Entrevista con Tony Dalton, quien encarna a Roberto en Señor Ávila
ENTRETENIMIENTO

Entrevista con Tony Dalton, quien encarna a Roberto en Señor Ávila

Julio 23, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Juliana Londoño | Reportera de El País
Entrevista con Tony Dalton, quien encarna a Roberto en Señor Ávila

Tony Dalton regresa en el papel protagónico de el Señor Ávila, primera serie latina para HBO que este domingo estrena su tercera temporada.

El País habló con él en Ciudad de México y esto fue lo que nos contó el asesino a sueldo que ya ha destruido su vida personal.

"Matar bien para vivir mejor” es la filosofía que rige la primera serie original de HBO para América Latina, Señor Ávila, drama que  relata la historia de  un asesino a sueldo, y la doble vida que mantiene para convivir con sus propios demonios.  Esta producción retoma la clásica idea de los clanes o sociedades secretas de asesinos, en la cual Ávila ha ido ascendiendo paso a paso. Dentro de lo novedoso y que llama la atención al espectador es su contexto, pues la mayor parte de la historia se desarrolla en Ciudad de México, reconocida como una de las ciudades más peligrosas en el mundo, y en un país atrapado por las mafias, lo que hace que dicha sociedad secreta sea más verosímil. El País habló en Ciudad de México,  en una mansión repleta de estatuas,  con su protagonista  Tony Dalton, quien interpreta a Roberto Ávila,  el  asesino a sueldo que ya ha destruido su vida personal y, ahora, se concentra en mantener el poder en su manos en esta nueva temporada. ¿Cómo se ha sentido con la evolución del personaje? Ha cambiado mucho. Era un vendedor de seguros con esposa y un hijo y una vida alterna de asesino a sueldo y ahora es el jefe de todos los asesinos, así que se mete más en el mundo  oscuro y ya no hay vuelta atrás.   La primera temporada fue sobre  la familia y el trabajo, la segunda fue sobre su nuevo cargo y el ser humano y sus problemas, ¿qué se puede esperar  de esta temporada? Lo veo como el tercer acto de una historia donde Ávila  asume el destino que le tocó.  Es un antihéroe que sale del cliché  y hay que tener en cuenta que esta tampoco es una historia contada con los parámetros de melodrama a los que el público latino está acostumbrado. Son pocos capítulos por temporada y eso hace que sea todo mucho más intenso. Y la verdad es que él, a pesar de ser  malo, malo, es un  personaje muy entrañable.  ¿De todos los personajes que ha interpretado sería este uno de los favoritos?  Por mucho  es uno de los personajes que más he disfrutado. Me gusta mucho el guion, la forma en la que está filmada a serie, que  es algo que no me  había tocado antes en cuestión de tiempos y de calidad. Es como un sueño porque nos da mucho tiempo para darle una vuelta al personaje y hacer las cosas con mucho cuidado.  ¿Hay alguna escena especial que recuerde? Muchas. En la primera temporada tenía que matar al personaje de mi esposa y ese día fue muy complicado porque para Ávila era lo ultimo que quedaba de su corazón humano. En la escena él se queda  en un plano abierto con su esposa muerta en la cama, la verdad ahora que lo pienso,  fue una toma muy difícil de hacer y de interpretar. ¿Por qué sería un pecado perderse esta temporada?  Es la cumbre de la historia. Ya no hay más arriba, llegó hasta el tope. Todo lo que sigue de Ávila es una caída inevitable. Es el pico de la montaña y esta es una montaña rusa increíble. Hay personajes que encasillan a los actores. ¿Le teme a eso? Creo que cada quien va haciendo los personajes como quiere. Hace poco hice un personaje parecido con Kate del Castillo y lo hice tierno, débil y fiel, y nadie se imaginó que fuera el mismo personaje escrito en el guion, porque de hecho me buscaron por Ávila. Tu le das el giro al personaje que quieras. El papel de Anthony Hopkins, en el Silencio de los Inocentes,  es el asesino más despiadado del cine, pero había mil formas de interpretarlo y no creo que él le tuviera miedo a seguir haciéndolo.  Un malo más malo Carlos Aragón interpreta a Iván Alcázar, mano derecha del Señor Ávila.  ¿Qué es lo que más le ha gustado de interpretar a su personaje? Habitar estos mundos oscuros,  con los que los  humanos comunes y corrientes ni soñamos. Eso es una gran fortuna. ¿Cuál ha sido el mayor desafío? Enfrentarme con mis monstruos para sacar algunas rudezas. Hay una escena en la primera temporada en la que yo ultimaba al hijo de Ávila. Fue un instante en escena, pero fue con saña y cuando la vi, quedé aterrado.  ¿Cómo describe  grabar en una mansión llena de estatuas? Esta locación mueve muchas cosas, te hace preguntarte quién vive aquí, porqué llegó al límite de tener miles de estatuas qué tienes en la cabeza  para decorar así tu casa y eso nos permite jugar con los personajes. Hemos tenido la fortuna de estar en unas locaciones estupendas y súper tenebrosas. ¿Cómo actúa la gente cuando lo ve en la calle? Tengo cara de malo y creen que se van a encontrar con el personaje, pero después hablamos y compartimos opiniones sobre la serie.  

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad