador, el barranquillero Federico Martínez. “Reforzar el restaurante de mis hermanos, aprovechar la publicidad que me da  este reconocimiento y  hacer una carpa-restaurante cada 15 días  en la que se prepararán los platos de Master Chef Colombia para   cien personas”, dice Paulo, quien en enero  estudiará gastronomía en la Universidad de la Sabana  con la beca que se ganó y por ello se trasladará  con su esposa y sus hijos a  Bogotá. 

“A los niños, a mi familia y amigos en Palmira les dio muy duro que no hubiera ganado”, admitió Paulo, a quien paradójicamente no se le permite cocinar en el restaurante de sus hermanos.  “Al principio lo hacía, pero  al cabo de unos meses vieron que yo era demasiado bueno con las relaciones públicas y dijeron: ‘A este le gusta vender, vende lo que sea, pongámoslo  en la caja y así nos evitamos que salga tanto y tendremos más utilidades’”, cuenta con mucha gracia.

‘El chino’, como le decían sus compañeros de Master Chef, no solo se dedica a la cocina. “Como este oficio no alcanza para cubrir los gastos, también organizo festivales de rock y de música en general y  hago videos de Youtube”, cuenta el ganador de $25 millones.   

No conoce China,  el país de origen de sus padres, pero qué más quisiera él. “Con este reconocimiento me encantaría ir a aprender algunas técnicas nuevas de Oriente. Ya pongo algunas en práctica. Pero lo que mis padres me han enseñado es que  uno debe convivir  con  la cultura para aprenderla. En la cocina mía se ve mucha influencia oriental.  Y  yo sigo las dos tradiciones,  celebro el Año Nuevo colombiano  y el chino”. 

Sus hijos Juan Esteban, de 13 años y futbolista, y Violeta, de 10 años, campeona de esgrima a nivel nacional, también aman la cocina. “Les sugerí que si querían se metieran a Master Chef Junior y están aprendiendo a hablar chino”. 

El próximo lunes, una caravana  que incluirá carro de bomberos recibirá a Paulo en su tierra natal, Palmira, en una fiesta que seguro rematará  en el Oriental Express, el restaurante familiar  en el Centro Comercial Llanogrande.

Paulo se siente un ganador, porque no se la puso fácil a su contrincante: “El resultado final se basó no solo en la prueba final, sino en la trayectoria de cada uno. Federico es un cocinero tradicional, tiene bastante técnica y conocimiento, es poco arriesgado pero  va a la fija. Yo soy más  empírico y en la final arriesgué con la posta negra.  De pronto eso pesó,  el jurado prefiere alguien que vaya a la fija”.

“Gran cocinero con gran  madurez e inteligencia y siempre   enfocado en cada  reto”, dijo Paco Roncero, Nicolás de Zubiría y Jorge Rausch, jurados, refiriéndose a Paulo Choi.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad