Esta es la guía básica para no llegar al divorcio

Mayo 29, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Tatiana Oliveros, especial para El País.
Esta es la guía básica para no llegar al divorcio

Tenga en cuenta estas señales de alerta que pueden estar acabando con su relación. La sexóloga Gladys Villegas brinda algunas claves para reencantar a su media naranja.

Viven siempre la misma rutina, hablan muy poco de sus proyectos personales; la mayoría de sus conversaciones se centran en los hijos y las relaciones sexuales brillan por su ausencia. Son contadas las ocasiones en que tienen solos una salida. ¡Cuidado! ¡Es hora de despertar y  reencantar a su pareja!

Pero, ¿cómo saber si aún están a tiempo y pueden salvar la relación? ¿Si es posible reconquistar a tu cónyuge?

“Mientras haya amor y la relación no esté cimentada en lo externo, como el cuerpo, el sexo y el dinero, claro que sí”.

Así lo manifiesta la psicóloga y sexóloga Gladys Elena Villegas, quien afirma: “Reencantar al otro solo se puede lograr cuando se tiene amor y conciencia de vivir en pareja. Es muy complicado hablar de reencantar cuando el amor muere y está fundamentado en cosas más externas que internas”.

Si la pareja está llena de virus mentales, es decir, de “todas las creencias erradas que tenemos del amor, como pensar que el hombre es el que siempre debe buscar a la mujer en la intimidad, entre muchas otras, se va a afectar profundamente la relación porque las personas empiezan a reproducir el modelo que tienen aprendido desde el hogar y a generar expectativas con el otro que no son reales”.

Por eso, Gladys Villegas dice que el reencantamiento se puede lograr si se eliminan primero los virus mentales que se tienen.

Precisamente, esta profesional dictará una conferencia el 8 de junio, en la que explicará cómo inciden los virus mentales en el matrimonio y cómo influyen en el reencantamiento. Pero nos dio un adelanto sobre su especialidad: cómo reencantar a la pareja.

 

Actitudes que matan el amorLa rutina, el descuido personal, ver la vida como una carga, la falta de compromiso, no tener la dinámica de renovarse y no reencantarse permanentemente, son actitudes que influyen para que el amor se muera. “Nos acostumbrando a quedar en lo mismo. Las mujeres se van dejando engordar, no  cuidan su cuerpo; los hombres se dedican solo a trabajar, nos vamos poniendo cómodos y hasta irreverentes con el otro. No nos bañamos, no nos preocupamos por vernos lindos. A veces se realizan acciones grotescas y todo se debe a un exceso de confianza con la vida, conmigo y con el otro”. Siempre se debe ser honestos pero sin expresar frases crudas, sino decir la verdad con prudencia. Por ejemplo, decirle a la pareja: “Tú siempre me pareces linda, sin embargo, el vestido para la ocasión de hoy me gustaría que fuera distinto”. Y tenga presente que la mentira afecta a la pareja y rompe la confianza en la relación.
Una relación no puede ser reencantada cuando: No hay validación  de las cualidades y admiración por el otro.Alguno ha montado otro mundo paralelo, es decir, un hogar por fuera de la relación.Alguno no está dispuesto  a leer, estudiar o ir a un profesional para salvar la relación.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad