Ella es Julieth Restrepo, la actriz que interpreta a la santa colombiana Laura Montoya

Agosto 04, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Su papel en ‘Laura, la Santa Colombiana’ la nueva serie del Canal Caracol, ratifican a Julieth Restrepo como una de las actrices más cotizadas del cine y la televisión colombiana.

[[nid:450938;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/08/julieth-restrepo.jpg;full;{Más de 11 películas, 5 galardones nacionales como Mejor actriz y más de 15 telenovelas dan cuenta de su trabajo. El personaje, el director y la historia son las claves para elegir. Foto: Andrés Oyuela | Especial para El País}]]

Julieth Restrepo regresó a Medellín casi una década después de que se marchara para  probar suerte en el mundo de la actuación en Bogotá. 

Volvió por la puerta grande,  como una de las protagonistas de  ‘Laura, la Santa Colombiana’  la nueva serie del Canal Caracol; con una amplia trayectoria a cuestas y varios proyectos por delante, que la ratifican como una de las actrices más cotizadas del cine y la televisión colombiana.

Ella interpreta la versión joven de Laura Montoya, una mujer revolucionaria que se negó a aceptar el  destino de las mujeres de su época para entregar su alma a Dios y trabajar por las comunidades desamparadas del país.

Laura fue una rebelde en su generación, ¿cómo fue usted?

 Me fui de la casa cuando cumplí 19 años. Les dije a mis papás: “Me voy a cumplir mi sueño de ser actriz. Chao”. Ellos nunca se habían enfrentado  a una decisión mía y ese fue el momento más radical. Ahora miro hacia atrás y me digo: “Acababa de cumplir 19, ¿qué estaba haciendo?”. Pero creo que cuando uno defiende las cosas y es consecuente, la vida te premia por eso, así es como veo a Laura y eso me motiva.

¿Qué tal la trató Bogotá?

Cuando llegue hice de todo, vendí ropa, hice botones publicitarios, carnets de colegios, vendía cosas en cafeterías, nunca paré ni me dio pena. En Bogotá solo he tenido una época pequeñita en la que no trabajé y me dedique a hacer ropa para niños y a pintar cuadros,  pues me encantan el dibujo y el diseño. 

¿Cree que a la gente la va a gustar la serie basada en Laura Montoya?

Sí. Este es un proyecto importante para mí y para el país. Con los otros proyectos la gente no sabe que esperar, en cambio de Laura Montoya se tiene mucha información, además que es una persona muy querida por todos los colombianos. 

¿Qué admira  de la vida religiosa?

El celibato no lo practicaría y me parece muy valiente la persona que tome una decisión de esas porque a mí,  por ejemplo, me  gusta  explorar, conocer cosas, viajar y renovarme constantemente y ellos se cierran a una sola vida y eso tiene un precio muy alto. Sin embargo, apoyaría a cualquiera que quisiera seguir ese camino y  lo que me gusta de Laura es su convicción para enfrentarse a cualquier obstáculo.

¿Cómo eran las jornadas de grabación?

Era feliz  con Adelaida Buscató,  Pilar Álvarez y José Restrepo, quienes interpretan a mi familia,  porque cantábamos todo el día, nos inventábamos canciones, tratábamos de tomar el calor terrible con calma. Estábamos a 38 grados centígrados más la ropa de la serie, así que era pesado pero fuimos muy felices, aún hablamos y nos mandamos chistes.

Últimamente ha tenido mucho trabajo, ¿cómo lo maneja?

En ocho años me he dado solo unas semanas de vacaciones. Siempre estoy haciendo cosas. La gente se sorprende y a veces sufre más que yo porque piensan que estoy muy cansada,  pero creo que parte del oficio es seguir haciéndolo para mejorar cada vez más.

 Soy una persona disciplinada porque no quiero perder tiempo, quiero disfrutar esta etapa y la vida me ha recompensado por eso. Desde pequeña fui organizada, juiciosa y muy disciplinada. Trato de no perder el rumbo y es muy fácil mantenerlo porque hago lo que me gusta.

Ha hecho muchos tipos de personaje,  ¿cómo hace la elección?

Si le puedo decir sí a todo, lo hago. Ahora no me estoy matando tanto porque tenía días donde grababa tres cosas diferentes y ahora estoy un poco más tranquila,  le dedico un día a cada cosa y eso me ha permitido probar un poco de todo. Ahora  estoy muy metida en el tema de la producción.

¿Cómo es con su familia?

Son  mi prioridad, si ellos están bien yo también lo estoy. Tengo delirio de mamá y soy muy intensa con eso. Con mi novio soy muy tranquila, en mi casa no me inculcaron las peleas, me enseñaron a hablar. Procuro ser muy equilibrada con ellos.

Un sueño para cumplir...

Quisiera ser mamá. Tener un hogar como el que me dieron mis papás. No quiero dejar de tener una familia por mi trabajo.

¿En qué se da gusto?

En ir a un restaurante y comer rico. También me gusta comprar ropa en los viajes.

¿Cómo describiría la sensación de verse en televisión?

No me gusta, me critico mucho y pienso que lo podría haber hecho mucho mejor. También pienso, “tan bonito haber hecho eso”, y siento la satisfacción de poder ver algo que hice  y que a la gente le gusta y con lo que se siente conectado. Es un reto muy grande y verlo materializado es algo muy bonito.

‘Sin retorno’ y ‘Tiempo final’ fueron sus primeros trabajos, ¿alguna vez ha vuelto a ver estos trabajos?

No. Hace poco renové mi ‘reel’ y ví imágenes de ‘Al final del espectro’ que fue mi primera película, es terrible. Ahora creo más en mí y me doy la libertad de disfrutarlo y de arriesgarme.

¿Le gustaría  trabajar en otro país?

Me llama la atención Estados Unidos,  quisiera explorarlo aunque hay que estar donde hay trabajo. No me gusta estar cómoda ni encasillarme con un solo personaje o formato. Disfruto ponerme a prueba. Si me dedicara a hacer una sola cosa, estaría rendida.

¿Algún chisme que la ofendiera?

Hace poco leí un titular que decía que había decidido cambiar una parte de mi cuerpo que no me gustaba,  y realmente  me había operado los ojos por miopía. El titular sonaba a cualquier cosa menos a lo que era. Estoy muy alejada de los chismes y no sé mucho qué es lo que se dice de mi.

Un consejo que  le dieron sus papás...

Que siempre fuera consecuente con los valores que me enseñaron y eso tiene que ver con el respeto hacia mí y hacia el resto de las personas. Cuando me gané mi primer premio me dijeron: “Estamos orgullosos de ti, pero recuerda que es una responsabilidad mayor y siempre debes ser humilde,  porque no eres más que nadie”.

[[nid:450939;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/08/julieth-restrepo-santa-laura.jpg;full;{Julieth Restrepo es una de las protagonistas de ‘Laura, la Santa Colombiana’ la nueva serie del Canal Caracol.Foto: Especial para El País}]]

Sobre Laura Montoya Upegui La serie  ‘Laura, la Santa Colombiana’, se estrenó en medio de la polémica originada por las declaraciones de las Hermanas Misioneras de María Inmaculada y Santa Catalina de Siena, fundadas por la Santa Laura Montoya, quienes expresan que en la producción se inventan “amoríos y diálogos que jamás existieron y que afectan el honor de la religiosa”. Según Julieth,  la serie tiene mucha realidad, porque “nos basamos en los ocho libros que escribió Laura y entre ellos su diario de casi 1.200 páginas. Además hay museos y aquí en Antioquia todo el mundo sabe de ella, porque la prima, del primo, del primo estudió con ella (risas), así es. Además grabamos en El Retiro, Santa Fe de Antioquia y La Ceja, entonces hubo mucho material.  Ya su personalidad y forma de ser la construí por intuición, porque era una mujer fuerte, pero queríamos que la gente la viera humana y se enamorara de ella”.  En su camino,  Laura Montoya  enloqueció a presidentes de la República pidiéndoles que la ayudaran a defender a los indígenas. Aprendió catío, se vistió como ellos y vivió durante muchos años perdida en la selva. Asediada por un ala de la Iglesia que la consideraba desobediente, altanera y problemática, decidió en 1930 ir a buscar al Papa en Roma para que le diera reconocimiento a su comunidad. Murió sin recibirla pero en el 2013 fue reconocida como la primera santa colombiana. 

 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad