Gilberto Santa Rosa, el 'Caballero de la Salsa', se confesó con El País

Diciembre 30, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Claudia Liliana Bedoya y Merit Montiel
Gilberto Santa Rosa, el 'Caballero de la Salsa', se confesó con El País

A Gilberto Santa Rosa le encanta el capuccino sin canela y el café de Juan Valdez, cuentan sus allegados.

El boricua cantará una nueva versión de ‘Pachito E’ che’ en concierto de celebración de los cien años del Deportivo Cali, en marzo. El ‘gentleman’ está comprometido en matrimonio con una actriz.

El cantante boricua habló con El País sobre su carrera, su conexión con Cali y lo que le depara en el futuro. Por ejemplo, el 2 de marzo cantará en el Estadio del Deportivo Cali como parte de la celebración de los cien años del onceno caleño y en su voz se oirá la nueva versión que él hizo del ‘himno’ del equipo: Pachito E’che. “Me siento muy honrado, porque entre tantos salseros, que me escojan a mí, es un privilegio”.¿Qué une a Gilberto Santa Rosa con Cali?Puede sonar muy simple lo que voy a decir, pero en un principio, la salsa. Eso me une y fue lo que me dio la oportunidad de llegar aquí por primera vez.Si para usted Colombia es tan importante en su carrera, ¿ha pensado en apadrinar un artista colombiano?Me encantaría hacerlo, aunque la industria está en un momento muy difícil ahora. Lo que no me gustaría sería apadrinarlo a medias porque si no tengo los medios, para qué hacerlo. Hoy, hacer un disco es lo menos difícil; artísticamente es un reto, pero técnicamente no. Ahora hay que apostar al desarrollo de ese artista y hacerlo masivo. Y la verdad hoy, el otro cantante, yo, también necesita atención. No quiero descartar esa opción. ¿A qué le hace caso, a la conciencia o al corazón?Debo reconocer que fui una persona impulsiva, tal vez en la juventud, reaccionaba muy rápido. No me siento viejo, pero los años en una buena onda y las experiencias te llevan a tomar la vida con un poco de calma. Pero yo siendo un tipo naturalmente terco todo lo hago basado en la idea original que tengo, así que la conciencia y yo siempre estamos ahí más o menos, a pesar de que al final siempre termino haciendo lo que la conciencia dice porque es la convicción y el corazón puede ser débil. ¿Se siente dinosaurio de la salsa?Dije esa frase para una revista mexicana, pero no como salsero sino porque soy uno de los pocos artistas que sigue fiel a su compañía, Sony. Llevo 20 años con ella, yo soy el dinosaurio de mi disquera. En la música me he mantenido, tratado de tener un trabajo fresco, tengo mi estilo bien delineado, no me gusta correr detrás de lo que ha pasado, eso te quita personalidad y energía. No me gusta estar tras las tendencias, hago colaboraciones. En ese sentido no soy un artista dinosaurio, soy un artista en evolución. ¿Qué implica ser 'El caballero de la salsa'? ¿Se ha salido de casillas?Mis padres me enseñaron a ser un caballero y mucho después fui ‘Caballero de la salsa’, gracias a un locutor puertorriqueño, Ronaldito Sánchez, que nunca me ha cobrado regalías por el nombre. Él fue quien se inventó el título en una promoción de su programa. Y no se me hace difícil mantener la disciplina de un caballero, pero eso no quiere decir que sea infalible, que sea perfecto, pero sé respetar a la gente. ¿Pero es tan caballero que pareciera que la palabra escándalo no existiera en su diccionario?Le tengo pánico a eso, nunca me ha gustado y las veces que me he visto en controversia, nunca le he dado aire a eso porque cada uno tiene su manera de vivir, yo no critico la gente que vive de eso, es su decisión. La mía es que yo tengo una vida privada y una pública y trato que esta última sea lo mejor posible para que no afecte mi vida privada y viceversa. Se me ha hecho muy difícil manejar eso. En algún momento se creyó que la separación de su esposa se reflejaba en sus canciones, ¿eso es verdad o fue una estrategia publicitaria?Para mí fue muy difícil ese momento. Tuve una relación muy buena con mi ex esposa que por diferentes motivos no siguió adelante, fue difícil. Estuve casado 27 años y mi carrera tiene muchos más, entonces pueden decir que llevo muchos años cantándole al amor y al desamor, así que muy pocas veces le he dedicado canciones a mi anterior pareja o a la actual. Nunca he utilizado mi base personal para hacer música y menos para hacer un disco. ¿Si no hubiera sido cantante, a qué se hubiera dedicado?Creo que profesor de escuela porque me gusta compartir con la gente, por eso disfruté mucho mi participación en ‘La Voz’, aunque al principio sentía pánico, porque es muy difícil decirle a alguien que no está haciendo las cosas bien; pero me gusta compartir mis vivencias. Tal vez como profesor hubiera sido muy malo porque entendí que la vida me puso un sello y me dijo: ‘Usted, bonito no es, así que vaya a defenderse con el talento que tiene’. ¿Entonces, siempre quiso robarse el show?No, solo que me dieron la oportunidad para hacerlo y lo acepté.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad