"Estoy absolutamente enamorada de Cali": Anabella Arbeláez

"Estoy absolutamente enamorada de Cali": Anabella Arbeláez

Diciembre 21, 2017 - 11:40 p.m. Por:
Por Anderson Zapata - Reportero de El País
Anabella Arbeláez

La cantante caleña Anabella habla sobre su más reciente creación, La Obra Show Bar, un espacio para nuevos artistas. Tras el cáncer, la felicidad y vivir el hoy son vitales en su vida.

Foto: Especial para El País

En entrevista con El País, la cantante caleña Anabella Arbeláez habló sobre sus proyectos musicales para el próximo año y realizó un balance de La Obra Show Bar, discoteca que inauguró el año pasado al norte de la ciudad, y que le brinda espacios a los músicos que se quieren dar a conocer.

“No hay nada mejor que reírse, esa es la mejor forma de pasar el tiempo”, dice la cantante, de 44 años, que en el 2014 fue diagnosticada con cáncer de seno, y que debió luchar para superarlo y seguir adelante con todos sus sueños, uno de ellos, sacar adelante a su hijo Gabriel de 14 meses.

Estuvo por fuera de la ciudad durante 15 años, ¿cómo ha sido el regreso?
Estoy absolutamente enamorada. Encontré una ciudad hermosa y llena de vida. Siempre he amado Cali y cuando me fui, me prometí volver una vez al mes porque quería ver a mi abuela que en aquel entonces estaba viva.

Volver a Cali fue enamorarme más de la ciudad, fue volver a reencontrarme con una cantidad de talentos que muchas veces no sabía donde estaban. Todo eso me motivó a crear La Obra Show Bar, un espacio donde todos nosotros como artistas tengamos un lugar para mostrarle a nuestra ciudad lo que más sabemos hacer.

¿Cómo inició el proyecto?
Nace el año pasado cuando decidimos con unos amigos que queríamos tener un sitio con música en vivo, que las personas lo visitaran y pudieran interactuar con los artistas.

Empezamos en un local que estaba prácticamente caído. El 24 de junio del 2016 fue la inauguración y ha sido un año lleno de momentos hermosos y de personas que visitan el sitio y se maravillan. Actualmente tenemos 16 cantantes de planta y los fines de semana me gusta presentarme.

Crear este espacio fue toda una composición al lado de Andrea Botero, mi socia. Fue como si nos sentáramos a componer una canción, como lo hemos hecho muchas veces. Pero en esta oportunidad nos sentamos a crear esta obra, darle vida, pensar en los artistas, en los músicos, en la banda y en la calidad humana de cada una de las 42 personas que trabajan con nosotros.

¿Qué significa para usted servirle de plataforma a los artistas que se presentan en su sitio?
Es una maravilla. Es muy bueno tener un escenario donde podemos invitar no solamente a los 16 artistas que trabajan con nosotros, sino a los músicos que han ido y quieren hacer sus lanzamientos en La Obra Show Bar.

Sentir que estamos brindando un espacio a otros artistas es una bendición porque yo, como artista, sé lo importante que es pasar por cada uno de estos lugares, pues muchas veces tuve que cantar en discotecas sin las condiciones adecuadas.

¿Cómo va su carrera artística y cuáles son los proyectos para el próximo año?
En este momento estoy trabajando con el maestro Juancho Vargas, el director suplente de la Banda Departamental. El proyecto se llama ‘Despecho Sinfónico’ y la idea es empezar a tocar a partir del 2018, año en que también esperamos grabar un CD y hacer una gira nacional. Es un trabajo de gran envergadura con 47 músicos en escena.

¿Quién ha sido la persona más importante en su carrera?
Cada etapa de mi carrera ha tenido personas muy importantes que no han dejado de serlo. Tuve una mujer en mi vida a la que he amado, y aunque se encuentra hoy por fuera de los escenarios, la sigo queriendo y tuvo mucho que ver con mi carrera artística y es Fátima.

Hace algunos años con mi compañera Andrea Botero decidimos soñar, y ese sueño hoy en día se está volviendo una realidad.

¿Cuál considera que ha sido el momento más difícil de su carrera?
Mi carrera no ha tenido un momento difícil y ha sido bendecida desde el primer día. No ha sido fácil porque si esta profesión fuera así, estaría en otra estratosfera. Debo reconocer que he tenido momentos de cansancio, donde me he preguntado por qué falta tanto apoyo en Colombia para los artistas locales.

De hecho, cuando aparece el cáncer, increíblemente se disparó de mil maneras mi carrera artística. Inclusive, pensé que eso pasó porque la gente decía: “Si se nos va a morir, contratémosla antes de que eso pase”. Afortunadamente logré salir fortalecida del cáncer. Hoy me siento absolutamente feliz y complacida del proceso, del aprendizaje y de cada cosa que he recibido.

Anabella Arbeláez

¿Qué enseñanzas le dejó el haber superado la enfermedad?
Que el día es hoy, aquí y ahora. Que los artistas estamos para la gente y tenemos que vivir con la gratitud y con el amor hacia cada una de las personas que está al frente de nosotros. El público no nos debe nada, nosotros le debemos al público porque gracias a ellos hay un aplauso, una sonrisa y nos podemos parar en un escenario.

Si volviera a nacer volvería a ser artista y cantante. Vine a este mundo a ser feliz, no le pongamos límite ni tiempo a la felicidad. No decida ser feliz mañana, séalo hoy.

Con el cáncer se me cayó el pelo y mil cosas más. Quedó un cuerpo mutilado pero un alma completa. Así me siento y desde ese día todo lo que pasa en estas tablas de La Obra Show Bar es una fábrica de felicidad.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad