ENTRETENIMIENTO

Exbailarina de Delirio promueve programa de acondicionamiento para embarazadas

Diciembre 12, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Claudia Liliana Bedoya | El País.
Exbailarina de Delirio promueve programa de acondicionamiento para embarazadas

Katherine Behar, exbailarina de Delirio.

Conozca la historia de la bailarina Katherine Behar, quien dejó los escenarios salseros a causa de su embarazo, pero fue inspirada por el mismo para entrenar a madres gestantes en las bondades del baile.

Sentimientos encontrados. Eso fue lo que produjo en Katherine Behar Murillas, la noticia de su embarazo, esa que llegó en el momento más brillante de su carrera como bailarina del espectáculo Delirio y cuando ella era la protagonista de un montaje memorable: 'María'. “Mi embarazo fue una gran sorpresa para mí, me encontraba en la cúspide de mi carrera artística. Para un artista escénico, tomar la decisión de bajar de los escenarios no es nada fácil y suele significar un gran duelo; pero, independientemente de mi embarazo, yo estaba próxima a tomarla, así que Gael (su bebé que ya tiene 8 meses) fue el empujoncito para tomarla con optimismo y alegría”, cuenta Katherine, quien desarrolló un programa de acondicionamiento físico mediante el baile para mujeres en periodo de gestación y que se puede continuar luego del parto. En un nuevo estado, ella continuó su vida laboral “casi igual que antes de mi embarazo, sólo que sin Delirio como escenario de expresión artística. Al principio fue difícil asimilar el cambio, pero rápidamente asumí los nuevos retos que esta etapa suponía”, dice esta fisioterapeuta de la Universidad Autónoma de Barcelona y de la Universidad del Valle, quien durante 2 años ejerció y que luego se dedicó a bailar y enseñar. Durante su embarazo jamás renunció al baile, esa pasión que inició cuando era una niña al explorar el folclor colombiano, luego el Hip-Hop, el Tap Dance y luego la salsa internacional que la llevó a hacer parte de la Compañía Rucafé y que le abrió las puertas de Delirio por 6 años. “Seguí con mis actividades dando clases de baile, aero rumba y juego psicomotriz hasta los 9 meses de embarazo. Empecé a hacer ejercicios de fortalecimiento y estiramiento para complementar la actividad cardiovascular que hacía con las clases”. “En mi embarazo disfruté la vida al máximo: rumbié la Feria de Cali, viajé, hice snorkelling en Providencia, dormí como un bebé, nunca se me edematizaron las piernas, subí solo 10 kg. y nunca me sentí indispuesta después del tercer mes. Mi embarazo me enseñó que la actividad física es fundamental para sentirse vital, para hacerle el quite a molestias como edemas, dolores lumbares, náuseas, varices y disfrutar esa magia que sucede cuando estás gestando tu bebé”, cuenta. Gracias a esa exploración desarrolló el programa de acondicionamiento físico para gestantes a través del baile. “Se pueden bailar todos los ritmos. Lo importante es que quien imparta las clases esté capacitado, pues deben evitarse saltos, rebotes y en general ejercicios que puedan implicar la pérdida del equilibrio”, argumenta Katherine Behar. Cuenta que no se trata solo de impartir pasos y figuras de baile. “Hay que tener en cuenta aspectos como la frecuencia cardiaca  en reposo y en actividad de cada participante, los refuerzos musculares pertinentes para un parto natural, los grupos musculares que deben trabajarse para facilitar el proceso de anestesia, los ejercicios respiratorios para mantener al máximo la capacidad respiratoria, pues los pulmones y el resto de órganos empiezan a verse colapsados por el bebé”.Argumenta que el programa está diseñado para mujeres embarazadas fuera de riesgo. “Si hay amenaza de aborto, o algún signo ecográfico que muestre hematoma decidual importante, o sangrado, no debe hacerse ningún tipo de actividad física”, dice. Generalmente, las gestantes con las que trabajan llegan luego de la semana 14 cuando “ya el feto se ha implantado y en condiciones normales, hay menos riesgo de una pérdida”. ¿Y después del parto? “Seguimos bailando”, cuenta Katherine. “Todos los ritmos con un poquito más de intensidad, haciendo coreografías y celebrando a nuestros bebés. Pero además de los ejercicios de fortalecimiento incluimos la Gimnasia Abdominal Hipopresiva, para fortalecer los músculos del abdomen y del piso pélvico”.El resultado: madres que durante y después del embarazo están felices, radiantes y, ante todo, saludables.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad