El video del Distrito de Aguablanca que sorprendió al salsero Issac Delgado

El video del Distrito de Aguablanca que sorprendió al salsero Issac Delgado

Septiembre 18, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Por Ossiel Villada Trejos, Jefe de Redacción Online de El País

El cantante cubano, que actúa este viernes en el Teatro Jorge Isaacs, le contó a El País la sorprendente historia que lo relaciona con los habitantes del barrio Mojica.

¡Cosas que solo pasan en esta Cali salsera del alma! Sorpresas como esa ya se la habían llevado en años pasados Richie Ray y Bobby Cruz, Johnny Pacheco, Celia Cruz, Papo Lucca, Raphy Leavitt. Y esta vez el turno fue para Issac Delgado. El ‘Chévere de la Salsa’ recién había terminado una gira y estaba de nuevo en casa cuando alguien lo llamó por teléfono. La voz al otro lado de la línea le preguntaba por ese video casero, sabrosón pero bastante improvisado, en el que Issac es protagonista de una escena casi surrealista. 

“¿Eso fue en Cuba?... ¿En qué calle, en qué barrio?”. Pero el cantante no entendía. No recordaba haber dado ningún concierto como el que mencionaba su interlocutor. Sencillamente, no sabía de qué le hablaban. Entonces lo buscó por internet y cuando lo vio se quedó casi sin palabras, conmovido y emocionado. Y todavía hoy, cuando narra lo que sintió, se estremece contándolo.

“Yo no sabía que eso había sido aquí en Cali. Y la verdad es que esa es una canción que grabé por allá en los 90 y me tocó volver a montarla con mi orquesta porque me han hablado tanto de ese video en Europa, en Japón, en todas partes. Los caleños son los verdaderos artífices del éxito de esa canción. En todos lados me hablan de ellos y me preguntan cómo se hizo eso… y yo no sé”.

Gilberto Cárdenas Quintero, representante de Issac en Colombia y el hombre de confianza de los grandes artistas salseros que buscan actuar en nuestro país, me explica todo el misterio del asunto. 

El video fue grabado a eso de las 7:00 a.m. del 1 de enero del 2014, en una de las calles del Barrio Mojica, Comuna 15 de Cali. Y la famosa canción es ‘Por qué paró’, grabada por Issac en 1995. 

Como en tantas otras calles del Oriente caleño, en Mojica la celebración del 31 de diciembre y la bienvenida del nuevo año es una fiesta muy distinta a la que se vive en otras partes de la ciudad.

Allá, en el corazón noble y negro del Distrito de Aguablanca, la rumba callejera elimina por unas horas las fronteras invisibles, las diferencias de raza, los límites de la mentira, los colores verde y rojo de la pasión futbolera, y el barrio se funde por completo en la calle, con el desenfreno del tambor.

Y la escena, repetida ya más de 26.000 veces en Youtube, resulta de verdad surrealista: la calle es estrecha, larga, casi infinita como un solo de piano de Rubalcaba, pero está poblada, hasta donde el ojo alcanza, de centenares de cuerpos que bailan sobre el duro pavimento mientras el sol los abraza con sus primeros rayos.

Hay gente bailando, con sus mejores trajes, en los andenes, en las escaleras y hasta en los techos de las casas aún sin terminar. La campana, el guiro y el ‘guaro’ van y vienen a su antojo. La harina ya hizo su fiesta propia en el lugar. Un bailador marca la clave con sus pies, otro lleva en su cintura el ritmo sinuoso de los metales de la Salsa y uno más dibuja en la espalda de su pareja las notas invisibles del piano. 

Y desde las potentes columnas del sistema de sonido la voz de Issac Delgado se eleva sobre todas las cabezas, alimentando la hoguera. Casi como si el artista estuviera allí mismo, de cuerpo presente lanzando una señal desde la tarima, la multitud le hace un coro sabroso y desafiante. Un coro que se convierte en consigna y mandato para vivir en júbilo cada minuto del año que se inicia: “Yo no voy a parar… con la gente del barrio sabrosa voy a cantar… Yo no voy a parar, ni aunque venga la Policía… yo no voy a parar”.

El barrio Mojica carga el estigma de ser señalado como una zona peligrosa del oriente caleño. Y la Policía, en efecto, esa mañana prefirió no ir. Pero esta vez por un motivo muy distinto, que resumió de manera perfecta el internauta Darwin Caviedes cuando subió su video a YouTube: “El ‘corrinche’ de la gente en la ciudad de Cali es el mejor: sol goce y sabor, nada de peleas... ¡que viva Cali! 

[[nid:464595;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/09/isaac-delgado.jpg;full;{El cantante cubano, que se presentará este viernes en el Teatro Jorge Isaacs a partir de las 8:00 p.m., habló del cariño especial que tiene hacia Colombia, de sus nuevos proyectos musicales y hasta del barrio Mojica. Conozca los detalles.Elpaís.com.co}]]

Issac Delgado, que en la noche de este viernes 18 de septiembre actúa en el Teatro Jorge Isaacs, sabía que su música era reconocida en Cali. Sabía que muchos de sus éxitos hacen parte de la historia de las salsotecas caleñas. Que su pasado glorioso junto a tantos artistas le había abierto un espacio en el corazón de los melómanos locales. Pero me confiesa que nunca había visto ni imaginado algo así. 

Y me dice que se muere de ganas por hacer un concierto en Mojica; en esa misma calle que tanto conoce sin haber estado nunca allí, abrazando a tanta gente que lo abrazó en aquella mañana clara. Siente que tiene una deuda pendiente con esos bailadores anónimos enloquecidos. “Ellos pusieron esa canción en el mapa mundial. Y les debo una presentación allí. Y te juro que si me llevan voy de gratis”. 

Issac tiene en Cuba hijos y sobrinos que, como tantos jóvenes de las nuevas generaciones de la isla, prefieren bailar reguetón y otros géneros urbanos.

Le pregunto si eso no es una señal clara de que la Salsa puede estar en vía de extinción. Y antes de irse me contesta con una reflexión a la que llegó con el video de Cali: “Por cosas como las que muestra ese video es que la Salsa nunca se va a acabar. Porque es la música de la gente que madruga a las 6 a trabajar, pero también a bailar”.  

La boletería para la presentación de este viernes está disponible a través de Colboletos y en las taquillas del teatro Jorge Isaacs. Mayores informes en el teléfono 661 1111.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad