El sueño de Anddy Caicedo se llama salsa
ENTRETENIMIENTO

El sueño de Anddy Caicedo se llama salsa

Enero 06, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Verónica Gómez Torres
El sueño de Anddy Caicedo se llama salsa

El tercer disco de Anddy Caicedo se llama ‘Todo esto tengo para vos’, que contiene ocho canciones, la mitad compuestas por él y las otras por su padre Nino Caicedo.

El caleño Anddy Caicedo canta y actúa en la nueva telenovela del Canal RCN, que se estrenará pronto.

Un solo ‘golpe’ de salsa bastó para que a Anddy Caicedo se le abrieran dos puertas al mismo tiempo en Bogotá. La primera le dio paso a su música para que se convirtiera en la banda sonora de la nueva telenovela de RCN ‘Un sueño llamado Salsa’ y la segunda lo condujo a la actuación. Es así como en los próximos días el caleño, ex integrante de la orquesta Guayacán, debutará por partida doble en la pantalla chica, cuando se escuchen los temas de su segundo disco ‘Essential’ y cuando revele su talento histriónico junto a Valerie Domínguez y Andrés Toro.Anddy interpretará canciones con ritmos como boogaloo, mambo, son montuno y guaguancó que hacen parte de la telenovela, que está inspirada en las escuelas de baile de Cali y que ya está al aire en países como Estados unidos, Nicaragua, Costa Rica, Guatemala y Ecuador, donde sostiene cifras de rating dominantes y se ha convertido en la producción más vista en internet en toda Europa.De la mano de este éxito viene también la proyección musical de Anddy, lo que ha logrado que sus presentaciones en vivo no se hagan esperar para el 2012, especialmente después de que ‘La Pelotica’, primer sencillo de lo que será su nuevo trabajo discográfico, ‘rebotarᒠalto en las emisoras del país. ¿Cómo termina actuando en una producción a la que inicialmente sólo le iba a hacer la banda sonora?Fue muy chistoso, yo iba a una entrevista con los productores de Fox Telecolombia para que me contarán lo que musicalmente estaban buscando para la telenovela, pero al final de la reunión me dijeron: ‘¿no te gustaría ser parte del elenco? Toma estos dos personajes, léelos, apréndelos y presentanos un casting que te queremos en la novela’. ¿Y con qué personaje se quedó?Con el de Manolo, quien es como yo, pero un poquito más buena gente (risas). Él es el hermano adoptivo del protagonista. Manolo es un buena onda, el que siempre está feliz, y se desvive por la familia que lo recogió de la calle. Su sueño en la vida es la música y vive con una pena de amor.¿Vio en este oportunidad un buen trampolín para su carrera musical?Yo no fui buscando ser actor, mi objetivo es la música. Pero sí, la novela va a ayudar a que la gente conozca mis canciones.¿La telenovela si es fiel a la cultura de la salsa en Cali?Total, contamos con la participación del grupo Swing Latino, campeones mundiales. Además la gente de Fox hicieron una investigación muy larga de las escuelas de salsa en Cali. Esta telenovela mostrará la realidad de cómo bailarines que son campeones mundiales de la salsa no tienen ni para comer un pan. Esas y otras situaciones que pasan aquí en Cali y muchas personas desconocen se conocerán a través de ‘Un sueño llamado salsa’.¿Qué tan buen bailarín es de salsa?Yo me crié prácticamente en un tarima. Entré a Guayacán a los 17 años, entonces me acostumbré a bailar para la gente, pero cuando tengo que hacerlo con una pareja siento que no soy buen bailarín, me falta más.¿Osea que como buen caleño no les dio cátedra de salsa a los demás actores?Cuando Andrés Toro, el protagonista y quien es manizaleño, comenzó a grabar la novela era demasiado cuadriculado, pero hoy día es un excelente bailarín, da miedo, tanto que no soy capaz de bailar al lado de él (risas).¿Cómo fue trabajar con Valerie Domínguez?Muy chévere. Valerie es una mujer de un gran profesionalismo, mientras grabábamos la novela ella estaba en plenas audiencias por su caso, pero siempre se mostró muy dispuesta a todo y con buena actitud.¿Volvería a ser parte de una orquesta?En este momento no. El maestro Jairo Varela me invitó a su grupo y le dije: ‘Es un honor que me invite a ser parte de su grupo, pero en este momento tengo que pensar en mí’. Para ser cantante de una orquesta puedo tener 60 años, pero ahora que soy joven quiero alcanzar mis propias metas. Yo vivía muy cómodo bajo el éxito de Guayacán, hasta que decidí salir a tocar puertas, es bueno chocarse a veces en la vida.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad