Esta es la película que abrirá el Festival de Cine de Cartagena
ENTRETENIMIENTO

Esta es la película que abrirá el Festival de Cine de Cartagena

Febrero 27, 2018 - 11:55 p.m. Por:
Colprensa
Documental 'The Smiling Lombana'

Tito Lombana renegó de su país cuando se fue a estudiar a Europa y terminó atrapado en contradicciones.

Foto: Colprensa

No conoció a sus abuelos, pero con los años, en sus dos primeros trabajos documentales ellos han sido columnas vertebrales con sus historias. Primero, al paterno, Héctor Abad Gómez (padre del escritor Héctor Abad Faciolince) en ‘Carta a una sombra’, que contó con más de 25.000 espectadores en las salas de cine del país.

Seleccionado para abrir la edición 58 del Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias, Daniela Abad estrenará ‘The Smiling Lombana’, un trabajo de 90 minutos sobre el polémico artista Tito Lombana, su abuelo materno, quien falleció hace 20 años.

Y como es tradicional en los últimos años que una película colombiana abra el Ficci, esta vez no será la excepción, pero además, por segundo año consecutivo, será un documental, con una persona ligada a la historia de Cartagena, pues Lombana fue el creador de la famosa escultura ‘Los zapatos viejos’.

Daniela Abad Lombana, quien con su primer largometraje documental, ‘Carta a una sombra’, codirigido con Miguel Salazar, obtuvo el Premio Especial del Jurado y el Premio del Público del Festival, vuelve a sumergirse en la memoria de su propia familia.

Ella es ahora la que se hace cargo de las preguntas incómodas sobre un tabú familiar. Lo que al comienzo parece ser la historia del prometedor y joven artista Tito Lombana, y su romance con una italiana inteligente y liberal, empieza poco a poco a vestirse de sombras.

Repite el Ficci.
Sí, esta es mi segunda participación. La primera fue con ‘Carta a una sombra’ en 2015, y volvemos abriendo el festival.

¿Cómo fue el proceso de ‘Carta a una sombra’?
Fue una película con la que nos fue inesperadamente bien. No teníamos la experiencia como para darnos un buen recorrido por festivales internacionales, pero logró más de 25.000 espectadores, un muy buen número para un documental colombiano. Se habló muy bien de esta y la piden para ser proyectada en pueblos, ciudades e instituciones.

¿Cómo nace este segundo documental, que reconstruye la vida de Tito Lombana?
Se me ocurrió antes de empezar ‘Carta a una sombra’ y mientras grabábamos este me encontraba escribiendo este documental, que fue más complejo, al ser Tito un personaje con muchos matices y contradicciones, que mi familia me había ocultado.

Fue difícil tener acceso a esa información, por lo que costó descifrar esa historia polémica, empezando por convencer a mi familia para que me ayudara a contarla. En un inicio se opusieron a que hiciera la película. Pero al final, se logró.

Daniela Abad Lombana, documentalista colombiana.

Daniela Abad Lombana abrirá el Festival de Cine de Cartagena con el documental ‘The Smiling Lombana’, sobre Tito Lombana, su abuelo materno.

Foto: Colprensa

¿Por qué era importante hacer un documental sobre este personaje?
Mi mamá había dejado de hablar con él durante 20 años y lo conocí poco antes de su muerte. Nos regaló un sobre con dólares, lo que fue raro, pues yo tenía 12 años. Recordando esa escena, empecé a preguntarme por qué fue todo tan extraño.

Me preguntaba por qué nos habían escondido a Tito. Sabía que era el escultor de ‘Los Zapatos Viejos’ de Cartagena. Viendo sus fotos me parecía excéntrico, en su forma de vestir, en sus actitudes y físicamente era muy bonito. También viendo cómo un costeño termina casado con una italiana, que siendo artista había abandonado el arte y se la pasaba andando en su auto convertible. Era fuera de lo común, lo que
es atractivo cinematográficamente hablando.

¿Fue una experiencia muy diferente a la de su abuelo paterno?
Muy distinto porque la imagen de Héctor Abad Gómez es más pública, la gente lo conocía más y sobre todo cuando salió el libro ‘El olvido que seremos’, con un personaje menos polémico y más heróico, es fácil de narrar por no tener tantas contradicciones, mientras que Tito es desconocido para casi todo el mundo, con contradicciones morales y una vida con muchos más grises. Lo único en común es que no los conocí.

¿Fue difícil convencer a la familia?
De Tito casi no se hablaba en mi casa. Causó mucho dolor, en especial a mi mamá y a mi abuela, pero en algún momento les trajo felicidad. Para ellas, es un recuerdo doloroso que no quisieran que se hiciera público. Mientras que mi familia paterna no conoce la privacidad, mi familia materna es muy reservada.

Mi madre nunca quiso aparecer en el documental, solo me facilitó un archivo fílmico familiar muy extenso que fue fundamental para la película. Mi abuela se convirtió en la narradora, pero ella solo quiso mostrarse en imágenes de archivo.

¿Su familia ya lo vio?
Sí, mi tía y mi abuela para quien fue difícil verlo, pero al final aceptó la importancia que tiene plantear preguntas universales, sobre lo que somos como individuos y como sociedad, al verse reflejada en las decisiones de Tito.

¿Los documentales colombianos cuentan ahora con más espectadores?
Esto nos ha sorprendido mucho, y la sorpresa ha sido para la industria cinematográfica al ver que el público para el cine documental ha crecido.

Quizás sea porque no nos hemos contado del todo como país, y las piezas documentales que se hacen actualmente son más cercanas al espectador, mientras que el cine de ficción nacional es más contemplativo y alejado de las emociones.

¿Qué viene para usted y para el documental?
Acabamos de abrir con unos amigos la productora La Selva Cine y esperamos realizar varios proyectos y apoyar otras películas que nos gusten. Y respecto al documental lo queremos estrenar en festivales de Europa y Estados Unidos.

Lea además: 'Una selfie con Timochenko', la otra mirada del proceso de paz en cines

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad