Ellen DeGeneres, del abismo a la cima
ENTRETENIMIENTO

Ellen DeGeneres, del abismo a la cima

Marzo 09, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Ellen DeGeneres, del abismo a la cima

Ellen reinventó el formato de ‘talk show’ americano y lo convirtió en un programa de conversación inteligente y divertido.

La protagonista de la gala de los premios Óscar fue la actriz, presentadora e ícono gay Ellen DeGeneres. Su vida, del abismo a la cima.

Dentro de los preceptos religiosos de una familia cristiana, Ellen DeGeneres y su hermano Vance crecieron en Nueva Orleans, Louisiana, hasta que sus padres se divorciaron.Descendiente de familia francesa, inglesa, alemana e irlandesa, Ellen tenía 16 años cuando Elliot DeGeneres, vendedor de seguros, y su madre Elizabeth Jane (Betty), agente inmobiliaria, se divorciaron. Al tiempo, su mamá se casó con Roy Gruessendorf, también vendedor. En Atlanta, Texas, terminó el colegio, trabajó como vendedora de ropa y camarera, pero regresó a Louisiana y se matriculó en Ciencias de la Comunicación en la Universidad de Nueva Orleans. Después de un semestre, dejó las clases y fue secretaria en un bufete de abogados hasta que empezó a ver el humor como opción de trabajo. La idea surgió en una de las tantas noches en que entretuvo a sus amigos con sus cortos pero divertidos monólogos. De las fiestas privadas pasó a bares y cafeterías hasta formar parte del Club de la Comedia de Clyde, en Nueva Orleans. Tras ser elegida en 1982 como ‘La persona más graciosa de EE. UU.’ en una competencia nacional, no tardó en hacer de las suyas en ‘The Tonight Show’. Llegaron papeles breves en series de TV., hasta que debutó como protagonista en la comedia ‘These Friends of Mine’, y fue tal el éxito que tras la primera temporada el show cambió su nombre al de ‘Ellen’.Por su genialidad para la comedia, fue elegida como la número 16 entre los 100 mejores monologuistas de todos los tiempos de Comedy Central.Para la periodista y escritora María Eugenia Sierra, Ellen “reinventó el formato de ‘talk show’ americano y lo convirtió en un programa de conversación inteligente y divertido, que enganchó a un público cansado del morbo de los programas lastimeros”. Aunque ‘Ellen’ mantuvo un rating alto, en 1997, tras su salida del clóset, la producción fue retirada. Todos creyeron que su carrera había terminado. Pero si declararse lesbiana le trajo problemas en un comienzo, dice Sierra, “ahora los gays la adoran y el resto de la población la respeta por su honestidad”.“Tuvo la valentía de salir del clóset cuando Estados Unidos no era el país ‘pro gay’ que es ahora. Hace 16 años aún existía discriminación hacia la diversidad sexual. Creo que hacer pública su orientación sexual dentro del contexto de su show y haciendo humor, le dio naturalidad”, dice Danya Ríos, directora de la revista lésbica www.pulsat.cl Tardó tres años en regresar a la televisión y en convencer a su madre de su inclinación sexual, quien afirma en su libro ‘Love, Ellen’ que se sintió “estupefacta” ante la confesión de su hija, pero actualmente colabora con la asociación de padres y familiares de gays y lesbianas (PFLAG) y es portavoz del grupo HRC Proyecto Saliendo (del armario).“Ellen es un ícono para la comunidad lésbica. Que sea reconocida y admirada, que viva su orientación sexual en libertad, es positivo para todas las mujeres que aún viven dentro del clóset por el miedo a la discriminación”, anota Danya Ríos, activista por la visibilidad lésbica.Camila Chaín, directora de contenidos del Sistema W Radio Colombia, se confiesa fan número 1 de la conductora. “A ella la veo como una mujer poderosa, auténtica, líder; y desde lo personal, es el espejo en el que me miro. Es la mujer que refleja lo que quiero ser y decir”. Su programa de entrevistas ‘The Ellen DeGeneres Show’ lleva 11 temporadas y 45 premios Emmy ganados. La presentadora y actriz Alejandra Azcárate, seguidora de Ellen, opina que la clave de su éxito es su autenticidad. “En los Óscar, logró lo que ningún presentador había podido: convertir a todos esos personajes inalcanzables en personas del común, cercanas, divertidas, que comen pizza, que ríen, que se paran para tomarse una foto y la revisan para ver si salieron bien”. Ellen ha sido la única presentadora de EE.UU. que ha sido maestra de ceremonias de premios como el Grammy, el Emmy y el Óscar. Habrá Ellen para rato. Mujer con mujer“Me sentí aislada, rechazada”, dice Ellen DeGeneres sobre los tres años que pasó fuera de la pantalla tras declarar, en la serie de TV. que protagonizaba, que era lesbiana. “En esa época no era tan fácil admitir la homosexualidad como lo es ahora”, dice.Durante un año entero, Ellen estuvo pactando con ABC su salida del clóset y la de su personaje, Ellen Morgan, la neurótica treintañera con problemas de socialización y librera, en la serie del mismo nombre: ‘Ellen’. En ‘The Puppy Episode’, 46 millones de personas vieron cómo Ellen Morgan y Ellen DeGeneres hablaban sobre su orientación sexual.Fue el 30 de abril de 1997, en un episodio doble que ganó gran cantidad de premios y en el que aparecieron lesbianas famosas y actrices heterosexuales. Ellen terminó de destaparse en las páginas de la revista Time y en ‘The Oprah Winfrey Show’ frente a un público en estudio del que hacía parte su pareja, Anne Heche.Pese al éxito de ‘The Puppy Episode’, ABC decidió no renovar la polémica serie para una quinta temporada. La serie y Ellen DeGeneres en persona, recibieron ataques, dada la homofobia que imperaba en los medios de comunicación. El telepredicador Jerry Falwell se refirió a ella como ‘Ellen DeGenerada’, a lo que ella dijo: “¿Me llamó así de verdad? ¿Ellen DeGenerada? Eso lo vengo oyendo desde cuarto de primaria”. Hasta Anne Heche, con quien duró tres años y con quien actuó en ‘If These Walls Could Talk II’ (‘Si estas paredes pudieran hablar’), dejó a Ellen en esta mala racha. Y la cambió por un camarógrafo con quien se casó y tuvo un hijo, pues ya no la llamaban para actuar en películas. No obstante Heche, tras la ruptura con Ellen, tuvo una crisis profunda e intentó suicidarse. Ellen, mientras tanto, sanaba heridas. Se dejó ver un año después con Alexandra Hedison hasta que en 2004 vio a la actriz y modelo Portia de Rossi (Nelle Porter en ‘Ally McBeal’) en una sesión fotográfica, e hicieron ‘click’. Portia tenía pareja, Francesca Gregorini –hijastra del baterista de los Beatles, Ringo Star-. Nueve meses después se reencontraron en una gala de VH1, en la que saltaron chispas. Al día siguiente rompieron sus respectivos compromisos y se fueron a vivir juntas. Portia (35 años) y Ellen (50) se casaron en el año 2008. Ese año, Ellen admitió haber sufrido abusos sexuales en su adolescencia por parte de su padrastro, que aprovechó la enfermedad de su esposa (cáncer de mama) para ‘tocar’ a Ellen en busca de presuntos tumores y “pasó a más cosas”, dijo ella, quien aclaró que lo hacía público para que los adolescentes reconocieran cuando decir “no”, pero que no tenía que ver con su condición. “Siempre he sido lesbiana”. La primera en romper el corazón de Ellen, a los 21 años, fue una poetisa dos años mayor, Kathy Perkoff, que murió en un accidente automovilístico. Y mitigó su dolor escribiendo ‘Una llamada a Dios’, monólogo con el que debutó como cómica y que le dio el galardón de Showtime a la ‘Más divertida de EE. UU.’ en 1984.Su relación con Portia no es apta para diabéticos, tampoco el video que montó Ellen en su show por el cumpleaños 40 de su esposa en 2013. Sean Heyes representó a Ellen y esta, vestida como Portia, narró su historia de amor. En 2006, DeGeneres salió ilesa de un accidente automovilístico con Portia, en Sunset Boulevard. La pareja ha sobrevivido al asedio de la prensa. Hace poco Ellen se burló de la revista Star al decir que ella y Portia se estaban separando. “Ni una pizca de cierto. Estoy felizmente casada. Lo único que discutimos es quién ama más a quién y si dejaremos que un canguro nos lleve en su bolsa. Yo lo haría, ella no”.Para la periodista colombiana Camila Chaín, Ellen “es una mujer que no pierde su lado femenino a pesar de que muestra mucho su lado masculino. Y en temas personales, casi que ni lo revela al público, no es de las que están contando lo que sucede en su vida privada. Ella se debe a sus seguidores y vive su amor en libertad. Es impecable la manera como lo maneja”. Ellen en frasesActúa, baila, canta y reparte pizza. Esa es Ellen DeGeneres, quien ha sido comparada con la gran Oprah Winfrey por su revolucionario aporte a la TV y a la cultura de masas. Promotora de una televisión adictiva con contenidos inteligentes e ideas surrealistas, si hay algo que la identifique son sus frases hilarantes: “Soy lesbiana, acuariana y vegetariana”, dice. Así, sin temor a herir susceptibilidades, presentó el 4 de noviembre de 2001 la gala de los Emmy, que estuvo a punto de ser cancelada en dos ocasiones tras los atentados del 11 de septiembre de 2001, y soltó una frase memorable: “Se nos dice que sigamos con nuestra vida como siempre porque no hacerlo sería dejar que ganaran los terroristas y, en verdad, ¿qué podría alterar más a los talibanes que una lesbiana de traje, frente a una sala llena de judíos?”Otra de sus frases demoledoras la soltó en la reciente ceremonia de entrega de los premios Óscar: “Ha venido uno de los mejores imitadores de Liza Minelli que he visto nunca. Buen trabajo, señor”, dijo, cuando se trataba de la verdadera Liza. También sorprendió a los graduados de la Universidad de Tulane, en Nueva Orleans, en su discurso: “La vida es como un desfile de carnaval, pero en vez de mostrar tus senos, muestra a la gente tu cerebro”. Camila Chaín, directora de contenidos del Sistema W Radio Colombia, considera que al ser “una de las diez mujeres más poderosas de Estados Unidos, ella sabe que lo que diga, le llega a mucha gente. Maneja un humor inteligente. En cada frase dice verdades, sin herir susceptibilidades para que reflexionemos”. También, pasa de la mordacidad a la sutileza con reflexiones sobre la inclusión social: “Aprendí compasión al ser discriminada muchas veces”. “No soy activista, no me gusta la controversia. No soy política, pero defiendo con pasión la igualdad de derechos, tanto derechos humanos como derechos de los animales”.Para Danya Ríos, directora de la revista www.pulsat.cl y activista por la visibilidad lésbica, “sus frases apuntan a una concientización sobre la diversidad sexual. Ayuda a la igualdad de derechos y a que exista menos discriminación”. Su frase de enmarcar, acerca de la igualdad es: “Preguntar quién es el hombre o la mujer en una relación de personas del mismo sexo, es como preguntar quién es el tenedor en unos palillos chinos”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad