El reto de Alicia Vikander para la nueva película de Tomb Raider

El reto de Alicia Vikander para la nueva película de Tomb Raider

Marzo 26, 2018 - 11:45 p.m. Por:
Redacción de El País 
El reto de Alicia Vikander para la nueva película de Tomb Raider

Alicia Vikander tuvo que recurrir a una dieta nutricional exigente y a extenuante entrenamiento físico para poder interpretar a la heroína de acción del filme ‘Tomb Raider’.

Especial para El País

La nueva versión de ‘Tomb Raider: Las aventuras de Lara Croft’ logró en su semana de debut una taquilla de 210.280 espectadores en 428 salas del país, y desplazó a ‘Pantera Negra’ al segundo lugar con 157.489 personas en 267 salas del país.

A 15 años del estreno de la última de las películas de la primera saga de Tomb Raider, Lara Croft tiene la revancha. Y la elegida para interpretarla esta vez fue Alicia Vikander. Todo un reto personificar a una de las heroínas de videojuegos más populares de los años 90, que en el pasado fue encarnada por Angelina Jolie.

El camino para transformarse en la temeraria arqueóloga buscadora de tesoros no fue sencillo. La ganadora del Óscar se sometió a un duro método de entrenamiento que lleva el nombre de su inventor: Magnus (Lygdbäck), y fue precisamente él quien acondicionó personalmente a Vikander.

La actriz practicó actividades como tiro con arco, artes marciales mixtas y escalada de rocas. Además tenía totalmente prohibido ingerir cierto tipo de alimentos. Debía comer cada tres horas, sin importar si tenía o no hambre.

Lea también: La película con sello caleño 'Virus Tropical' gana premio en el SXSW

Magnus fue quien entrenó a Ben Affleck para convertirse en Batman y a Alex Skarsgard para interpretar a Tarzán, en 2016. Su método consta de una combinación de ejercicios, nutrición inteligente y psicología deportiva, que induce a afrontar el entrenamiento como lo haría un deportista.

De ahí que, siete meses antes de iniciar el rodaje, Vikander comenzara un plan de alimentación con el fin de ganar masa muscular y, paralelamente, se ejercitaba con pesas y ejercicios de movimiento para ganar elasticidad.

Tres meses después, la actriz tenía un plan de levantamiento de pesas de 5 a 6 veces por semana, alpinismo, boxeo y artes marciales combinadas. Dos meses antes de comenzar a rodar inició un nuevo plan de alimentación y bajó el tiempo de entrenamiento.

De acuerdo con Usa Today, que entrevistó al entrenador personal Lygdback (que también entrenará a Gal Gadot para la segunda película de Wonder Woman), Vikander tuvo que ganar 7 kg. de masa muscular para el papel de Lara.

Lygdback dice que los primeros días de preparación de Vikander implicaron mucho entrenamiento de fuerza, mucha comida y un mínimo de ejercicio cardiovascular.

Y aunque en un comienzo el aumento de peso fue complicado para Vikander, quien siempre ha sido muy delgada, Lygdback animó a la actriz insistiéndole que así lograría la apariencia de una heroína de acción.

Pero además Vikander aprendió a patear y a golpear como los atletas de artes marciales mixtas, para ello tuvo que hacer muchísimas sentadillas, flexiones y lanzamientos de pelota medicinal, en rutinas de una hora al día, durante siete días a la semana, antes del rodaje. También trabajó abdominales y espalda para evitar lesiones a la hora de practicar las luchas.

Ese entrenamiento lo complementó con escalada en roca, natación y habilidades de artes marciales mixtas más intensivas, como estrangulamientos y otro tipo de llaves. Revela el entrenador que la actriz “es dura y trabajadora” y no escatimaba en madrugar, a las 4:00 a.m., para iniciar sus rutinas.

Lygdbäck, que también ha entrenado a Michael Fassbender, marido de la actriz, explicó que el secreto para lograr los abdominales esculpidos radica en trabajar el ‘core’ (los músculos de la pared abdominal). Ella practicó abdominales isométricos, estáticos o dinámicos entre los que no faltaron planchas y elevaciones de piernas, ideales para trabajar la parte inferior del abdomen.

Para definir los oblicuos, los ejercicios se centraron en abdominales con rotación. Y uno de los días de entrenamiento semanal lo dedicó a ejercicios para fortalecer y definir el abdomen.

Sobre la dieta nutricional de un héroe de acción, Vikander confiesa que no hay que limitarse a pechugas de pollo y verduras, ya que la heroína tuvo un menú muy variado.

Por ejemplo, al desayuno podía consumir tres huevos escalfados (los alimentos se calientan en agua), aguacate y café; el almuerzo incluía pescado, pollo u otras proteínas, carbohidratos de digestión lenta como patatas o quinoa (además de vegetales) y, para cenar, ternera, pollo o pescado, incluyendo arroz integral, quinoa o batata y 30 gramos de grasas saludables provenientes del aceite de oliva, aceite de coco o aguacate. Y entre comidas, refrigerios ricos en proteínas. Según Magnus “puedes hacer un duro entrenamiento y después disfrutar de la comida”.

Sobre la película 

Dirigida por Roar Uthaug (The Wave), ‘Tomb Raider’ es protagonizada por Alicia Vikander como Lara Croft, una joven de familia adinerada cuyo padre desapareció hace varios años. Desde entonces, Croft se niega a aceptar que está muerto y, por tanto, no acepta heredar sus millones.

En cambio, vive una vida normal y atlética, trabajando como mensajera en Londres y entrenando en artes marciales mixtas, pero un día descubre una pista acerca de la desaparición de su padre que la hace comenzar una aventura a una isla remota con la esperanza de
encontrarlo.

Para algunos, Vikander le da una inesperada humanidad a su personaje, que la distancia de la supermujer robótica que encarnó Angelina Jolie.
El argumento recoge elementos de los dos últimos juegos de 'Tomb Raider', que desde 2013 han reformulado la serie original, convirtiendo a Lara Croft en una aventurera intuitiva, vulnerable pero dispuesta a todo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad