ENTRETENIMIENTO

"El Reguetón no desplaza a la salsa, le ayuda": Cano Estremera

Noviembre 09, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa

Cano Estremera en su visita a Cali en mayo del 2011.

El reguetón para lograr permanecer en el tiempo, ha tenido que reinventarse con nuevos sonidos como el ‘chichoky’ caleño, el ‘salsatón’ de Puerto Rico y retomando otros conceptos de la ‘charanga’.

Mucho se ha especulado entorno a la música urbana tropical llamada reguetón, que hace casi una década logró su internacionalización y muchos esperaron que fuera un fenómeno pasajero, una moda como muchas otras en la industria discográfica, pero hoy por hoy es un género consolidado en buena parte de América Latina, por lo que muchos temen que llegue a desplazar géneros consolidados como la salsa o el merengue.Pero lejos de dichos temores están artistas como Los Hermanos Lebrón y Cano Estremera, verdaderos catedráticos del ritmo con una vida entregada a esta música de ritmos antillanos que tuvo su furor entre las décadas del sesenta y setenta teniendo a la Capital del Mundo, Nueva York, como el epicentro de toda su explosión musical.Para ellos, el reguetón en vez de haber desplazado a la salsa, la ha ayudado a mantenerse como el único ritmo fuerte que ha pasado de generación en generación, que gusta desde el más anciano hasta el más pequeño de la casa y la razón es una sola: es el único sonido que en realidad se puede bailar con un gran sentimiento.Para Los Lebrón que visitan Colombia desde hace más de 32 años y desde allí la acuñaron como su segunda patria, la razón por la que este género se mantiene con el tiempo es porque “es una música alegre, que vivirá para siempre, porque hay concursos de baile que se los ganas los colombianos, mientras que no hay concursos de merengue porque ahí no hay nada bailable. Para bailar salsa uno debe saber y a la gente esto le gusta”, comenta Ángel Lebrón.Sin embargo, para lograr permanecer en el tiempo, ha tenido que reinventarse con nuevos sonidos como el ‘chichoky’ caleño, el ‘salsatón’ de Puerto Rico y retomando otros conceptos de la ‘charanga’.Para Ángel Lebrón, una de las caras más conocidas cuando estalló el ‘boom’ de la salsa, casi medio siglo atrás, estos nuevos híbridos no son más que un género diferente, “la salsa original es la callejera, la de nosotros, de los sesenta, que fue una salsa dura y la de ahora va al estilo de la juventud. Y yo lo entiendo porque a nosotros nos pasó igual y mucha gente nos criticaba por el ‘boogaloo’, pero está bien, todo el mundo tiene su gusto”.El ‘boogaloo’ fue ese ritmo latino que nació de la fusión de ritmos afrocubanos y el soul estadounidense. Hace un par de meses los ‘borincaleños’, como muy cariñosamente le dicen a Los Lebrón, lanzaron un nuevo disco llamado ‘El 69’, con el que tratan de recuperar esos sonidos que fueron tan fuertes en esa época en la que la salsa ganó fama mundial.En cuanto al reguetón, estos 'salsomanos' solo pueden decir que "la salsa es muy fuerte, el reguetón es una cosa que los niños de 8 años a 17 años, les gusta, pero cuando ya tienen 26 años no y vuelven a la salsa que le gusta a todo el mundo".Por estos días se encuentran en Colombia Los Hermanos Lebrón junto al puertorriqueño y ‘dueño del soneo’, el Cano Estremera, con más de 35 años de trayectoria musical, en especial en su etapa haciendo etapa en la orquesta de Bobby Valentín.Él también se refirió al momento por el que atraviesa la salsa, lo que fue y lo que será.¿Cómo llegó a ser catalogado el 'Dueño del soneo'?Cuando se utilizó el título del dueño del soneo, lo hicimos porque en ese tiempo se estaba pasando por una etapa en la que el público, por la mucha promoción que estaban recibiendo los cantantes de la salsa aguada esa de los ochenta, estaba perdiendo la noción de lo que era el verdadero cantante de salsa.La gente interpretaba que porque oían canciones de determinado artista en la radio, ya pensaban que eran cantantes de salsa y eso no era así. Se supone que el cantante de salsa debe ser sonero y eso es lo que quisimos, que el dueño del soneo fuera el albacea de ese arte y no se perdiera. La idea era que si querias saber de soneo pregúntame a mi. Lamentablemente este mercado se ha convertido en eso, un público que se deja llevar por solo lo que escucha en la radio.No todos pueden cantar salsa. ¿Cómo un cantante logra ser un buen sonero?Creo que uno debe tener una habilidad innata, un vocabulario extenso, estudiar las rimas, la poesía y todo esto te da una noción de responsabilidad. De decir mira, tengo un buen vocabulario y por necesidad tengo que rimar. Esto es parte de la improvisación, por buena que sea una improvisación, si no rima, pues no sirve, por buena que sea una poesía, si no rima, no sirve. Entonces, eso se une a lo rítmico. Ese es el folclor de todos los países, la herencia africana, la herencia europea, de la cual la salsa se nutre, porque éste es un género que se nutre de todas las tendencias.A pesar de todo, la salsa ha sido ese único género que ha pasado de generación en generación y que sigue gustando tanto a pequeños como a grandes...La salsa ha sido la constante, no creo que la salsa vaya a ser el género masificado que fue en su momento, porque para eso se necesita una tormenta perfecta entre lo que está pasando socialmente, de las comunidades que se van moviendo, qué necesitan, el diario vivir, etcétera. Eso sucedió en los años setenta, pero actualmente no tiene que ser así.Los géneros adquieren popularidad, y después se va especializando como el jazz, la opera, los folclores y no sé si se repitan las coincidencias históricas. En determinado momento pueda ser masificado, ahí estamos trabajando, de hecho yo también me vendo como la esperanza del género porque actualmente hay muy pocas figuras. Sí hay cantantes, pero no da suficiente para cargar un género, porque un cantante cuando canta, se juega al casino, de tener la suerte de que pegue. Nosotros lo que pretendemos es que el público aprenda a valorizar la improvisación y lo que hace el cantante en la tarima.¿Cree que la salsa ha perdido su fuerza por el auge del género urbano?El reguetón no desplaza la salsa, al contrario, la ayuda. Lo que desplaza el reguetón es al merengue, que tenía una domincación de 20 y 30 años. Yo prefiero que esté el reguetón a que esté el merengue. Porque el reggaetón tiene la misma dinámica que la salsa, los reguetoneros tienen que improvisar, tienen que escribir sus cosas y obligatoriamente tienen que rimar. El reguetón a nosotros no nos toca, al contrario, calma al merengue y a la bachata. Si hay algo que decir es que el reguetón colabora con la salsa.En esos términos, está de acuerdo con esos géneros que han sido derivados de la salsa y el reguetón como el 'salsatón'?Eso realmente no tiene ningún sentido, es un disparate, porque el que canta salsatón no canta reguetón. Sería bueno que aparte cantara salsa y el mismo cantara reguetón. Realmente crear la letra para que luego venga un reguetonero a cantarla, no estamos aprendiendo nada con eso. Hay que hacer las cosas con conciencia, este mercado es muy disparatado y quizá la gente que vende discos quiere encontrar una fórmula que resulta en el momento. Esto es genética musical, van a salir cosas bonitas, pero monstruos también.Qué significa para el Cano, compartir tarima con los Hermanos Lebrón?Yo tengo una relación muy cordial con los Lebrón y aparte de eso, en Puerto Rico, también se les reconoce, como en Nueva York y como aquí. Esta es una de las instituciones de los setenta cuando yo estaba cantando, ya esta gente estaba establecida. Colombia es su casa, hacen parte del folclor y para mi es un placer cada vez que tengo la oportunidad, de poder recordar mis tiempos, de valorizar ese legado que ellos ya dejaron y que va a seguir.Qué viene ahora para el Cano? Hace rato no tenemos una producción.Tengo una canción sonando. El tema se llama La Profecia, ha estado sonando todo el año, en Puerto Rico esa la que está mandando la parada, y es algo de la vanguardia del álbum que queremos sacar en febrero. 'Cano Estremera, el mejor de la salsa' se va a llamar el trabajo.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad