Estos son los bailes que causaron furor en las últimas décadas

Noviembre 11, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Meryt Montiel Lugo, editora Equipo de Domingo.
Estos son los bailes que causaron furor en las últimas décadas

El cantante coreano ‘Psy’ sólo tenía un propósito con su exótico video: hacer un producto cómico, con el que la gente se riera.

El Baile del Perrito, La Bomba, La Macarena, Aserejé y Mayonesa son algunos de los bailes que recuerdan los colombianos.

La fiebre por el exótico baile ‘Gangnam Style’ en el mundo hace recordar otros que causaron furor en las últimas décadas y que hacen revivir momentos inolvidables a muchos de los adultos de hoy. El cantante y actor Karoll Márquez rememora los tiempos en que se gozó La Lambada, El Carrapicho, El Meneíto, El Baile del Perrito, La Bomba y tiempo después, La Macarena, Aserejé y Mayonesa.De adolescente, cuenta Márquez, era como el ‘miquito’ de feria, me invitaban para alegrar las fiestas y hacíamos show. “Era como en la película ‘Fiebre de sábado por la noche’: terminábamos rodeados de la gente que quería vernos bailar. Era con el combo de amigos, hombres y mujeres, cual de todos bailara mejor. Había un ambiente festivo, de mucho baile, de mucha energía, salíamos todos de las rumbas empapados de sudor”.Sí, manantiales de sudor y cascadas de risas y diversión provocaban a finales de los 80 y principio de los 90 estribillos como ‘bate forte o tambor eu quero e tic, tic, tic, tic, tac”, de la banda brasilera ‘Carrapicho’. No importaba lo que significara, lo esencial era contonear el cuerpo de manera frenética y sensual.Un colombiano, precisamente, el coreógrafo Nerú, fue contratado en esa época por la disquera BMG para promover el baile. “Viajé a 17 países con mi grupo. El ‘boom’ más grande fue en Perú, eso fue la locura. ‘El Carrapicho’ era como un himno, me llevaban a todos los programas de televisión, yo no podía salir a la calle porque la gente era enloquecida conmigo. Nos presentamos en el Festival de la Vendimia en Perú con los Enanitos Verdes y la gente no quería ver enanitos sino ‘Carrapicho’. Fueron 45.000 personas bailando igualito en un mismo lugar, 45.000 personas brincando, siguiendo mis pasos. ¡Michael Jackson me quedó en pañales!”, remata entre carcajadas el coreógrafo.Meses atrás, el baile de la Lambada enloquecía al mundo. El reencauche del tema ‘Llorando se fue’, del grupo boliviano Los Kjarkas por parte de la agrupación brasileña Kaoma fue la sensación. ‘El baile prohibido’ como se le llamó en algunos países por su connotación erótica a raíz del roce de los cuerpos, en Colombia tuvo muchísima receptividad. Los movimientos de ola de los cuerpos, el vestuario de faldita de voladitos muy corta en las mujeres y el erotismo de las parejas, explica Nerú, fueron recibidos sin mucho aspaviento en este país porque aquí estamos acostumbrados a ritmos que se bailan de manera sensual como la cumbia o el mapalé y los pasos de los bailes se aprenden rápido porque los comparamos con pasos de ritmos de nuestro folclor. Por ejemplo, la Lambada, prosigue Nerú, se baila un poco como la puya vallenata, en punta de pie, moviendo la cadera todo el tiempo, al ritmo de la percusión y paseándose por la pista.Carlos Vives también contribuyó con los inolvidables recuerdos de los adultos de hoy, con su famoso ‘Baile del caballito’, que, aunque no fue hit mundial, sí llegó al corazón de muchos latinoamericanos. El actor Jalfer Efer Rodríguez (el joven del afro en ‘Dónde carajos está Umaña’), de 25 años, lo corrobora. “Yo tenía como 10 años cuando bailábamos ‘El Caballito’. Lo mejor era el final cuando uno daba vueltas y vueltas hasta que el caballo rendido, se quedaba dormido”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad