El Mono Sánchez va por la 'gaviota del humor' a Viña del Mar
ENTRETENIMIENTO
Hoy:

    El Mono Sánchez va por la 'gaviota del humor' a Viña del Mar

    Enero 27, 2017 - 12:00 a.m. Por:
    Redacción de El País
    El Mono Sánchez va por la 'gaviota del humor' a Viña del Mar

    null

    El caleño Carlos ‘El Mono Sánchez’, todos los días, dice en voz alta una frase que es como su mantra: “Vamos a hacer el humor hoy”. 

    El próximo 7 de abril cumplirá 51 años, 28 de los cuales ha vivido del chiste  este padre de un joven de 17 años y  fiel hincha del América. 

    Y qué mejor regalo para su carrera y para su vida que haber sido invitado al Festival  Internacional de la Canción de Viña del Mar, a realizarse del 20 al 25 de febrero, en Chile, para presentar su show ‘Somos colombianos y qué’ con la variante ‘O dime si soy latino’.   

    Precisamente este sábado, a las 8:00 p.m., ofrecerá en el Teatro Jorge Isaacs una función en la que mostrará parte de  lo que será su espectáculo en Chile.

    Hablamos con él antes de que emprenda el vuelo por la Gaviota, el máximo premio que otorga el ‘Monstruo’, como es llamado  el público de la Quinta Vergara. Su arma no será el canto sino la sonrisa, aclara, la misma que ha utilizado para el amor: “Dicen que es más fácil conquistar a una mujer por su sonrisa y hacerla reír que tratar de ser amable sin serlo”.

    ¿Ser comediante le ha restado credibilidad con las mujeres?

    Sí, por estar metido en  un mundo de rumba, creen que uno es picaflor, pero cuando ven que uno es hogareño y familiar hay un cambio de pensamiento. Crecí trabajando en sitios de rumba  donde se manejaba mucho licor y eso hizo que le cogiera prevención. La gente pensaba que uno por trago y comida iba a fiestas, yo les decía: “Si quieren les llego comido y borracho”.

    Desde 2011 ingresó  a ‘Sábados felices’. Empezó como invitado. Creció en el humor de la mano de Enrique Colavizza.

    ¿Cómo innovará su show para conquistar al público chileno y a los televidentes?

    ‘Somos colombianos y qué’ es un producto que viene manejándose hace cuatro años, pero esta vez se varía a  ‘Dime si soy latino’. Hablaremos de los latinos como una marca, de cómo somos, cómo nos ven. Variaremos los modismos, adaptados a Chile, pero en especial a un lenguaje internacional.  Vamos a hablar de la madre latina  que siempre dijo “Yo no voy a hacer lo que mi mamá hizo” pero  lo hace. Los pelados de ahora, los millenials, no piensan en trabajar, solo quieren viajar. No quieren sino conocer el mundo, vivir bueno, estudiar una carrera así no les sirva o les guste. 

    ¿Y qué temáticas trata en el show que presentará en Cali?

    Siempre tenemos un invitado especial, esta vez será ‘Mariconsuelo’. Yo tengo un personaje, que es uno de los viejitos sordos en ‘Sábados Felices’, ‘Severo’, que le hablará a la gente  de cómo afrontar la tercera edad, por qué a los viejitos los dejan  con los nietos, cómo hacer el amor después de los 70, qué hacer con un jubilado en la casa, la lucha de un  colombiano desde los 62 hasta los 65 para poderse pensionar. Luego  va Mariconsuelo y después yo con lo que voy a hacer en Viña del Mar.

    ¿Cómo surgió la invitación a Viña del Mar?

    Me llamaron en el 2015 para asistir al Festival de 2016, pero yo no había dimensionado lo que la gente en Chile maneja respecto al humor. El Festival Internacional de la Canción  de Viña del Mar es de cantantes, la gente va a concursar por una Gaviota, pero en los previos siempre hay un humorista, y así no concurse, para el público asistente,  16.000 personas por noche, el humorista debe ganarse una Gaviota.  

    Los chilenos dan prioridad a los humoristas locales y si es un extranjero tiene que ser muy bueno. Yo he vivido de la mano de chilenos casi toda mi carrera, en especial de Don Francisco y hace unos días en  el sitio web chileno Emol.com se  resaltó mi labor de la mano del animador  chileno durante 20 años, pero el año pasado yo decliné,  les quería dar a los humoristas chilenos el espacio que se merecen.  La sorpresa es que me volvieron  a llamar este año y han sido siete meses ajustando detalles técnicos, cambios en los efectos y en lo audiovisual, todo adaptado a la Quinta Vergara. Mucha gente de la colonia chilena que conozco hace más de 20 años me han colaborado mucho.

    "Trabajando para una empresa chilena, invité al presidente de esta  a Sello Negro Bar, donde yo me presentaba. Me dijo que  tenía que escoger entre mi trabajo o presentarme allá. Elegí los chistes”, Carlos ‘El Mono’ Sánchez, comediante.

    ¿Cuándo viaja y cuándo se presenta?

    Viajo el 20 de febrero, estamos en previos el 21 y la gala conmigo es el 22. Estaré en el escenario la misma noche que Isabel Pantoja quien   hará un homenaje a Juan Gabriel. Ella  maneja el público que he tenido en 28 años de carrera y eso me tiene muy contento, porque de todas las noches será la del público adulto,  en las  otras  van Maluma, J Balvin y  Olivia Newton-John.

    ¿Quién le puso ‘El Mono’ y quién le dice hoy en día Carlos?

    Alfredo Palacios Rivera me puso el remoquete de ‘El Mono’ una noche   que llegué al Rancho de Jonás, de Cali,  y  me pidieron que reemplazara al imitador de planta  que no había llegado. Me presentaron como “‘El Mono’ Sánchez  que actúa  los domingos en el Kilómetro 18”. Me  subí a contar dos chistes y terminé  quedándome media hora.  Don Jonás me ofreció trabajo allí, jueves, viernes, sábado y domingo, en un horario ‘vampiro’, dormía de día y trabajaba de noche. Ahora solo en mi casa me dicen Carlos cuando están bravos. Inicialmente fui el payaso de   la casa, luego el cuentachiste, cuando aparece  Pásela Chévere  en  el año 93 en el primer programa de humor por Telepacífico, ya era humorista, y  cuando llego a ‘Sábado Gigante’ con Don Francisco, para mi papá ya era comediante.

    "A veces paso por antipático. Vivimos en un mundo de redes sociales donde no  podés decirle a la gente  tus gustos  deportivos, culturales, políticos o religiosos”. 

    Comienzos  en el colegio

    “Hace 28 años  decirle al papá que uno se iba a dedicar a payasear, no era fácil. En quinto de primaria presentamos una parodia de la serie en blanco y negro: ‘Raíces’, yo era el único esclavo mono”, cuenta ‘El Mono’.“En décimo iba perdiendo español y para recupera hicimos una obra de teatro. Me llegó desde Argentina un disco de Les Luthier. Llamé a cuatro compañeros y conseguimos instrumentos y sin video,  sólo por audio, montamos Les Puthier, duraba 40 minutos. Visitamos muchos  colegios de Cali y pasé la materia”, agrega.
    VER COMENTARIOS
    CONTINÚA LEYENDO
    Publicidad