ENTRETENIMIENTO

Greeicy Rendón, de tierna 'vampira' a bomba sexy

Marzo 29, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Lina María Álvarez y Meryt Montiel Lugo | El País.
Greeicy Rendón, de tierna 'vampira' a bomba sexy

Greeicy Yeliana Rendón, actriz y cantante.

Fue parte del elenco de ‘Cuando Salga El Sol’ y ‘La Pola’. También en ‘Correo de Inocentes’, ‘Las Prepago’ y ‘La Mujer del Presidente’. Hasta que la llamaron a ser protagonista de ‘Chica vampiro’, una telenovela infantil que fue un fenómeno en países como Holanda, Italia y Angola.

Greeicy Yeliana Rendón Ceballos no nació en una clínica, como la gran mayoría de  niños. Ella vino al mundo en la casa de dos pisos donde vivían sus padres y sus dos hermanos mayores en el barrio La Nueva Base.

Su papá Luis Alberto Rendón contrató a una partera para que los hermanitos de la que sería el último miembro de la familia, vieran cómo nacía un bebé. 

“Mi papá le cortó el cordón umbilical.  El primer tetero se lo dio mi abuela materna y fue de agua porque no había leche en ese momento, pues mi mamá (Lucy Ceballos) se complicó porque estaba sangrando mucho y se la llevaron a la clínica  del barrio El Trébol. Gracias a Dios fue solo el susto porque mi mamá pronto estuvo bien y mi hermanita nació sin ningún problema”.   Así recuerda el episodio el empresario Mario Andrés Rendón, quien para  entonces tenía 11 años.

Él, quien aún la llama “mi hermanita” evoca cómo Greeicy no era una ‘nerd’ para el estudio, más bien era “indisciplinadita” porque le gustaba mucho hablar, brincar, recochar, gritar. Era muy desobediente para hacer tareas  pues se ponía a cantar, a cambiarse de ropa cada rato, a mirarse al espejo para ver cómo le quedaba y  a actuar en papeles que ella misma se inventaba.

Él y su hermana, la odontóloga Jackeline Rendón, se sienten orgullosos de ver cómo la niña que se robó el corazón de todos en la familia hoy se está ganando la admiración de los colombianos como actriz. A tan corta edad, 22 años,  ya protagoniza junto a uno de los más respetados actores, Róbinson Díaz, la serie Tiro de Gracia’, en horario estelar. 

Delgada, de 1,74 de estatura, cabello castaño, ojos cafés, cejas delgadas y un cuerpazo de infarto como la describen sus allegados, Greeicy tuvo como trampolín  el concurso de canto ‘Factor Xs’. En su primera participación, en 2006,  no pasó nada con ella. Por insistencia de su hermana y su mamá participó por segunda vez y llegó  a las finales, ganó una bicicleta y   ofertas para producciones y comerciales.

Fue parte del elenco de ‘Cuando Salga El Sol’ y ‘La Pola’; estuvo  en comerciales de Yogueta, Bon Yurt, De Todito y Pony Malta.  También en ‘Correo de Inocentes’,  ‘Las Prepago’ y ‘La Mujer del Presidente’. Hasta que la llamaron a ser protagonista de ‘Chica vampiro’, una telenovela infantil que fue un  fenómeno en países como Holanda, Italia y Angola. 

“Cuando yo llegué allá eso era la locura, los niños lloraban, los papás cantaban en español. Fue una energía hermosa. Llegar al otro lado del mundo, que la gente reconozca tu trabajo es demasiado bonito”, cuenta Greeicy. 

Tiempo después fue convocada para ‘Tiro de Gracia’, donde compitió por su personaje de Esmeralda, con actrices ya reconocidas como Katherine Porto. 

Sus colegas y amigas Juliana Gómez y  Lina Castrillón coinciden en señalar que su vertiginosa carrera se debe a que es  una actriz talentosa, natural, versátil y sobre todo con mucho ángel.

Ella desde que empezó no ha parado de trabajar, comenta  la actriz Juliana Gómez. “Yo le digo bromeando, dejá unito siquiera, pues el 90 % de los cástings donde se presenta se los gana y todo es por su talento, su chispa, su ángel, eso es algo en ella que cautiva”. 

Canta pino, baila  y actúa muy bien, resalta de Greeicy, Lina Castrillón, “y eso tres campos tan bien manejados  la mayoría de los artistas no lo tienen”.

Además, es una actriz natural, no está pendiente de tantas técnicas que vuelven  robóticos a los actores cuando tienen tanta información. “Conozco de buenos actores y actrices muy estudiados”, agrega Castrillón, “a los que les falta ángel, en cambio Greeicy lo tiene  de sobra”. 

El ángel, argumenta Lina, caracteriza a una protagonista. El público la quiere ver. “Así que lo que viene para Greeicy son cosas chéveres”, le augura Castrillón, “porque ella se goza su trabajo, lo hace con amor y eso no se lo quita nadie”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad