¿Es posible que un infiel empedernido se regenere?

Abril 13, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Claudia Liliana Bedoya | Reportera de El País
¿Es posible que un infiel empedernido se regenere?

"Toda infidelidad es un síntoma de algo y existen personas que no están hechas para la monogamia", dice Flavia Dos Santos, sexóloga.

Si se atreve a intentarlo, aquí le decimos por dónde empezar.

No es misión imposible, tampoco se logra de la noche a la mañana, pero nada está dicho cuando se trata de cambiar la manera de actuar de un mujeriego empedernido o de un “perro amor”. Las opiniones están divididas y así como hay especialistas que consideran que alguien sí puede convertirse a las lides de la fidelidad, hay otros que son más escépticos.El sicólogo clínico Luis Eduardo Peña, quien realiza conferencias y atiende casos de parejas en crisis, considera que “un infiel se puede transformar siempre y cuando haya voluntad, sincera y genuina de no continuar siendo infiel. Pero cuando la persona tiene un problema de adicción al sexo, ya se vuelve un tema más complejo de manejar y el pronóstico es más reservado, pero no se puede decir con estricta certeza de que no se podría recuperar”, señala. Otros especialistas como Andrés Felipe Castelar, sicólogo y miembro del grupo de estudios en género de la Universidad Icesi, creen que sí es posible el cambio y que en dicho proceso es clave la sicoterapia. “Más que ‘regenerar’, que suena un tanto drástico, es posible lograr que un hombre transforme su relación con la pareja, basada en la idea del compromiso y con un proyecto de futuro más sólido”.Sin embargo, hay profesionales que son escépticos y no lo ven posible. “El comportamiento de infidelidad recurrente es un tipo de conducta bastante difícil de erradicar, por cuanto el impulso sexual trasciende a la obligación de un compromiso y está asociado al placer físico, lo cual hace que genere la alta posibilidad de ser repetido. Incluso, tras la culpa interior o la vergüenza de la sanción social, el infiel no reprime sus impulsos y sigue dando preferencia a la variedad sobre el compromiso”, dice Álvaro Bonilla, sicólogo experto en temas de pareja.(Vea aquí: 10 consejos para transformarse y volverse una persona fiel a su pareja)La pareja: una empresaHarold Estrada, especialista en parejas, del Centro Médico Imbanaco, considera que el manejo de la infidelidad exige un salto heroico, revisar la manera como se construyen las relaciones y desarrollar algo que se denomina fidelidad sistémica “porque nuestra tradicional fidelidad lineal es muy frágil. En ésta yo le juro a ella y viceversa, fidelidad. Solo funciona mientras no me vean”.En cambio, “la fidelidad sistémica implica que tenemos una concepción diferente de la pareja: por un lado somos los seres queridos y por el otro, somos los ejecutivos de la pareja como empresa. Hay que definir los principios, valores y normas de la empresa. Si un cónyuge incurre en infidelidad, claro que se le puede regenerar si se compromete a cumplir con la constitución y las leyes de la empresa. En esta constitución se declara a la pareja como ‘Pareja cerrada’, es decir no se admiten cuerpos extraños”.“Y si incumple el principio, se le saca de la empresa de pareja porque no tiene el perfil para ser ejecutivo de la misma, y no se está ahí para desgastarse lidiando con quien no puede cumplir”, recalca. Sobre confiar en un cambio, Bonilla considera que muchos hombres y mujeres “piensan que es posible cambiar a una pareja que ha sido infiel. Y buscan responsabilizarse en el acompañamiento y en ofrecer alto valor para evitar la infidelidad. El infiel no es infiel porque encuentre vacíos en la relación sino porque prefiere la variedad”, agrega Bonilla.Y aunque algunos estudios señalan que hay infieles por cuestiones de genética, Estrada anota “somos mamíferos polígamos por naturaleza. Los castores, lobos, cisnes, pingüinos etc., son monógamos por naturaleza. La incidencia del gen de la poligamia varía de un sujeto a otro. Para algunos sus niveles de dopamina, feromonas, hormonas etc., son muy altos y les es imposible la monogamia, pero no se les puede tildar de enfermos”. Para la sexóloga Flavia Dos Santos en un proceso de transformación, el infiel debe preguntarse “qué estoy buscando, qué quiero, qué proyecto para mi vida. Así la persona va encontrando su propio camino. No hay una fórmula secreta, lo que existe es el autoconocimiento”.Tipos de infielesGloria Cecilia Ramírez, sicóloga y directora de Escuela de Vida, los expone: “Los infieles, de manera constante y recurrente, asumen la infidelidad como un aspecto normal dentro de las relaciones, ya sea por la cultura en la que han crecido, las creencias que tienen sobre el amor o porque dentro de su escala de valores esto no es considerado algo grave. Para ellos, dejar de ser infiel no es sencillo porque en lo profundo de su sicología la infidelidad hace parte de lo normal”. “Y los infieles en momentos específicos de su vida o en medio de alguna de crisis de pareja, si quieren transformar este comportamiento y comprometerse a con una relación, podrían avanzar en un proceso de cambio”.Encuentre aquí 10 consejos para transformarse y volverse una persona fiel a su pareja

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad