ENTRETENIMIENTO

El perfecto marido gay: ¿Hay ventajas?

Febrero 26, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Una escritora mexicana plantea con su libro que ‘Toda mujer debe tener un marido gay’. ¿Hay ventajas?

Contrario a lo que por mucho tiempo han pensado las mujeres, los maridos perfectos sí existen. Reúnen todas las características que conquistan al género femenino: amorosos, cómplices, buenos chefs, les encantan las películas románticas, son excelentes bailarines, tienen buen gusto para vestir, se dan cuenta si has cambiado de peinado, son buenos asesores de imágen porque saben qué está de moda, les encanta ir de compras... Más de 15 años de amistad con un homosexual terminaron convenciendo a la periodista mexicana Susana Moscatel que ‘Toda mujer debe tener un marido gay’, frase con la que tituló su libro, y que no ha pasado desapercibido en las librerías nacionales. “Los gays por instinto saben cosas que nosotros ni siquiera sospechamos, pero también nos entienden emocionalmente. Son lo mejor de dos mundos”, afirma Susana en su libro.Aunque el título no es un planteamiento literal, pues la autora explica que cuando se refiere a ‘marido gay’ es sólo una forma amorosa de referirse al mejor amigo y confidente que muchas mujeres tienen, y no por el contrario incitar a las mujeres a casarse con un homosexual, en el fondo la idea no resulta tan descabellada, teniendo en cuenta estas divertidas ventajas que traería:1. Los gay no viven pensando en sexo todo el tiempo. No pasan gran parte de su tiempo fantaseando, soñando cómo tener sexo, pero saben mucho del tema.2. Son profundamente emocionales. Les encanta ver películas donde los protagonistas pasan una cantidad de obstáculos para estar juntos y al final terminan jurándose amor eterno en un bello atardecer. Y qué decir de las telenovelas, son fieles seguidores y no temen llorar a la par con uno y con la sufrida protagonista. 3. Están al tanto de la moda. Un marido gay jamás le dirá ‘no’ al plan de ir de compras. Nunca le reprochará si invierte mucho dinero en unos zapatos o una cartera. Sabe de sobra que son artículos ‘de primera necesidad’. Un marido gay está convencido que el tamaño de una bolsa de compras es proporcional a la necesidad emocional de una mujer. 4. No son celosos. No le harán reclamos si un amigo de la oficina o del gimnasio le lleva en su carro a casa. Menos si en el centro comercial algún hombre se queda mirándola mientras camina. 5. Son los mejores compinches. Con un marido gay se puede chismosear sin tapujos y criticar la forma de vestir de otras mujeres, sin que le considere una envidiosa o una celosa.6. No la presiona por el sexo. Después de un día de trabajo arduo, un marido gay no te estará esperando para tener sexo con él. Aunque para muchas mujeres la falta de sexo es un punto en contra de un marido gay.7.Tienen buen gusto. Por su alto nivel de sensibilidad, un marido gay aportará buenas ideas para la decoración de la casa. Están al tanto de las tendencias de inmuebles. ¿Qué tan real puede ser eso?“En una relación no se necesitan dos femeninos”, dice la psicóloga Gloria Hurtado cuando se le plantea el título del libro de Susana Moscatel. “Ese pensamiento de un marido gay es de una mujer dominante e insegura. Yo prefiero la diferencia a la igualdad, porque esta sí enriquece”, añade. Para Gloria, las mujeres deben llegar a puntos de acuerdo con los hombres, pero no a la igualdad. La confrontación también es buena, no es enriquecedor tener una pareja semejante a uno.Aunque no hay duda de que los gays son considerados por muchas mujeres como excelentes amigos, para la experta en temas de pareja Alexandra Pumarejo, la idea de casarse con ellos sería algo frustrante. “No me imagino estar de por vida con alguien a quien uno no le atrae sexualmente”, dice la autora del libro ‘De tu lado con Alex’. Sin embargo, Alexandra no desconoce que hay hombres que están muy reconciliados con su parte femenina, “hoy en día ellos están más pendientes de su aspecto físico, les interesa la moda, tienen buen gusto, son buenos amigos y no necesariamente son gays”, sostiene.Según un estudio realizado en la Universidad de Aberdeen, la mayoría de las mujeres prefieren tener a su lado un hombre sensible y tierno. Si bien juegan a responder culturalmente a la imagen del hombre rudo, a la hora de elegir un compañero para su vida, ellas buscan sensibilidad y comprensión. Incluso en la parte sexual, ellas prefieren a un hombre capaz de descubrir sus necesidades más íntimas.Un equipo de investigadores británicos y divulgado por la revista estadunidense ‘Personality and Individual Differences’ concluyó que las mujeres consideran que los hombres con rasgos femeninos son más fieles y se comprometen más en una relación sentimental de larga duración que aquellos demasiado viriles. Sin basarse en estudios, Madonna aseguró hace algún tiempo que: “Los gays son los hombres perfectos para mujeres fuertes. No se sienten amenazados por este tipo de mujeres y generalmente están muy seguros de sus sentimientos y cuidan todos los detalles. Siempre he tenido afinidad con ellos”. Y como ella muchas mujeres más piensan igual, porque exceptuando el sexo, los gays sí se acercan a la pareja ideal.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad