ENTRETENIMIENTO

"El mejor vino es el que más nos gusta": María Isabel Mijares

Julio 31, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Paola Guevara, editora de Sé.

Que el vino sin pretensiones sabe mejor, sostiene la enóloga española María Mijares, invitada a Expovinos.

Lo dice sin señal de sonrojo: “Hay que dejar que los jóvenes tomen vino en vasos plásticos, en el vaso de la gaseosa, que le pongan hielo si quieren y si les sabe mejor el vino con limón que lo beban así”. No se trata de una anarquista,  sino de la mujer  que más sabe de vino en España: María Isabel Mijares, química, enóloga, presidenta del equipo Team (Tecnología Enológica y Alimentaria), experta vitivinícola de las Naciones Unidas, miembro de la Real Academia Española de la Gastronomía y directora de la guía Repsol de los Mejores Vinos de España. Sí, casi nadie. Añade con la serenidad que le da haber dedicado cuatro décadas de su vida al conocimiento profundo del vino: “Detesto la palabra ‘maridaje’. No me gusta, como no me gusta toda esa terminología de expertos que está bien para la gente de la industria pero que de cara al público solo logra espantar, alejar, intimidar a las personas y hacerlas sentir que el vino es una cosa muy seria e inalcanzable”. Lejos de toda pretensión, afirma que el mejor maridaje es “el que le guste a usted”. Si alguien prefiere los pescados con vino tinto, que lo beba. Si otro prefiere un blanco  fresco y  fragante, no debe sentir temor de disfrutarlo con carnes rojas si eso es lo que le apetece.  “Qué aburrido es el matrimonio como para hablar de maridajes en el vino”, dice Mijares, quien nos compartió un método simple para que los lectores descubran qué vino les gusta con qué comidas:  “Preparen un plato de su comida favorita en casa y sirvan cinco copas de diferentes vinos. Prueben cómo sabe la comida con un vino, luego con otro y así con todos, hasta llegar a una conclusión: Este es el que me gusta más con tal comida”. De esta forma, explica, cada persona puede ir construyendo sus propios referentes de sabor y puede, con base en su gusto, ir ensayando combinaciones y alianzas entre platillos y vinos.  En especial, considera que el público joven no tiene tiempo para convertirse en experto en los aspectos técnicos y aburridos del vino, así que habría que facilitarles las cosas y hablarles menos de “taninos” y “filoxera” y más de disfrute, placer y alimento.   Lo mismo aplica para todo aquel que se ha sentido “indigno” del vino o que ha creído que está reservado para gente cultísima o de ceño fruncido. Si esta experta tuviera que dejarles un mensaje a los colombianos durante su paso por Expovinos 2015, este sería: “En cuestión de vinos no hay reglas. Su gusto manda. Está prohibido prohibir”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad